Google+

sábado, 26 de enero de 2019

Caso Julen. Una cosa es cubrir una información y otra cubrirla de morbo.

En estos trece días no he dicho una palabra sobre el caso Hallado el cuerpo, es hora de que actúe la justicia para aclarar incógnitas, y también de una profunda reflexión sobre la diferencia entre y espectáculo.

El pianista británico James Rhodes ha compartido una contundente opinión —a través de su cuenta oficial de Twitter— sobre algunas coberturas mediáticas sobre el suceso del pequeño Julen que incita a una profunda reflexión.
En su mensaje, que en apenas un cuarto de hora alcanzó cerca de 700 'me gusta', Rhodes cuestiona el morbo, mostrando el "duelo familiar, lágrimas y voyeurismo", en vez de poner el foco sólo en los hechos, algo que compartimos muchos de los que hemos seguido las noticias de este suceso.

"¿O estoy un poco equivocado?"

Una cosa es cubrir una información sobre un suceso acaecido en el país
y otra cubrirla de morbo para ganar audiencia.
Y de eso, mucha prensa, carca o progre,
la ha cultivado en exceso.

Dudas en el PNV sobre su candidatura europea


La candidatura europea del PNV siempre ha ido ligada a CiU y algún otro grupo más pequeño del estado, como Coalición Canaria, la última vez, bajo el nombre de "Coalición por Europa". 

El caso es que los tiempos que corren no son los mismos, y la radicalización de los socios catalanes, que ha coincidido con la época mas "razonable" del partido vasco con Urkullu en Ajuria Enea, hace que la conveniencia de mantener la "tradición" se replantee claramente en Sabin Etxea.

Evidentemente, los partidos nacionalistas, por lo que les corresponde, suelen ser muy respetuosos con lo que hacen otros en sus territorios, ... siempre que no les salpique en el propio. Y en este caso, creo que lo hace, porque "la locura" en la que se han metido los independentistas radicales en nada interesa al PNV de Urkullu.

Les recomendaría que dejen de compartir espacio electoral con quienes no tienen otro destino ganado a conciencia que el del hostiazo político, pero no estoy muy convencido de que me hagan caso.

viernes, 25 de enero de 2019

Bilbaobizi, muy bien, algún que otro usuario, muy mal.

Bilbaobizi sigue creciendo, con más puntos de préstamo
 por lo que los usuarios, en general, solo podemos
 felicitarnos por el gran servicio que realizan.
Queda pendiente un tema que hay que corregir
cuanto antes para que el  asunto no se desmadre
 y perdamos todos.

En la foto, un usuario con la bici por la acera
arrastrando un carro de supermercado
 tal como se ve en la fotografía.

Los paseantes podían elegir
que les atropelle el carro,
que les atropelle la bici,
o retirarse y dejarle pasar a tan desconsiderado ciudadano.

Seguro que las autoridades podían hacer algo más
por evitar estas fechorías.

Los países serios cambian de gobiernos pero mantienen las directrices en política exterior. Y si pertenecen al club europeo prescinden de las ocurrencias.


Alguien definió al buen diplomático como el profesional que lo piensa dos veces antes de decir algo. La política exterior exige prudencia, pocas palabras y consenso. Así que lo inteligente es no utilizarla para desgastar al adversario. 

www.lavanguardia.com/opinion/
/el-arte-de-decir-lo-justo
En España se ha usado a menudo como arma arrojadiza, lo que es un mal negocio no sólo para la política, sino sobre todo para el país. Sin ir más lejos, resulta un error que Pablo Casado y Albert Rivera acusaran a Pedro Sánchez de no reconocer de inmediato a Juan Guaidó, el autonombrado presidente de Venezuela. Olvidan los dirigentes de la oposición que la política exterior española se acuerda en Bruselas. 

