sábado, 29 de mayo de 2021

Amnistía NO, indulto SÍ.

El término 'indultosupone el perdón de la pena correspondiente a un delito determinado y se considera una medida de gracia.

Por otro lado, la amnistía extingue la responsabilidad de sus autores, supone el perdón de un delito y, por consiguiente, aquellas personas que la reciban no tendrán antecedentes penales por dicha acción..

La diferencia es sustancial. Y por mucho que se quiera discutir desde un extremo u otro del arco parlamentario, solo cabe una posibilidad real y legal: Un indulto parcial.

Llegará este verano, algunos la maldecirán 
o se rasgaán sus vestiduras publicamente, otros lo criticarán con la boca pequeña, pero, en mi opinión, en este 2021 va a resultar una buen muestra de intención de diálogo dentro de los márgenes legales y parlamentarios.

Negarlo desde la derecha, desgraciadamente, parece que no tiene visos de solución a corto plazo, hacerlo desde una visión progresista resultaría miope desde un punto de vista político.

El trio "lo lo lo" sigue funcionando en Murcia.

El trio "lo lo lo" sigue funcionando en Murcia.

El Ayuntamiento de Murcia ha aprobado, con los votos a favor del PP y Cs y la oposición del PSOE y Podemos-Equo, la moción de Vox para plantar la bandera nacional en las escuelas públicas y que haya un retrato del Felipito uve palito en cada aula.

Además, sonará el himno de España en los actos solemnes. En principio pedían que sonara cada manaña a la hora de la entrada de los niños, rollo campamento militar.

Esta primera fase de la reedición de su particular versión de El florido pensil ya sabemos en lo que derivará. Tarde o temprano llegarán las reclamaciones para poner el txunda txunda nacional en más ocasiones.
jrmora.com/blog


viernes, 28 de mayo de 2021

La sociedad tiene que hacer un esfuerzo
para no perdernos
y nosotros también para no quedar descolgados.

 Uno de los motivos más importantes de nuestras protestas o requerimientosa a las administraciones públicas y/o privadas, han estado claramente determinadas por la brecha digital, esa maldita distancia que crece día a día, entre las personas conectadas a través de telefonía e internet con otras empresas, administraciones, o entidades por un lado, pero también con familia, amigos y compañeros por otro.

Y hemos salido a la calle, hemos enviado comunicados, cartas,
nos hemos reunido con políticos y gente de la administración para solicitar comprensión y ayuda a los compañeros/as
irectamente afectados por esta brecha.

No podemos quedarnos reivindicando antiguos derechos
que sin duda seguimos teniendo,
sin aceptar asumir, además, como colectivo y como personas
miembros de una sociedad que sigue avanzando
sobre todo tecnológicamente
en la medida de nuestras posibilidades,
nuestras nuevas obligaciones para con  esa misma sociedad
a la que pedimos que no nos decabalgue.


Pero creo que nuestra reflexión no puede quedarse ahí.

La sociedad tiene que hacer un esfuerzo para no perdernos

y nosotros también para no quedar descolgados,

Asamblea anual de Nagusiak en el Euskalduna,


 Ayer se celebró la Asamblea anual de Nagusiak en el Euskalduna,

Tuve el honor de intervenir en nombre del equipo de Formación
ante la Asamblea en relación al tema.
Adjunto los vídeos que recogen mi intervención
en la versión web del blog.





Resto de información en  el blog de Nagusiak

jueves, 27 de mayo de 2021

Hay políticos que quieren ser jueces.
Hay jueces que juegan a ser políticos.

 Hay políticos que quieren ser jueces.
O que creen que es más cómodo que la Justicia se encargue de problemas que tienen un origen político. Sólo así se entiende que el conflicto que a todas luces existe en Cataluña haya sido dirimido
 una vez sí y otra también en los tribunales, desde el Estatut a la progresión de acontecimientos que desembocaron en el 1 de octubre.

Hay jueces que juegan a ser políticos.
O que no se conforman con cumplir con sus obligaciones, tasadas en la ley, y sucumben a la tentación (muy humana, nada profesional) de bajar a la arena del debate partidista. De poner los puntos sobre las íes. De dar una lección. 

Sólo así se entiende que el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo (nada menos) haya escogido precisamente esta semana para decir que "cuando no hay concordia es difícil de aceptar” la concesión de indultos.

Triste, muy procupante y repugnante. La derecha y su extrema están podridas de odio.

 


miércoles, 26 de mayo de 2021

La seguridad y la izquierda.

En este tema de "seguridad e izquierda" hay quienes defienden que si algún día una ultraderecha con un mínimo de olor a "no pijos, aristócratas y vagos" llega a España y lo sabe capitalizar puede ser incluso hegemónica (mi miedo para los barrios desde hace años), ya que la izquierda nunca ha disputado el concepto de seguridad.

Yo entendiendo "seguridad" como la capacidad de
 salir a la calle sin miedo y como la sensación, acertada o no, de tener bajo control los parámetros básicos de una vida futura con un mínimo de confort. Nadie envidia las penurias, la falta de libertad o el vivir en un país traumáticamente poco desarrollado de nuestros abuelos. No va de eso el debate.

