Google+

sábado, 5 de enero de 2019

La "Alarma Social" ... y los jueces.


Panda de fariseos. Idoia tiene razón.

Por si alguien no les reconocen,
son concejales peperos donostiarras brindando
con su alcalde del abertzalismo radical vasco (EHBildu)
A la líder socialista le han acusado estos días, tanto desde el PP como desde Ciudadanos, así como incluso desde las filas del propio PSOE, de «blanquear» el pasado terrorista de Otegi y de humillar a las víctimas por participar en una iniciativa de ese tipo con un político que no ha condenado a ETA. Y no le falta a Idoia un ápice de razón.

Les llama fariseos y populistas, en concreto a Javier Maroto y al expresidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra, por mantener esa actitud cuando deberían de recordar que en las propias filas peperas fotos similares se han producido, afortunadamente, hace años y nadie las criticó.

Aquí nadie debe de olvidar nada, pero como decía el propio Maroto a sus compañeros hace años, cuando defendían desde sus responsabilidades institucionales en Euskadi el acuerdo y hablaban de nuevo tiempo, y pedían a sus compañeros del resto de España que supieran entender esos pactos, que supieran entender la diferencia entre "que te maten y no te maten ni te persigan" porque han aceptando el juego democrático. Pues eso.

viernes, 4 de enero de 2019

Bertolt Brecht más actual que nunca


Antón, en El Correo de hoy

El pacto hace grande a la política.

La ennoblece y hace útil. El pacto es el reconocimiento del otro, el respeto a sus puntos de vista, el diálogo sobre ellos y el acuerdo como consecuencia de ese diálogo. El pacto es la expresión suprema del pluralismo político de nuestra sociedad. 

  • El Correo
  • RAMÓN JÁUREGUI  Eurodiputado
El pacto interior en Cataluña y el pacto posterior con el Estado es el camino. La polarización política y el extremismo son las consecuencias de no reconocer al otro, de no creer en el pluralismo. Si esos pactos requieren reforma constitucional, hagámosla, incluyendo otras muchas materias de una Carta Magna que sufre el lógico desgaste de materiales, cuarenta años después de su elaboración. 

Y como ese gran pacto, necesitamos otros. No habrá sostenibilidad del sistema de pensiones con una demografía tan adversa, si no revisamos nuestra fiscalidad (cinco puntos más baja en recaudación que la media europea), y si no alcanzamos una proporción estable de activos sobre pasivos. 

No seremos competitivos en el mundo si no estamos a la vanguardia de la formación, de la calidad universitaria, de la investigación y de las tecnologías. No podremos mantener la calidad de nuestros sistemas sanitario y educativo si no invertimos más en éllos.

Estos y algún otro son los pactos pendientes de España. Muchos y graves. Tan importantes como necesarios. ¿Seremos capaces?. 

jueves, 3 de enero de 2019

Un regreso de Mary Poppins ... agridulce

Emily Blunt toma el relevo de Julie Andrews de la mejor forma posible, se introduce y se adueña del papel de Mary Poppins de forma magistral. El resto del cast también está impecable en la cinta de Rob Marhsal.

La historia que se cuenta en la película, aunque sencilla, apela a la nostalgia de aquellos que crecimos viendo la cinta de 1964 como niños, ya que no solo retomamos las vidas de la familia Banks 25 años después de que vieran por última vez a Mary Poppins, sino que además a lo largo de la cinta se observan guiños a la original y como ya ocurriera con la película protagonizada por Andrews, volvemos a disfrutar de las canciones y lecciones de Mary Poppins con ese toque mágico que entretiene y enamora no solo a los más pequeños de la casa, sino también a los adultos. 

Pero si bien 'Mary Poppins Returns' es una película que emociona, no dispone de una banda sonora tan memorable como la original, ni mucho menos. Es cierto que los números musicales están totalmente cuidados en cuanto a canciones y coreografía, pero sin duda lo cierto es que esta película no cuenta con una banda sonora que te haga salir del cine con una necesidad imperiosa de escuchar en bucle las canciones, así como tampoco cuenta con alguna canción memorable al estilo de 'Supercalifragilisticoespialidoso' o 'Un poco de azúcar'. Una lástima.

Tratar el tema de la banca me ha parecido interesante y positivo, pero aunque haya tenido final feliz, cosa que nadie duda en este tipo de películas, el buenismo final de la banca, rompe con esa realidad cotidiana que mucho público infantil conoce y padece en su vida cotidiana.

¿Quién juzga a los intermediarios de Dios?


miércoles, 2 de enero de 2019

Las condiciones actuales del Athletic —pésima clasificación, inquietante futuro, atonía social, dificilísimo encaje del modelo en la era Bosman— merecían mucho más que la palabrería que ha dominado el periodo electoral.

El fútbol responde mal a la duda, la atonía y la división, tres elementos debilitantes para cualquier club que pretenda resolver sus problemas. En esta situación se encuentra el Athletic después de un año y medio caracterizado por la dramática situación del equipo. Terminó 15º en la Liga anterior, la misma posición que ocupa esta temporada, pero con la angustia multiplicada por el agudo declive de sus mejores jugadores. 

elpais.com/deportes//actualidad
La grave situación del Athletic ha prevalecido en las recientes elecciones, caracterizadas por la falta de ideas de los candidatos y la atonía general. En esta ocasión, sólo ha votado el 46%, una señal del desánimo o el desinterés de los socios en un club que pretende distinguirse por los férreos vínculos con su gente. Algo de ese distanciamiento se observa en San Mamés. 

Si la escasa participación en las urnas ha sido tan decepcionante como el desempeño del equipo en el campo, el resultado de las elecciones invita a la preocupación. 

