sábado, 12 de junio de 2021

Como en las pelis de sobremesa, los "ex" terminan
juntándose de nuevo, y, visto lo visto,
lo de mañana 13 de junio puede terminar en orgía.

 Durante la reciente campaña electoral de la Comunidad de Madrid, una de las millones de disparatadas definiciones que Ayuso dio de la palabra libertad, asociándola con Madrid, fue la de que si uno quería, en la capital podía no encontrarse nunca con su expareja

.
Como defensor de las películas de sobremesa de fin de semana esto me indignó bastante. Los encuentros casuales con los/las ex son 

uno de los pilares fundamentales del cine-siesta, en el que un choque fortuito con un antiguo amor de instituto reaviva una historia que parecía acabada.

Mañana 13 de junio, en la madrileña Plaza de Colón, en la manifa convocada por la plataforma de Rosa Díez, eso de evitar a los ex parece cada vez más difícil. 
Casado y Arrimadas saben que los ex se atraen y se terminan encontrando, como ocurre en las películas de sobremesa. Es inevitable.

Quizás sea tras una bandera de España ondeante, que el viento alza de forma repentina y que hace que los ojos de Casado y Abascal, ex compañeros de partido, se encuentren casualmente en la distancia y, por un instante, revivan lo que sentían cuando ambos estaban juntos en el Partido Popular.

O puede que sea en el momento de entonar el himno, cuando un dulce «tan tan, tan tan» llame la atención de Aguado y se dé cuenta de que quien tararea como un jilguero es Ayuso, su excompañera de Gobierno, y esto le haga reflexionar sobre lo que pudo ser y no fue.

Quien seguramente se vaya a encontrar con varios ex, porque le pasará en muchas ocasiones a lo largo de un día cualquiera, será Toni Cantó. Su primera exjefa de partido, Rosa Díez, es una de las convocantes de la manifestación, y su segunda exjefa de partido, Inés Arrimadas, ya ha confirmado su presencia. Ayuso, su actual jefa, también estará allí, y la cúpula entera de Vox, su posible futuro destino (si la serie se cumple), no faltará a la cita.

La norma de vacunación reflejaba tres pautas claras: la edad, los grupos de riesgo y los trabajadores esenciales más expuestos.
Dado que ni la edad ni el ser grupo de riesgo afecta a los jugadores de la selección
¿hemos de colegir que son trabajadores esenciales?

Voy a decir primero que no voy a hacer una guerra de esta historia, pero el esperpento montado esta semana con las vacunas a los jugadores y técnicos de la roja es de verguenza ajena, así que lanzo esta pregunta al aire :
¿Es más importante un defensa central de un equipo de fútbol que el presidente del gobierno? ¡Vaya sociedad! ¿No?

La norma vigente en materia de vacunación es pétrea: cero privilegios. Lo es hasta tal punto que el propio jefe del Estado ha acudido como un ciudadano más, cuando le ha tocado, a inoculársela. El Gobierno ha respetado su turno. Los diputados han respetado su turno. Ha habido ceses y hasta acusaciones de la Fiscalía por colarse. No hay ninguna duda, la norma básica consiste en vacunarnos todos cuando nos toque, según una ruta marcada. Esto no me lo puede discutir ni el míster de la Selección.

La norma de vacunación común para toda la población reflejaba tres pautas claras: la edad de mayor a menor, los grupos de riesgo y los trabajadores esenciales más expuestos. Nunca ha habido otros parámetros. Dado que ni la edad ni el ser grupo de riesgo afecta a los jugadores de la Selección ¿hemos de colegir que son trabajadores esenciales? O es eso o es que admitimos que la norma se puede saltar y si es así, tendremos que concluir quién puede saltársela y en qué circunstancias.