Pero sí parece evidente que la gente que en este momento está en los 20 y 30 carece de certezas y seguridades. No tienen una estabilidad laboral, no tendrán una casa pagada y, simplemente, no pueden hacer un plan a medio plazo. No ver, desde nuestro privilegio, que eso les puede llevar a agarrarse a cualquier discurso (y digo cualquiera) y que no sería más que un fracaso de las políticas de izquierdas es superioridad moral de la mala. La seguridad es, me parece, el concepto clave de lo que se nos viene. Y disputarlo debe ser prioridad. Cuando a la gente se le han ido quitando todas y cada una de las seguridades que tenía (laborales, personales, económicas, hasta identitarias), que nadie le pida nada.


El acomplejado e inepto Mohamed y el reto de la UE

 Mohamed VI no es tan astuto como su padre, Hassan II. Sabedor de su ineptitud, del poco respeto que infunde como monarca en la Comunidad Internacional, actúa erráticamente, de manera acomplejada. Su última maniobra en Ceuta así lo pone de manifiesto. 

Crecido por la última palmadita de Trump antes de ser expulsado de la Casa Blanca, ha puesto en jaque a la Unión Europea (UE) que, de largo, es quien más nutre su fortuna personal que, lamentablemente, no llega al pueblo marroquí.

Todo cuanto ha sucedido en Ceuta ha sido un error que retrata a Mohamed VI como un monarca caprichoso y soberbio que pretende extender su dictadura más allá de sus fronteras.

Marruecos ha querido poner en jaque a España y, al hacerlo, también ha puesto a Europa, porque si la UE quiere de veras parecer la unión que es ha de actuar en bloque

La UE, por su parte, debería mostrar firmeza y, aun asumiendo la relación estratégica con Marruecos, debería comenzar a ejercer su estatus quo y dejar de negociar con Mohamed VI desde una posición de inferioridad, empezando a quitar prebendas como el pago a Marruecos por los bancos de pesca saharauis cuando Rabat no tiene autoridad alguna para decidir sobre ellos.

Marruecos ya ha demostrado no estar a la altura; veremos si España y la UE lo están y dejan de plegarse a este Mohamed VI incapaz y acomplejado.

martes, 25 de mayo de 2021

Firmar un consentimiento informado para recibir la segunda dosis de AstraZeneca es una anomalía

Numerosas personas dentro del colectivo sanitario han puesto de manifiesto la anomalía que supone firmar un CI para recibir la segunda dosis de AstraZeneca, tras recibir la primera.
Esta pauta de vacunación está avalada tanto por la Agencia Europea del Medicamento como por la Agencia Española del Medicamento y está respaldada por la ficha técnica de dicho producto, pues así se ha evaluado previamente en los diferentes ensayos clínicos necesarios para su autorización y comercialización.
En ese sentido, es un caso verdaderamente excepcional que se tenga que firmar un CI para rechazar expresamente una vacunación heteróloga (vacuna de AstraZeneca + vacuna de Pfizer) no autorizada por las agencias de medicamentos ni evaluada previamente en ensayos clínicos de fase III para poder aceptar, a continuación, un tratamiento (vacuna de AstraZeneca + vacuna de AstraZeneca) autorizado y evaluado por las agencias de medicamentos.

www.eldiario.es//firmar-consentimiento-informado-
recibir-segunda-dosis-astrazeneca-anomalia

El efecto llamada :

 


lunes, 24 de mayo de 2021

"Hemos" vuelto a perder Eurovisión.
¡¡Quién podría haberlo imaginado!!

 

El sábado "hemos" vuelto a perder Eurovisión.
¡¡Quién podría haberlo imaginado!!
Pero nada disipa ese perenne rumor sobre las verdaderas intenciones de RTVE. Un rumor que sirve de consuelo vano:
¡porque no queremos, que si no, se iban a enterar!
Cada cual lidia con el fracaso como puede: se ha perdido a conciencia. 

Pero no todo va a ser regodeo en la derrota. Este año España ha demostrado que se le da bien ganar Eurovisión de una manera. De mentira. Ganando en la votación simulada del primer ensayo general el viernes en Róterdam. 

Pese a la mala racha, seis años consecutivos por debajo del vigésimo puesto, y a la caída de audiencia con respecto a 2019, aunque le pese a ciertos esnobs, las competiciones internacionales hechas espectáculo siguen triunfando. Y lo hacen porque apelan sin complejos a lo popular y a un patriotismo tan desprejuiciado y lúdico como desatendido.

Vendría muy bien ganar Eurovisión por el ánimo.

Y por el bolsillo, porque, como dijo Noemí Argüelles, si eres lista, organizar el festival da dinero. Quizá algún experto esté pensando ya en Eurovisión 2050. Después de haberlo hecho en pasado y en presente, podemos mentirnos también a futuro.

Un bañista pepero-voxiano y los guardavidas rojos

 

domingo, 23 de mayo de 2021

Hermoso día para pasear.
La bahía de Gorliz/Plentzia desde Barrika.


 

Aragonés no merece compasión alguna. Ser incendiario y bombero es incompatible.

Porque, tal como indica Aulestia en El Correo de ayer, en la vindicación histórica de su investidura el de la foto se "olvidó" de un episodio crucial y nefasto. El papel que Oriol Junqueras y especialmente Marta Rovira representaron en aquella crítica noche del 26 al 27 de octubre de 2017, que desembocó en una declaración simulada de independencia.

La ERC supuestamente posibilista y moderada, el partido de Aragonés, no debería remontarse ochenta años atrás. Debería comenzar por reconocer que sus dirigentes de hace cuatro años convirtieron la histeria política en un recurso que colapsó la Generalitat y catapultó a Puigdemont al delirio.

Y Pere Aragonès i García será víctima de ese pasado del que no quiere dar cuenta.