Google+

sábado, 23 de febrero de 2019

Bilbaobizi y Athletic

Esta mañana me he dado una vuelta en bici por la capital.
Sin duda, las nuevas bicis bilbaínas estan siendo un éxito.
Solo hay que ver
el gran número de ellas que son utilizadas a diario
y el tipo de gente que las utiliza.

Y el lugar donde he parado ha sido esta noche
sede de una buena noticia.
Por fín, el Athletic mira hacia Europa.
Estamos a tiempo para conquistar una plaza.
Aupa Athletic !

De visita al palacio Chávarri de Bilbao


Visión trasera del palacio

Hoy he visitado el palacio Chávarri, en Bilbao, que es la sede desde 1943 del Gobierno Civil de Vizcaya. 
Se sitúa en el corazón del ensanche bilbaíno con fachada principal en chaflán a la plaza Moyúa y línea de fachada que se prolonga hacia la Gran Vía y la calle Elcano
Cuando se construyó en su entorno solo había campas, campas del mismo propietario y que con esta construcción animó a urbanizar y a seguir incrementando sus ganancias.
El edificio, construído en dos fases, es una obra ecléctica inspirada en revivalismos neoflamencos, construido en 1888 para Víctor Chávarri y su hermano Benigno por el arquitecto Atanasio de Anduiza según proyecto del arquitecto belga Paul Hankar. 
Algunos de sus salones fueron decorados por el pintor José Echenagusia Errazquin.


Un edificio junto al que hemos pasado innumerables veces todos los bilbaínos y que hasta ahora no lo había visitado. Merece la pena. La visita es gratuita.

viernes, 22 de febrero de 2019

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-A Sopelana-


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Castro-Puente Viejo


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Castro-Castillo Faro


 Castillo - Faro

Ruinas de la Iglesia de San Pedro

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Castro-Iglesia de Santa María


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria - Castro - Arturo Dúo


Arturo Dúo Vital (Castro UrdialesCantabria15 de mayo de 1901 - ibídem28 de marzo de 1964) fue un director coral, profesor y compositor español.

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Somo


Junto a la estatua "Los adioses".

jueves, 21 de febrero de 2019

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Santander-

El Palacete del embarcadero
y la farola de la bahía


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Santander-Centro Botín


 Desde su terraza, mirando la desembocadura
 Desde su terraza, mirando a la ciudad

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Liencres-

 Bar Restaurante Cota Zero, Playa Valdearenas, Liencres

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Faro de Cabo Mayor



MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Santander-

En memoria de las victimas de terrorismo.

Parque de La Magdalena
De Agustín Ibarrola

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Santander-La Magdalena




miércoles, 20 de febrero de 2019

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Playa de Somo-


Indicación a los que llegan 
a nado o en cualquier embarcación
para que sepan la dirección
hacia Santiago de Compostela.

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Pedreña-

Puerto de Pedreña

Vista de la capital cántabra.
Con el el barco que va a Inglaterra
y que me trae tan hermosos recuerdos.


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Playa de Los Tranquilos-Loredo-


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Playa de Langre


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Molleja-


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Bareyo-


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Mirador Langre-

Anunciado incluso a pie de carretera.
Bonita escalinata. Llegas arriba y no ves nada.
Asi que ...
o se podan los árboles o se quita el cartel de "Mirador"
¿No?

MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Escalante-


MM-37-Martxa Motera-Por la costa de Cantabria-Treto-

martes, 19 de febrero de 2019

La superluna desde Sopelana



No amigo, no todas las cervezas son iguales. Ni las cervezas, ni los partidos.

Hay un anuncio de una famosa cerveza, que por cierto me gusta mucho, cuyo slogan dice que "No amigo, no todas las cervezas son iguales". A lo que yo añadiría estos días : "ni los partidos ni los políticos".
Estos meses de Gobierno han demostrado que “otro modo de obrar … -frente a las legislaturas del PP-, … es posible”. Que la izquierda y la derecha no son lo mismo, se distinguen claramente, incluso les es de aplicación las palabras bíblicas: “por sus obras les conoceréis”. 
Frente a los derrotistas que niegan las diferencias y quieren enterrar las ideologías, hechos como los ocurridos en los últimos ocho meses en España terminan por descubrir la fatuidad y el atrevimiento de los líderes de las derechas, empeñados en ejercer de papagayos, pregonando falsedades y negando las evidencias.

lunes, 18 de febrero de 2019

Bilbao ... la calma previa a la tormenta

Así lucía esta mañana la ría a su paso a los pies de La Catedral.
A ver si esta noche sus leones se desmelenan
por tierras aragonesas.
¡Aupa Athletic!