¿Son los futbolistas de la Selección trabajadores esenciales? Digamos que durante el confinamiento duro no lo fueron. No se consideró que su actividad era esencial. No trabajaron, de hecho, y aquí seguimos todos. No bromeemos con esto que les puedo asegurar que hay muchos abogados de turno de oficio entrando a asistir detenidos y visitando cárceles que no han sido vacunados aún. Lo mismo que los trabajadores de los supermercados, ahí siguen esperando su turno por edad, o los peluqueros que protestaban el otro día y tantos otros. No me vengan con la broma de que los esenciales para la sociedad son los futbolistas. Muchos podemos vivir sin ellos y hasta usted, que creía que no, sabe ahora que sí. 

Aún nos queda el recochineo de recorrer las razones que he oído alegar sobre esa priorización de la selección española de fútbol. He oído decir que la Selección "nos representa". Eso lo ha dicho un señor que dicen que es ministro del Gobierno de España. No, lo siento, al pueblo español le representan los diputados nacionales, los senadores y los parlamentarios autonómicos que, por supuesto, no han entrado en ningún grupo de graciosa vacunación. He oído decir que "hacen felices a mucha gente" y este argumento me desborda la pluma, porque no voy a entrar en qué colectivos son los que más felicidad procuran ni a valorar que esa mal llamada felicidad, ¡con que poco se conforman algunos!, pueda ser materia para alterar las normas. 

En fín, dicho queda. Feliz vacuna. Quedo a la esperar de oir cómo algún cantante famoso, alguna/o tertuliana/o de Tele5 o cualquier soplapollas con muchos seguidores en las redes sociales sea apuntado a esa lista por interés "nacional".

viernes, 11 de junio de 2021

Colón, Rosa Díaz y el trio patriótico.

 La convocatoria ha llegado a eclipsar el reencuentro mítico de los protagonistas de Friends, quienes tuvieron que esperar casi tres décadas para reunirse otra vez ante las cámaras y rociar a sus fans con el potaje frío de la nostalgia. Puesto que la realidad va mucho más deprisa que la ficción, los tres tenores patrióticos apenas han necesitado dos años para pelearse entre ellos y dejar su recuerdo hecho polvo. De hecho, uno de los tenores ha dimitido, cediendo su lugar a una soprano, aunque se rumorea que este domingo ninguno va a subir a la tribuna, con lo que al final, en vez de una foto, les va a salir una psicofonía.

El alma mater de esta reedición hispánica de la foto de Colón ha sido Rosa Díez, una mujer que quería presidir el PSOE y ha acabado presidiendo una comunidad de vecinos: la de los españolazos que van a ir el domingo a protestar contra los indultos y a desear con todas sus fuerzas que Cataluña no se separe de España.

Para Díez, Arrimadas, Casado, Abascal y allegados, lo de la Constitución se queda únicamente en un par de artículos, los que se refieren a la unidad territorial: lo del derecho a una vivienda y un trabajo dignos ya se pedirá en otra convocatoria, que no se puede andar distrayendo a la peña con chorradas que no interesan a nadie. Mientras tanto, ahí sigue Colón, descubriendo España, pobrecito.

La Cataluña perdida en el inmenso mar azul

 El artículo que Oriol Junqueras publicó el lunes 7 de junio en el diario Ara, ha levantado polvareda en el mundo independentista, pero también en el panorama actual de la política estatal. Y no es por casualidad. Se trata de un texto trascendente que tiene repercusiones en el futuro inmediato de la política catalana y española. En mi opinión, el artículo de Junqueras ha generado desconcierto entre mucha gente que aspira a lograr el derecho a la autodeterminación.

Hay una vieja y bonita canción popular --escocesa precisamente-- que habla de encontrarse "perdidos en el inmenso mar azul". Una parte de los dirigentes del independentismo catalán lleva demasiado tiempo perdida en la retórica, sin plantear un proyecto lo bastante claro y viable que conduzca inexorablemente al ejercicio del derecho a decidir, mediante un referéndum inclusivo y reconocido. 

El independentismo, y todo el soberanismo, tienen una gran tarea de clarificación por delante. La canción citada acababa bien, la tripulación llegaba a buen puerto, pero la realidad es más complicada. 

jueves, 10 de junio de 2021

Así se juzga al poderoso :



Felicidades Democracia, felicidades Peru, felicidades Castillo.


