Google+

sábado, 21 de octubre de 2017

DUI vs 155


Cataluña. ¿Qué hacer?

Hoy es el día en el que el famoso número 155 estará en boca de gran parte de la ciudadanía. Se anunciarán los pasos que piensan dar unos y otros, pero visto lo visto, lo más sensato que he leído hoy viene de la mano de Jauregi, en El Correo en un artículo que titula como aquel famoso libro de Vladímir Ilich Uliánov, alias Lenin: ¿Qué hacer?

Aunque parezca que hay varias alternativas, realmente, solo queda un camino:

En algún momento, ojalá que Rajoy vaya al Congreso (no solo al Senado) y explique sus planes. Que diga claramente cómo piensa aplicar el artículo 155, especificando qué, cuánto y cómo. 

Pero, por favor, que al mismo tiempo ofrezca a Cataluña una vía de negociación clara y cierta de un nuevo Estatuto en el marco de una reforma constitucional. 

Que les diga a los catalanes que les ofrece no uno, sino dos referendos. El primero, junto a todos los españoles, para aceptar una nueva Constitución, y el segundo solo a ellos, simultánea o sucesivamente al primero, para que los catalanes encuentren una nueva manera de ser Cataluña y estar en España y en Europa. 

Para ganar esta batalla, hay que reconquistar a los catalanes, romper el bloque nacionalista y ganarse a la mayoría que no quiere la independencia, pero que quiere más Cataluña.

viernes, 20 de octubre de 2017

Lluis Llach se equivoca se "estacas", pierde los papeles y llama “cerdos” a los líderes de la Unión Europea

El cantautor y diputado Lluis Llach, en un pleno del Parlamento catalán, en Barcelona, en abril. Se equivoca de "estaca", se confunde de enemigo. ¡Lástima! Es evidente que los ánimos están más encendidos que nunca en Cataluña. Las horas previas a la aplicación del artículo 155 de la Constitución española han lanzado a los líderes del proceso de independencia al paroxismo. Pero que Lluis Llach, diputado autonómico y cantante de renombre, haya llegado a llamar a los líderes de la Unión Europea "cerdos", por no opinar como él, deja en evidencia que se equivoca con las "estacas" que hay que arrancar en este país.

28-Enero. Elecciones catalanas

Pues ya tenemos otra fecha que en breve se nos hará familiar. Cerrado el acuerdo entre PP y PSOE.

Parece que a Puigdemont le quedan dos opciones. Las convoca él o se las convoca la "oposición". Conociendo al personal no me atrevo a asegurar quién será.

jueves, 19 de octubre de 2017

Regular, gracias a Dios

Estando ya muy mal, cuando a Labordeta 
le preguntaban cómo estaba 
éste respondía con sorna que “regular, gracias a Dios”. 
Algo así podría decirse de la situación en Cataluña.

Rajoy pensativo: ¿Vereda o ... ?

Si el Tribunal Constitucional
ha tumbado todas las leyes en las que 
ha basado las locas ensoñaciones
y su marcha contra historia
del Sr. Puigdemont,
que nadie se pregunte 
dónde vamos a parar,
porque lo que urge 
es parar a Puigdemont.
No le duelen prendas,
tiene el papel de mártir asumido,
pero sería un error que lo consiguiera.
Tendremos que evitarlo.
Y como nos escribe
 Alcántara en Vocento
habría que meterlo en vereda,
reconducirlo al camino.
Mejor eso que meterlo en la cárcel.

Parece que a Rajoy
sólo le quedan las dos opciones.
Vereda o cárcel.
Con la primera ha fracasado.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Fuego


Difícil de explicar lo que siente cualquier persona razonable 
al ver la naturaleza arder, las personas morir, 
la vida desaparecer... de manera tan absurda.

Los pirómanos, esos seres repugnantes, los peores terroristas, 
que aniquilan la vida en todas sus formas, incluida la humana...
personas que mueren quemadas en sus vehículos, 
animales quemados vivos y bosques llenos de vida 
convertidos en cenizas, esa es vuestra obra...
la obra del mal en su máxima expresión... 

Solo les pararemos cuando los políticos,
decidan aplicarles la ley más dura posible, 
se les tiene que tratar como terroristas, lo que son.

Mañana, otra vez, otro día D.


martes, 17 de octubre de 2017

A vueltas con los políticos presos que no son presos políticos.

Los líderes de la ANC y de Òmniun no han sido enviados a prisión por sus ideas, sino por un delito de sedición previsto en el Código Penal de una democracia avanzada como España.No existe una definición universal aceptada para “preso político”, aunque podría ser descrito como una persona arrestada por sus actividades políticas, especialmente si son críticas o muestran oposición a un Gobierno no democrático. 

Pero para avanzar en el tema, recordemos que presos políticos reconocidos por todos fueron:
. Nelson Mandela: fue encarcelado a principios de los sesenta por "conspiración contra el Gobierno"; en realidad, por movilizarse contra el apartheid que sumía en la miseria a la raza negra en Sudáfrica. Casi treinta años entre rejas. Tras ser liberado, se convirtió en el primer presidente negro de su país.
. Václav Havel: burgués, dramaturgo de éxito. Nacido en la República Checa. Puso en juego su éxito para defender los Derechos Humanos y criticar la censura previa ejercida por el régimen comunista, lo que le llevó a ser sucesivamente encarcelado.
. Martin Luther King: símbolo de la defensa de los derechos del colectivo afroamericano en los Estados Unidos. Activista también contra la desigualdad y la Guerra de Vietnam, entre otros asuntos. Llegó a elegir la cárcel a modo de protesta, otras veces no le quedó más remedio. Fue asesinado en abril de 1968.
. Mahatma Gandhi: dirigente más destacado del movimiento de independencia indio. Combatió al ejército británico con huelgas de hambre y una desobediencia civil no violenta. Fue encarcelado en varias ocasiones. Poco tardó en convertirse en héroe nacional.

