Google+

viernes, 5 de enero de 2018

De carrozas rodantes y carrozas mentales. Bien por Vallecas.

eldiario.es/zonacritica/Censurar-carrozas-diversidad-LGTBI
Subyacen muchos prejuicios y estereotipos crueles en las críticas, para nada inofensivas, que se están vertiendo contra la Cabalgata de los Reyes Magos del madrileño barrio de Vallecas. Bajo el argumento, aparentemente incuestionable, de "preservar la tradición" se esconde cobardemente el sector más ultraconservador de nuestra sociedad. Un grupo minoritario de mujeres y hombres con suficiente poder político y económico y que anda resentido con quienes cuestionan sus privilegios y ponen en jaque el estatus social que ocupan. 

Otro año más, no le perdonarán jamás a Manuela Carmena que permita que en la noche de Reyes participen tres mujeres (una cantante de hip hop, una artista de cabaret y una cantante drag queen) en una carroza temática sobre igualdad y diversidad que recorrerá uno de los distritos de la capital.

No corren buenos tiempos para quienes quieren cambiar las cosas de forma inclusiva y teniendo presente el principio de universalidad y no discriminación. Precisamente por ello, más que nunca, hace falta una carroza que promueva la fuerza y la magia de la diversidad, la igualdad y la tolerancia entre la gente más pequeña y con más futuro de nuestra sociedad.