Nadie entendería que el Gobierno español hiciera una declaración pública que no se pareciera como dos gotas de agua a la que expuso Federica Mogherini. ¿Qué dijo la alta representante para la Política Exterior de la UE? Pues que pedía el inicio de un proceso político inmediato en Venezuela que condujera a unas elecciones libres y creíbles, de acuerdo con el orden constitucional. Y que la UE apoya plenamente a la Asamblea Nacional como institución elegida democráticamente (la preside Guaidó), cuyos poderes deben ser restaurados y respetados. 

Es decir, los Veintiocho no hacen seguidismo de Donald Trump y en este sentido evitan reconocer al nuevo presidente, si bien advierten al régimen de Nicolás Maduro y exigen elecciones libres. Se trata de presionar a Maduro, pero sin ponerle contra las cuerdas, a fin de poder mediar en el conflicto. España contribuyó en la redacción del documento.


Ayer Sánchez habló con Guaidó desde Davos para interesarse por la situación en Venezuela, aplaudir su coraje y pedir elecciones. Lo que tocaba como socio europeo. ¿O habrían hecho algo distinto Casado o Rivera en su lugar?

jueves, 24 de enero de 2019

Es imprescindible que las tres grandes concentraciones de voto progresista en el Estado no rompan entre ellos unas amarras imprescindibles para acuerdos posteriores.

eldiario.es/zonacritica
/Errejon-urgente-triunfo-progresistas
Los de ‘el partido se fortalece depurándose’, deben estar que se frotan las manos. El renegado Kautsky, y los Kerensky y cía, han abandonado el partido verdadero y hozan ya, como ‘cabezas de chorlito’, ‘en la charca de la socialdemocracia’, como dijo mi admirada, por otros motivos, Dolores Ibárruri de Claudín, Semprún y cía, en su día remoto. ‘Que les vaya bien’, dicen hipócritamente ahora los cabales leninistas en su trinchera siempre recién cavada.

Ahora va Íñigo Errejón y dice que prefiere el modelo Carmena antes que la inanidad coherente y llena de razón de Adelante Andalucía, incapaz de ser alternativa ni siquiera a quien había convertido en enemiga a batir.

El caso es que Podemos, que surgió de la crítica a los ‘pitufos gruñones’ de IU, en algo que se interpretó como traición, se ha convertido, en tan solo un plan quinquenal, en un aparato de enfadados. Gente que se levanta por la mañana cabreada y eso que lleva adelantado. Desde el ‘así no’ de Irene Montero contra Errejón, en plena Navidad de hace dos años; al ‘Iñigo no es Carmena’,  puramente tautológico, ahora de Iglesias. ¿Quiere decir que le hacemos a Errejón lo que no nos atrevemos a hacerle a Carmena?

Tampoco se entiende que se ponga patas arriba el partido para hacer un referéndum sobre si el alicatado del chalet debe ser hasta el techo y no se evacue la más leve consulta sobre si al candidato apoyado en primarias a la Comunidad, Errejón, se le debe apoyar o defenestrar como se ha hecho.

De aquí a mayo pueden pasar cosas que jamás hubiéramos imaginado, como las que han ocurrido desde la fundación de Podemos hasta hoy. Se trata de saber si gobernará la izquierda, lo que será mejor para los madrileños/as, o ganará un tripartito de derechas, lo que sería nefasto para las madrileñas/os. Pero para lo primero es imprescindible que las tres grandes concentraciones de voto progresista en el Estado no rompan entre ellos unas amarras imprescindibles para acuerdos posteriores.

Lleva "Podemos" tatuado en la piel


miércoles, 23 de enero de 2019

¿Sería tan dramático aceptar a Errejón como candidato de compañía y no ventilar ahora una especie de Vistalegre III en el que todos pierden?

blogs.publico.es/escudier
Ocupadísimos en hacer valer el relato de que nadie echa a Iñigo Errejón sino que es él mismo quien se va, nadie en Podemos parece ser muy consciente de las implicaciones que el cisma puede tener para el partido, más allá de los hematomas y magulladuras que han sufrido algunos egos en la escaramuza y sorprende que no se haya alzado ninguna voz del oficialismo que proponga sorber varios tragos de orgullo por el bien de una organización que puede estar jugándose su futuro en cuatro meses.