Tampoco creo que sea difícil consensuar que los que siguen a continuación son algunos de los pocos políticos presos:
. Luis Bárcenas: tesorero y senador del Partido Popular. En junio de 2013, el 
juez Ruz decidió su ingreso en prisión incondicional por su implicación en la trama Gürtel y la aparición de la contabilidad B del PP. El magistrado rechazó ponerlo en libertad por encontrar riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. En enero de 2015 fue puesto en libertad después de que su familia aportara 200.000 euros de fianza.
. Ignacio González: presidente de la Comunidad de Madrid entre 2012 y 2015, sucesor de Esperanza Aguirre. A mediados del pasado abril, fue detenido por su implicación en la operación Lezo. Permanece en prisión desde entonces.
. Francisco Granados: consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid entre 2008 y 2011. Estuvo en prisión entre el 31 de octubre de 2014 y el 14 de junio de 2017 por su implicación en el caso Púnica.
. Gabriel Urralburu: presidente del Gobierno de Navarra entre 1984 y 1991. Fue condenado a 11 años de cárcel tras el descubrimiento del caso Roldán. En 2001, el Supremo rebajó a 4 la condena. Se le concedió la libertad condicional en 2003.

Son muchos los que faltan en este último grupo, pero por centrarnos en el tema catalán, aquí deberían de estar, siempre presuntamente, también los Pujol, y alguno "Más" de su entorno, simplemente por robar, por ser políticos que han robado descaradamente a la hacienda pública y a su comunidad. Estos, por mucho que insistan algunos de sus seguidores, nunca podrían ser denominados presos políticos, serían lógica y simplemente políticos presos.

La pelota en el tejado de ...

domingo, 15 de octubre de 2017

El “procés” y el sindicalismo catalán

Uno de los éxitos más determinante del discurso del independentismo en Catalunya ha sido el haber conseguido que también algunos sectores de la izquierda y del sindicalismo en Catalunya hayan hecho suyo la repetida idea que “Lo nacional y lo social van unidos”, como si fuera un axioma que significa que "no hay solución a los problemas sociales sin independencia". Así lo han venido repitiendo los principales líderes del movimiento independentista y así lo expresa también, con meridiana claridad, el MANIFIESTO de Sindicalistes de CCOO per la Independència i la República Catalana cuando afirma “la independència de Catalunya i la construcció de la República Catalana és l’única solució per aconseguir una societat méjusta, socialment progressista i lliure”. 
nuevatribuna.es/opinion/quim-gonzalez-muntadasl
Es un mensaje potente y eficaz que se repite desde todos los sectores ideológicos, sean ultra liberales o antisistema, que apuestan por la independencia. Ha servido para arraigar la idea en gran parte de la sociedad catalana, de que la esencia de los problemas sociales que padecemos y su solución se explica principalmente partiendo de dónde se ejerce el gobierno. Y no por el ideario de las políticas que se aplican. Dicho de otra manera, nos dicen que lo esencial no es si el gobierno es de derechas o de izquierdas, progresista o conservador. Así, dicen, lo determinante es si gobierna desde la Plaza Sant Jaume o desde la Moncloa. 
Lo que explica, que durante estos últimos años el eje sobre el que ha girado la discusión y la movilización social en Catalunya, también por una parte de la izquierda catalana y de las organizaciones sindicales, haya sido el conflicto territorial, respondiendo a la idea de que “lo nacional primero y lo social después”. Y ha servido para reafirmar la tesis del nacionalismo entre amplios sectores de la clase trabajadora: “sin independencia, nuestros males no tienen remedio”.
Esta tesis ha permitido a la derecha nacionalista, que ha gobernado durante décadas Catalunya, diluir su responsabilidad de los déficits que padecemos en aquellas materias de las que ha tenido plena responsabilidad por estar transferida sus competencias.
Constituye un grave error aceptar, desde una parte del sindicalismo y la izquierda, que "no hay solución a los problemas sociales sin independencia”. Es aceptar la falacia del enemigo externo común y afirmar que los déficits que padecemos nosotros (Catalunya) son a causa de ellos (España), en lugar de responsabilizar a las injustas políticas económicas y sociales que han compartido el Govern de Catalunya y el Gobierno de España y que provocan un reparto injusto de la renta y la desigualdad de oportunidades.
Esperemos que el sindicalismo catalán evite cometer ese grave error, por el bien de los valores e intereses que representa, de subirse, o dejar que le suban, al árbol equivocado de la independencia para evitar que nos pille el toro verdadero que son los problemas sociales.
Vienen jornadas trascendentales que reclaman a las dos grandes organizaciones sindicales de Catalunya, CCOO y UGT, acierto y claridad en sus planteamientos y valentía para defender su autonomía. 

Un sueño de Puigdemont