No es tan evidente que el tripartito de derechas gane tan cómodamente.

Dos meses y diez días para las elecciones. Una cita electoral en la que Cataluña va a ser decisiva, algo que casi todos lo vemos como evidente, no solo los votantes catalanes.



Y también ante el dilema sobre cómo debe afrontar el próximo Gobierno español el permanente reto del independentismo, según anuncian encuestas recientes, la postura es claramente mayoritaria. Entre el diálogo y la mano dura, los españoles se decantan mayoritariamente por el primero, aunque está claro que el asunto genera una gran controversia.

Los partidarios del diálogo constituyen una mayoría abrumadora entre los encuestados catalanes: un 86,7% se inclinan por esa estrategia. Y también son mayoría en comunidades como Madrid, el País Vasco, la Comunidad Valenciana o Canarias. Solo en Andalucía y en las Castillas hay más ciudadanos que apoyan la estrategia de no hacer ninguna concesión a los soberanistas.

No es tan evidente que el tripartito de derechas gane tan cómodamente.

domingo, 17 de febrero de 2019

Macbeth en el Arriaga

Macbeth se erige por méritos propios como una de las grandes tragedias de Shakespeare. Cuenta con todos los elementos para configurar una apasionante historia: ambición desmedida por el poder, guerras, hechizos, fantasmas, engaños, traiciones y mucha violencia. 

Nos muestra cómo la perspectiva de llegar a lo más alto, espoleado por los deseos de su mujer, convierte a un hombre aparentemente noble en un tirano sanguinario, y cómo esa maldad acaba conduciendo a la paranoia, la locura e inexorablemente a la perdición.
Alex Gerediaga y su equipo asumen el reto de llevar a escena esta vertiginosa, inquietante y sangrienta tragedia; buscando ser fieles a lo que en ella se cuenta sin traicionar su habitual línea de creación, sustentada en relacionar los códigos escénicos y cinematográficos. 
Trasladar esta intensa obra Shakesperiana a un universo propio, y adaptarla a los recursos narrativos y estéticos característicos en sus trabajos, es una responsabilidad y un riesgo que valientemente han adquirido y que sin duda deja un buen sabor de boca a gran parte de un público entregado que varía sustancialmente del que que asiste habitualmente durante el año. 

Sin embargo a otra parte no menos numerosa, nos deja con un sabor agridulce, porque no llega a engancharnos desde el principio y tiene un "algo" que no me permite calificarla entre las mejores obras que he presenciado esta temporada.

Las vergüenzas de la Iglesia

elperiodico.com/es/opinion/
las-verguenzas-de-la-iglesia
La Iglesia católica, la misma que nos dictaba para hacer la comunión, la misma que está en centros educativos, la misma que crea toneladas de culpa en su discurso, que dicta el pecado y que otorga el perdón, es la que acumula cientos de pecados ocultos durante años. Su estamento barrió el escenario de aquellos horrores y crímenes y los ocultó bajo la alfombra.
Con el paso del tiempo, tenemos sobre la mesa dos de las grandes vergüenzas de la Iglesia. Los bebés robados del franquismo y los casos de pederastia son dos ejemplos máximos de vulneración de los derechos humanos dentro de la institución. 

Aunque se exponga a sus culpables y se repare parte de la dignidad de sus víctimas, nada podrá curar el inmenso trauma y horror que esos actos han supuesto en cientos de personas. 

Y eso que nunca llegaremos a saber la dimensión de la realidad, bien por desconocimiento o por miedo. No es fácil enfrentarse a un estamento sagrado en un país que, por mucho que diga en su Constitución que es aconfesional, tiene la buena consideración de las instituciones y la sociedad.