Google+

sábado, 6 de enero de 2018

Europa y Turquía

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha frenado en seco las aspiraciones de Turquía de integrarse en la Unión Europea (UE), aunque abogó por ofrecer a ese país una salida más realista en forma de "cooperación o asociación". Por fin, desde la cúpula de la Unión Europea el mensaje es claro y no admite dudas. Un mensaje razonable que no admite dudas desde la política realista.

Ha dejado claro que será mejor para todos repensar la fórmula de la relación entre la UE y Turquía antes que insistir en una adhesión quimérica que hoy por hoy es una "hipocresía" que ha "fatigado" por un lado a los turcos y por otro a los europeos que veíamos con preocupación esa boda imposible.

La UE no siempre ha hecho bien con Turquía, porque ha dejado creer que había cosas posibles cuando no lo eran, ha cansado a gente que eramos proeuropea y ha alimentado el cinismo. La opción de la "cooperación o asociación" que se plantea con Turquía podría extenderse a otros paises limítrofes, y a algunos que ya están dentro pero quizas podrían dar un paso atrás, bien como el caso del Brexit o bien porque su incorporación fue demasiado prematura.

El escándalo de confundir a los niños vallecanos

Los hay que siguen pensando que es un escándalo confundir a los niños vallecanos con mensajes ajenos a la Navidad. Aún habiendo dejado un juez claro que la drag queen no se tenía que bajar de la carroza, que lo suyo era un acto legal: vamos, tan legal como el artículo 155.

Es verdad que en el acto de la Natividad ni los evangelios de Mateo y ni los de Lucas –un tanto contradictorios, por cierto- solo dan vela en el nacimiento de Jesús a tres Reyes Magos de Oriente y a unos pastores, pero no es menos cierto que al corralón de Belén debió acudir todo el que quiso hasta completar aforo.
Hasta un caganer, ¿no? ¿Por qué no pudo acudir a adorar al niño entonces una drag queen? En el evangelio de Brian, según la versión de Monty Python, unas mujeres disfrazadas de hombres participan clandestinamente en una varonil lapidación. ¿Pudieron algunas de estas intrépidas barbudas colarse llevadas por la intuición femenina de que aquello sería el primer belén de la historia?


viernes, 5 de enero de 2018

De gaviotas ... y buitres


Sobre la prisión permanente revisable"
suena razonable pensar que
lo que es permanente no es revisable 
y lo que se revisa no es permanente
que no endurece las penas 
y solamente aporta “populismo punitivo“.

No tiene una duración mayor 
porque obliga a la propia ley a revisarla.

En definitiva,
una idea propia de un buitre disfrazado de gaviota
o de una gaviota que quiere ser buitre.

De carrozas rodantes y carrozas mentales. Bien por Vallecas.

eldiario.es/zonacritica/Censurar-carrozas-diversidad-LGTBI
Subyacen muchos prejuicios y estereotipos crueles en las críticas, para nada inofensivas, que se están vertiendo contra la Cabalgata de los Reyes Magos del madrileño barrio de Vallecas. Bajo el argumento, aparentemente incuestionable, de "preservar la tradición" se esconde cobardemente el sector más ultraconservador de nuestra sociedad. Un grupo minoritario de mujeres y hombres con suficiente poder político y económico y que anda resentido con quienes cuestionan sus privilegios y ponen en jaque el estatus social que ocupan. 

Otro año más, no le perdonarán jamás a Manuela Carmena que permita que en la noche de Reyes participen tres mujeres (una cantante de hip hop, una artista de cabaret y una cantante drag queen) en una carroza temática sobre igualdad y diversidad que recorrerá uno de los distritos de la capital.

No corren buenos tiempos para quienes quieren cambiar las cosas de forma inclusiva y teniendo presente el principio de universalidad y no discriminación. Precisamente por ello, más que nunca, hace falta una carroza que promueva la fuerza y la magia de la diversidad, la igualdad y la tolerancia entre la gente más pequeña y con más futuro de nuestra sociedad. 

jueves, 4 de enero de 2018

Junqueras, el ciudadano republicano y de izquierdas de profundas convicciones religiosas

Uno tiene que reconocer que está hasta el gorro, y más allá, del "process català" y, sobre todo, como en muchos otros temas, del morbo y del tratamiento que da la prensa más "influyente" a las declaraciones de uno y otro cuando les ponen un micrófono en la boca.

Y, cuando uno cree que ya la capacidad de sorpresa de unos y otros ya no puede dar mucho de sí, nos encontramos con las declaraciones del señor Junqueras, quien ha debido manifestar, siempre según fuentes "habituales" y que no han sido desmentidas por sus partidarios, que se debe revisar su prisión preventiva porque él es un "hombre de paz" con convicciones religiosas.

No voy a dudar de las creencias de nadie, ni de su derecho a publicarlas a los cuatro vientos. Ahora bien, que un presunto político de izquierdas alegue o recuerde sus "creencias religiosas" para que su pena se vea atenuada, no dice, en mi opinión, nada a su favor, a no ser que se esté descojonando del jurado, y en ese caso, lo entendería, aunque no pueda compartirlo.

Quienes tendrían que encontrar la salida a la situación en Catalunya se encuentran inhabilitados por su propia trayectoria para hacerlo

www.eldiario.es/zonacritica/Puigdemont-Rajoy
Carles Puigdemont y Mariano Rajoy se han inhabilitado con su conducta para ser president de la Generalitat y presidente del Gobierno de España. 

No hay manera de salir del círculo vicioso en que se encuentra la relación de Catalunya con el Estado mientras sean ellos los que tengan la responsabilidad de dirigir la comunidad autónoma y el Estado.