Sin duda, ambas partes tienen sus razones y cada cual es libre de elegir bando. Lo verdaderamente importante es decidir si Podemos puede permitirse el lujo de salir de las elecciones de mayo sin retener las alcaldías y los núcleos de poder autonómico que obtuvo hace cuatro años. Lo trascendental es resolver su dilema más profundo: ¿puede una fuerza basada casi exclusivamente en su masa electoral dejar que ésta se escurra entre sus dedos como el agua del grifo por una pelea interna?

Puesto que es de común acuerdo que Ramón Espinar no tiene un pase. ¿Pasaría algo por ofrecer tablas en una partida que se sabe perdida de antemano? ¿Sería tan dramático aceptar a Errejón como candidato de compañía y no ventilar ahora una especie de Vistalegre III en el que todos pierden?

martes, 22 de enero de 2019

Regalos famosos ... y Podemos

¿Os acordáis?

¡¡ Cómo cambian los tiempos !!

La política española muta a gran velocidad. ¿Tendemos a parecernos a Alemania?

Tras treinta años de bipartidismo imperfecto (1982-2011), la posibilidad de una competición con tres grandes contendientes en cada bloque (PP, Ciudadanos y Vox en la derecha; y PSOE, Podemos y Ahora Madrid más otras confluencias en la izquierda) habría parecido ciencia ficción un tiempo atrás, pero ¿quién habría predicho que Cataluña sería objeto de la aplicación del artículo 155 o que Pedro Sánchez acabaría siendo presidente del gobierno? La política española muta a gran velocidad. ¿Tiende a parecerse a Alemania? 

AfD=Vox 
CDU/CSU=PP 
FPD=Cs 
SPD=PSOE 
Alianza 90/Los Verdes=Más Madrid, ...
La Izquierda=Podemos+IU

www.eldiario.es/piedrasdepapel/
Carmena-Errejon


La carta de Errejón y Carmena ha sido interpretada por algunos analistas como el pistoletazo de salida de una nueva opción política en la izquierda, que definiría tres bloques u opciones posibles en este campo ideológico: el PSOE (socialistas o socialdemócratas tradicionales), el Podemos post-Vista Alegre 2 (marxistas o comunistas, de la mano de IU) y Ahora Madrid (asimilables, en cierta manera, a los verdes de distintos países europeos, de la mano de Compromís, En Marea y otras confluencias). Así, por ejemplo, se podría decir, con las debidas salvaguardas, que el PSOE es al SPD lo que Unidos Podemos es a Die Linke y Ahora Madrid a die Grünen, si hiciésemos la comparación con 
Alemania.

lunes, 21 de enero de 2019

¿No Podemos?

Es una lástima que la atmósfera que se respire en el partido de Iglesias esté ahora irremediablemente viciado por la decisión del candidato madrileño, pero es indiscutible que el problema lleva mucho tiempo a flor de piel. 

El escenario de ruptura que ahora se desencadena saca a la luz un problema que se lleva fraguando tiempo atrás. Hartos del hiperliderazgo ejercido por Pablo Iglesias y críticos con sus mensajes y actos contradictorios, diferentes dirigentes han ido distanciándose o han sido purgados del partido. 

El ejemplo más reciente es Andalucía, donde Teresa Rodríguez no solo se desvinculó de las siglas sino de las mismas reglas internas. La ruptura en el seno de Podemos es bastante evidente y no deja de aflorar lo que se esconde debajo de la formación: un variopinto conjunto de organizaciones que en teoría hacían virtud de su diversidad, si bien algunos lo decían sin desmarcarse del tradicional "centralismo democrático" marxista.