Prometía ser una final de infarto y lo fue. La segunda vuelta de las elecciones en Perú entre el candidato de izquierda Pedro Castillo y la de derecha Keiko Fujimori ha estado muy reñida, con un margen disputado hasta el último voto. El ascenso de Castillo ha sido una sorpresa ... muy agradable.

Castillo puede convertirse en el primer presidente ajeno a las élites limeñas que han dominado la historia del país desde la época de la colonia. El candidato de origen humilde, con rasgos indígenas, llegó a su centro de votación en esa primera vuelta a lomos de un caballo y con un sombrero de paja. 

Durante la campaña, no ha contado con el apoyo del poder económico ni de los medios de comunicación. Su ascenso ha sido posible gracias al voto del campo andino, que cuestiona el modelo económico neoliberal y el centralismo de Lima.

miércoles, 9 de junio de 2021

Se me ha ido un amigo ... demasiado pronto.
Pertsona zintzoa. Lagunen laguna.

Josu Artetxe, un buen amigo, Pilgrim-64 en la red,
nos ha dejado.

Nos queda su recuerdo,
sus caminos y su ilusión por la vida.

Como terminaba todas sus crónicas diarias
en sus viajes:

CARPE DIEM ETA AÚPA ATHLETIC!!


La plaza de Colón no puede ser alternativa
para un partido que aspire a gobernar.

 El PP parece dispuesto a repetir en 2021 lo que hizo en 2006. Recogida de firmas contra los indultos, como las recogió contra la reforma estatutaria, y manifestación en la Plaza de Colón, para hacer todavía más visible su rechazo a cualquier tipo de negociación.

En 2021 el PP se encuentra en una posición más débil que aquella en la que se encontró en 2006. Tanto en el Parlament como en las Cortes Generales. Ha dejado de ser, además, el representante casi en régimen de monopolio de la derecha española. Y en un plazo como mucho de año y medio o dos años va a ver cómo se desmorona en Europa la estrategia que puso en marcha el Gobierno presidido por Mariano Rajoy de entregar la política territorial al TS y al TC.

A pesar de ello, su concurso resulta inexcusable para encontrar la respuesta a la integración de Catalunya dentro del Estado. Independientemente de que exista Vox, con el que no se va a poder contar nunca para ninguna operación de naturaleza democrática.

El PP no puede permitirse ser un partido radicalmente "anti-catalán". Vox sí puede permitírselo. El PP, no. Para ser un partido de Gobierno en España tiene que tener una política territorial en la que una Catalunya que se autogobierne democráticamente tenga cabida. El autogobierno de Catalunya es un presupuesto para el Gobierno de España. Tanto si lo ocupa el PSOE como si lo ocupa el PP.

eldiario.es/javier-perez-rojo/plaza-colon-no-es-la-respuesta

martes, 8 de junio de 2021

En el Itsasmuseum. Exposición : La gran ría, de Pablo Ugartetxea.

Un canto a la belleza, al ludismo, al cosmopolitismo, que busca que el bálsamo de lo chic impregne nuestra magullada realidad.
 





Bienvenido a la realidad. Solo vía "diálogo" habrá luz tras un tunel demasiado largo.

 Mucho tiempo esperando leer algo como lo que Junqueras publicó ayer en un artículo remitido al diario Ara y a La Sexta. Que la única vía es el pacto, porque las demás son inviables, que lo que hicieron los independistas en 2017 carecía de legitimidad para una parte importante de la sociedad, también la catalana, y que bienvenidos sean los indultos si alivian el sufrimiento.


 Naturalmente, Junqueras no renuncia a la independencia pero, asegura que aspira a ella a través de un referéndum pactado. En definitiva, en este artículo, Junqueras se deshace de Puigdemont y de su apuesta por la confrontación permanente y la ruptura.

El artículo se publicaba justo cuando el presidente del gobierno español, el president catalán y la patronal catalana de Fomento del Trabajo compartían un acto en Barcelona,
 donde la palabra más utilizada ha sido "diálogo".