Cada uno de ellos ha tenido una trayectoria a lo largo de estos últimos años, más de diez en el caso del Presidente Rajoy y aproximadamente tres en el caso del president Puigdemont de la que están prisioneros. 

Carecen de margen de maniobra para decir y hacer algo distinto de lo que han dicho y han hecho en estos últimos años. Es el propio entorno de cada uno de ellos el que los tiene maniatados.

Quienes tendrían que encontrar la salida se encuentran inhabilitados por su propia trayectoria para hacerlo. ¿Lo acabarán entendiendo así quienes tienen que entenderlo?

miércoles, 3 de enero de 2018

El tamaño importa cuando se quiere ser atractivo

El 2018 ha empezado, como es costumbre en la televisión pública, con dos personajes mediáticos que se hicieron en Euskadi (Ane Igartiburu y Ramón García) presentando desde la Puerta del Sol la gala de nochevieja.
www.vozpopuli.com
la_tribuna_de_carlos_gorostiza
Ongi-etorri-Kepa
Por otra parte, parece que se confirma que el ondarrutarra Kepa Arrizabalaga será el fichaje de invierno del Real Madrid, al que llega proveniente de la cantera del Athletic. Y también parece que el disgusto en San Mamés y en Ibaigane (sede del club) es de pantalón largo.
Sería interminable, la lista de vascos que, atraídos por las mejores oportunidades de Madrid o expulsados por la escasez de ellas allí, andan por aquella villa incómoda, caótica, apresurada, ruidosa e irresistiblemente atractiva tal vez gracias a esos mismos defectos, y a otras virtudes, que también las tiene.
En el mundo televisivo y en el deporte es donde estas mudanzas resultan más visibles, pero desde luego que hay muchas más. Hace poco se conocía el dato de que en los últimos 15 años, Euskadi ha perdido el 45% de sus trabajadores de menos de 35 años de edad, 10 puntos más que el ya altísimo descenso en la población de jóvenes. A algún lugar se habrán ido.
Más allá de los cabreos monumentales que se cogen los hinchas rojiblancos, lo cierto es que en Euskadi sí que existe conciencia de la fragilidad que nos genera la fuerza de atracción de ciudades como Madrid y otras. Puede que a esa certeza contribuya la limitada población vasca ya que solo Bilbao y Vitoria superan en habitantes a Móstoles, Alcalá o Fuenlabrada y cuando no siendo tantos, la gente se va, poco a poco se acaba notando.
El tamaño importa cuando se quiere ser un lugar atractivo, y más en un tiempo en el que la seguridad laboral se ha esfumado. La corriente natural siempre ha discurrido inevitablemente hacia los grandes núcleos urbanos, donde hay más problemas, pero también más posibilidades. 

martes, 2 de enero de 2018

Hacer posible mañana lo imposible hoy

Aunque no podamos cambiar todo lo que quisiéramos, ni en la medida en que nos parece deseable, sí está en nuestras manos trabajar para que en el futuro suceda eso improbable que no está a nuestro alcance como sujetos aislados. 

Quién sabe si, al describir un día la cadena causal de un cambio social, ese acto aislado (como la inmolación de Mohamed Bouazizi, aquel joven tunecino que desató la primavera árabe o la denuncia de la actriz Ashley Judd contra el acoso sexual en Hollywood), pueda ser identificado como el que desató la reacción colectiva, el que fue imitado y terminó por formar una gran cascada. 

Por eso estamos obligados a hacer bien aquello que nos toca. Como nunca sabemos del todo si nos quedaremos solos o seremos el comienzo de un cambio, hagamos bien lo que tenemos que hacer por si acaso alguien culmina lo que empezamos.

El gran problema de nuestros sistemas políticos

El gran problema de nuestros sistemas políticos es la inestabilidad debida a que no se realizan los cambios necesarios. 

¿Alguien ha tomado nota de cuántas veces hemos exigido cambiar de modelo productivo, un pacto educativo o la reforma de la Constitución? 

Más que palancas, iniciativas o puntos de Arquímedes, la física social está llena de vetos, bloqueos, inflexibilidad, impedimentos y rigideces.

2018


domingo, 31 de diciembre de 2017

Catalunia, la gran coartada del año 2017 para Rajoy

La ha utilizado como tapadera de todas las vergüenzas propias y ajenas, nacionales e internacionales, Cataluña es la odiosa madrastra política y mediática que nos prohíbe ver más allá del 'procès'.

En el año de Trump, los refugiados, la "aporofobia", las 'fake news', el hundimiento del chavismo y la murga de 'Despacito', los españoles seguimos tragando con la cantinela marianista de una recuperación económica basada en la precariedad y los bajos salarios. Es socialmente injusto. 

Último ejemplo claro: Esta semana, en la rueda de prensa-balance del presidente del Gobierno en Moncloa. Resulta curioso observar cómo la atención preferente de los medios se ha centrado en una fecha. La que se fija para la constitución del Parlamento catalán alumbrado en las urnas, en vez de hurgar en los casos de corrupción judicial y política abiertos y por los que M .Rajoy debería de mostrarse, por lo menos, preocupado

Pero también nos perdemos la geografía del odio fuera de nuestras fronteras, que va a sufrir modificaciones con la derrota militar del ISIS en la zona sirio-iraquí. Nos atiborran de lecturas sobre las andanzas flamencas de Puigdemont y llegamos cansados a las novedades sobre un choque de trenes bastante más cruento que el del separatismo catalán con el Estado español. Me refiero a los baños de sangre en nombre de Dios (Marsella, Londres, Berlin, París, Bruselas, Barcelona). Y a la guerra entre el fanatismo yihadista que desprecia la vida (incluida la de los suyos, lo cual les da una ventaja operativa evidente) y los que amamos la vida en esta parte del mundo. (blogs.elconfidencial.com)