Por amables que sean las declaraciones de colaboración entre las dos partes, nunca el Athletic ha estado tan dividido, el factor que menos necesita el equipo, en considerable peligro de descenso, expuesto además al desgastante murmullo sobre la conveniencia de modificar el viejo modelo y fichar "extranjeros". Esta cuestión, que sólo aparece en los malos momentos, se promueve en voz baja, con más oportunismo que otra cosa. 

Las condiciones actuales del Athletic —pésima clasificación, inquietante futuro, atonía social, dificilísimo encaje del modelo en la era Bosman— merecían mucho más que la palabrería que ha dominado el periodo electoral. Si hay un club que merece y necesita repensarse hasta la saciedad es el Athletic.

¿Pregunta "problemámita" en el nuevo trío de reyes "de la derecha"?


martes, 1 de enero de 2019

Podría ser que este 2019 que acaba de empezar no fuera tan catastrófico como lo pintamos.

www.elperiodico.com/es/opinion/
Josep-Maria-Fonalleras
Podría ser que este 2019 que acaba de empezar no fuera tan catastrófico como lo pintamos. Podría ser que el Supremo tuviera un ataque de lucidez moral y que no echase más leña al fuego.
Podría ser que los presos fueran declarados culpables y que, una vez vista la sentencia, una alta instancia decretara un indulto no como un perdón sino como una posibilidad de enderezar las cosas desde la política y el diálogo y no desde la rabia y la venganza.
Podría ser que en las elecciones que están previstas (y en las que no lo están tanto) la extrema derecha no tuviera ninguna representación y que la derecha extrema se diera cuenta de que su discurso, basado en el desprecio y el afán de dominación y humillación, no tiene nada que hacer en un país donde la gente tiene ganas de vivir sin monstruos en la esquina.
Podría ser que el mundo no se acercara definitivamente a la frontera de la catástrofe y podría ser que los fascistas vieran como sus tesis radicales se hunden ante el empuje de una izquierda social y progresista. Podría ser que pasara esto y podría bien ser que pasara lo contrario.

Concierto año Nuevo 2019 - Marcha Radetzky

lunes, 31 de diciembre de 2018

Feliz año y feliz vida **

Se acaba el 18 
y con ganas y curiosidad de entrar en el 19,
así que, imbuido en el ambiente de estas celebraciones,
quiero decirte** que te deseo para el resto de tu vida
que puedas vivir proyectos que te ilusionen y te motiven, 
que tengas la capacidad de elegir aquello que te hace bien,
que no te diga nadie lo que tengas que hacer, decir o pensar. 

Que te sientas libre.

Que a tu alrededor tengas a la gente que quieras tener 
y ésta te rodeé de la buena energía que te mereces.
A la otra, a la que "ni en pintura" ...**.

Que no tengas que trabajar más de lo necesario 
y que cuando lo hagas puedas hacerlo cantando.

Que puedas vivir sin prisas, sin miedos,
con tiempo para contemplar la vida,
que puedas sentirte tú
sin sentir la necesidad de impresionar a nadie.

En definitiva, ... feliz año y feliz vida a casi** todos/as!!

**A mí estas fiestas me agilipollizan lo justo, así que a los que durante el año
 les deseo que las pulgas de mil camellos egipcios le acompañen el resto de sus dí­as, lo mantengo.

Hablemos de 2019

domingo, 30 de diciembre de 2018

Educación cívica y laica contra el auge del fascismo

La UE ha sido contundente y demoledora contra aquellos gobiernos que han intentado hacer políticas económicas de tipo social y alternativo al neoliberalismo vigente, pero es absolutamente dócil con los discursos racistas y xenófobos de centroeuropa, Europa del este o Italia. 
La UE no bromea con el neoliberalismo: la economía es algo demasiado importante como para confiársela a los pueblos. 
En cambio, la democracia y de los derechos humanos parece que sí son algo absolutamente secundario.


Pero en Europa hemos de sentar las bases para educar y educarnos en una ética cívica y laica contra la barbarie. 
Para pasar de hacer campañas de lucha contra la pobreza, a campañas de lucha contra la riqueza. 
Para pasar de “gestionar contingentes” de inmigrantes, a una política de fronteras abiertas para las personas y no únicamente para las mercancías. 
Para deconstruir el lenguaje neoliberal del egoísmo insolidario. 
Educarnos en una ética cívica y laica de la solidaridad en definitiva, que deje de proclamar los derechos humanos y los ponga en práctica de forma radical y clara.

¿Pero quién compensa a los propietarios de las vidas rotas por el atropello de Botella y los suyos?

www.elperiodico.com/es/opinion
Los malhechores emboscados en el PP de Aznar, Rajoy, Botella, Rato y tutti quanti no solo robaron a manos llenas. También pisotearon vidas. Vidas profanadas, mortificadas. Vidas hundidas. Vidas de centenares de familias humildes de Madrid que de la noche a la mañana advirtieron que su vivienda protegida ya no pertenecía al ayuntamiento. 
La alcaldesa Botella se las había vendido de forma irregular y a precio irrisorio a los buitres inmobiliarios. Y en la factura del alquiler ya no ponía 250 o 350 euros, sino 500 o 550 o bastante más.El Tribunal de Cuentas ha condenado a Botella y siete exconcejales suyos a pagar 22,7 millones para reparar el quebranto causado al patrimonio municipal con aquella oscura transacción del 2013.La condena, que todavía no es firme, resarce a las arcas municipales del daño sufrido. ¿Pero quién compensa a los propietarios de las vidas rotas por el atropello de Botella y los suyos?