Y mientras tanto, tenemos que concluir que la derecha española y una parte del independentismo de derecha se necesitan para reafirmarse mutuamente. Pero lo que necesita este país es otra cosa, es inteligencia política para reconstruirnos juntos después de todas las crisis -económica, sanitaria, territorial- que estamos soportando.

lunes, 7 de junio de 2021

El Centro Memorial de las Víctimas
tiene la peculiaridad de denunciar los terrorismos
en un territorio donde una parte de la población
ha respaldado uno

 

El Centro Memorial coloca como valor a preservar la democracia y el Estado de Derecho, que constituyen los objetivos finales que busca el terrorista al atentar contra cada víctima. La intención no es recomponer el lazo comunitario, sino denunciar la deriva violenta de aquellas miradas binarias que entienden la realidad solo en blanco o negro, bueno o malo, amigo o enemigo, nosotros o ellos, y que, en consecuencia, tienden a negar el valor de la vida a sus víctimas instrumentales o la posibilidad de vivir sociedades no homogéneas.

Ongi etorris. Homenajeados y homenajeantes.
Quizas ...
el homenajeado prefiera volver a casa sin ruido y
el homenajeante aplauda al asesino,
a la ideología violenta.

 
noticiasdenavarra.com/opinion//manos-heladas/Xabi-Larrañaga

Koro era donostiarra. Tenía 17 años, una gemela, un hermano de 15 y una hermana pequeña de 12. Como cada mañana montaron en el Renault 25 para ir al colegio. Su padre guardó las mochilas escolares en el maletero y, al cerrarlo, explotó una bomba lapa que envolvió en fuego a los cuatro niños. La madre los despedía desde un séptimo piso y gritó impotente. Su marido voló quince metros. Como él, los tres hijos supervivientes padecieron lesiones y quemaduras. ETA lo acusó de valerse "de su familia como de un escudo". Y apuntó, y remató, que si bien no pretendía asesinarla, Koro también "quería ser policía". El algo habrá hecho era excesivo en una menor de edad. Así que se optó por el algo hará.

Han pasado tres décadas y paisanos defienden recibir con versos, banderas, aurreskus y bengalas a quien cometió crímenes de tal calibre. No hablo del cariño privado, lógico y humano, sino de un aplauso público que, seamos sinceros, es más que nada ideológico. Afirman que si usted se opone es por interés electoral, como si en su vida, y en esas muertes, solo mandara la cháchara política. Y añaden que en realidad usted obedece a no sé qué estrategia del Estado, vamos, que lee el BOE para sentir a toque de corneta. No todos vivimos, aunque muchos mataron, en esa paranoia bélica.

Tanto afán por honrar a un vecino, y jamás recuerdan cómo ayudó al vecindario. Y es que si dieran a conocer sus heroicas hazañas perdería el homenajeado, quien tal vez prefiera volver a casa sin ruido en la calle ni eco en su conciencia. Pero sobre todo perdería el homenajeante, cuyo brindis se agría cuando se concreta: aplaude al asesino de Koro. Por ejemplo.

domingo, 6 de junio de 2021

El Guggen hoy

 

Los vascos terminamos los últimos con la pandemia.
Quizás esto explique la "rebelión" de Urkullu.
Objetivo: Ocultar el fracaso de fondo.

Euskadi puede acabar siendo la última mancha roja en el mapa español a la que se señale desde las autonomías en verde como culpable de que no se reactive la afluencia de turismo extranjero.
Multiplicamos por más de 5 la tasa de incidencia de la Comunidad Valenciana, cuando el gasto sanitario público en ésta es de 1.477 euros por habitante y año –próximo a la media española–, mientras que Euskadi se sitúa a la cabeza ‘del estado’ con 1.873 euros.
Es inexplicable que los vascos terminemos los últimos con la pandemia. Claro que se trata de un ranking oculto para la satisfacción colectiva. De ahí que nos venga bien la rebelión autonómica tras la que disimular un fracaso de fondo. Urkullu en rebelde lo vio así, mientras lograba la anuencia de los socialistas vascos.
elcorreo.com