Lamentablemente, la izquierda del PSOE está a punto de perder una hermosa posibilidad de mantener esa diversidad plural y respetuosa. Se está a tiempo de rectificar desde el Podemos oficial, pero no soy especialmente optimista al respecto y su derrota afectará a la mayoría progresista del país. Y eso sí que es triste.

¿Será que no tiene abuela?


domingo, 20 de enero de 2019

La tormenta de esta semana en Podemos, por esperable y repetida, no deja de ser triste y frustrante.

La "pelea" entre las dos corrientes ideológicas más importantes de Podemos, las representadas por Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, puede poner un poco más cerca ese triunfo de las derechas en la Comunidad de Madrid. 

El planteamiento de Errejón –no separarse ni un segundo de la alcaldesa Manuela Carmena– parecía absolutamente acertado para mejorar sus expectativas electorales como candidato regional de Podemos.

El hacerlo de espaldas y contra el criterio de la dirección, aunque a su vez no hubiera parado de ponerle chinas en el camino, es lo que le permite a los ortodoxos leninistas situarlo en el bando de los traidores a la Organización.

Veremos cómo acaba esa guerra. Puede ser el principio del final de una bonita experiencia política. Al menos como partido que hasta hace nada aspiraba a sobrepasar al PSOE para luego gobernar en coalición con ellos. ¡Cómo pueden cambiar las cosas en tan poco tiempo!

En momentos menos convulsos que los actuales, en Ferraz estarían felices de ver cómo se desangra su alternativa por la izquierda pero no es difícil adivinar que hoy reine la inquietud en las filas socialistas hasta comprobar si esa batalla cainita convierte a la formación morada en otro PCE, en otra IU, y el PSOE recupera decenas de miles de votos perdidos. O si deja en casa, como en Andalucía, a cientos de miles de votantes progresistas y las derechas recuperan nuevos espacios de poder para hacer quién sabe qué políticas.

"Estamos en tareas que dificultan la conciliación de los afectos."


No sabemos si el "jovencito" Errejón abandonará a sus "papas", irá a casa de "su abuelita" y ganará las elecciones con 'Más Madrid', pero lo que sí sabemos es que nos ha dado la frase más elegante para romper con alguien: "Estamos en tareas que dificultan la conciliación de los afectos."

Que me explique por qué estan de subidón

El PP lleva varias elecciones en las que cada vez pierde más seguidores o, dicho de otra manera, sus antiguos votantes les abandonan por sus innumerables casos de evidente mangoneo y corrupción mafiosa. Pero como, a pesar de todas sus derrotas y pérdidas de voto, han conseguido la presidencia andaluza están de fiesta. Un poquito más de reflexión y autocrítica sincera no les hubiese venido nada mal.

Me temo que me lo van a tener que explicar unas cuantas veces si quieren que entienda que "el PP se está levantando y recuperando" de la "crisis producida por su manifiesta corrupción y tendencia a robar dinero público", cuando la realidad es que hoy asume que va a necesitar en muchos lugares de las otras dos derechas, de Ciudadanos y de los ultras del alavés Santiago Abascal, para hacerse o conservar el poder, cosa que antes no sucedía. Sinceramente no sé dónde me pierdo.

Lo cierto es que Casado, Teodoro García, Maroto y compañía transmiten estar de subidón. Ya veremos si siguen igual tras las elecciones europeas, locales y autonómicas en las comunidades no históricas si, como auguran algunos sondeos, los populares se convierten en una fuerza extraparlamentaria en lugares como Navarra. Nada extraño si tu líder nacional proclama a los cuatro vientos que el euskera –la ‘lingua navarrorum’ de que hablaban los romanos– es algo «ajeno» a la comunidad foral.

Mantener las risas de este fin de semana dependerá del voto naranjito y rojigualda y, si además, hay ‘sorpasso’ naranja en más de una comunidad o gran ayuntamiento, o pacto de los liberales con los socialistas, los sonrientes rostros que exhiben este fin de semana los jóvenes líderes populares se helarán.