Del 5 al 25, pausa, y desconexión. ¡¡ Felices vacaciones !!

sábado, 9 de julio de 2022

Sumar :
Cuatro datos a tener en cuenta : ...

1) Fue Pablo Iglesias quien, al mejor estilo PePero, designó a Yolanda Díaz para sustituirle en marzo de 2021. No es ni la mejor manera de empezar, ni la más democrática, ni la más recomendable en un partido de izquierdas, pero ... así fue.

2) Y esta semana, ha resultado, cuando menos llamativo y contradictorio que, tras una designación inicial tan a dedo, Yolanda Díaz manifieste su "desconfianza" hacia «los partidos» y «las personalidades», incluso a los de su entorno, en los que milita al día de hoy.

3) En cualquier caso, tal como ha prometido, espera desarrollar su campaña confrontándose, sin hacerse daño, ya que ambos están embarcados en la misma nave, con el PSOE y con Pedro Sánchez.
Ella reivindicará para sí los deseos "medio-imposibles" de cumplir, mientras Sánchez apechugará con la cruda realidad. Una distribución de roles claramente "ventajista" pero acordada entre ambas partes.  

4) Y, por último, recordemos que ningún partidario de "Sumar" puede olvidar que la clave de su éxito está ...
... primero en la victoria del PSOE en las generales,
... y, simplemente después, en consiguir «sumar» los suficientes escaños para redondear la victoria del primero para seguir gobernando ambos.

Le deseo suerte en su empeño, y tendrá que estar muy atenta a las posibles "zancadillas amigas".

Cospedal, ese tipo de personas necesarias
para mantener España al servicio
de unos pocos canallas.

Los audios de María Dolores de Cospedal con el comisario Villarejo tramando cómo arruinar la vida de Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero y perjudicar a Podemos pueden hacer pensar al oyente inocente cómo es posible que alguien como Dolores de Cospedal pueda haber llegado a ministra de Defensa y a secretaria general del PP. 

La respuesta está precisamente en esos audios. 

Ha llegado a serlo por no tener escrúpulos, no tener vergüenza, estar dispuesta a todo con tal de lograr el poder o mantenerlo y ser un personaje con una talla moral infecta. 

Cospedal ha llegado alto y se mantiene impune precisamente por alcanzar esas altas cotas de miserabilidadDisfruta, goza y es muy buena en ese terreno. Por eso es necesaria para mantener el Estado al servicio de unos pocos canallas.
lasexta.com/el-muro/antonio-maestre/pocera-cospedal


viernes, 8 de julio de 2022

Poco cambiará ahora con otro líder tory,
solo con un gobierno laborista podrían restablecerse relaciones "normales" con GB.

Hay que recordar que Johnson hizo campaña por el Brexit en el referéndum de 2016, donde alimentó el bulo de que el Reino Unido enviaba a la UE 350 millones de libras a la semana. Montó un autobús de campaña con la cifra y apareció frente a una pancarta que decía: “Démosle a nuestro sistema público de salud los 350 millones de libras que la UE se queda cada semana”.

 Fue corresponsal del amarillo 
The Daily Telegraph en Bruselas, y nunca ha tenido problemas en retorcer la realidad para reforzar las posiciones contra la Unión Europea. Que la verdad no se interponga ante un gran titular. Recientemente, por ejemplo, comparó en el congreso del Partido Conservador la lucha de los ucranianos contra la invasión de Vladímir Putin con la de los británicos por salir de la UE.

Johnson se llevó por delante a Theresa May porque consideraba que ella defendía un Brexit demasiado blando, pero no se dio cuenta de que su apuesta venía a partir Reino Unido en dos: la isla de Irlanda por un lado y la de Gran Bretaña por otro.

Johnson quería mantener el conflicto abierto y culpar a Bruselas de sus males, muchos de ellos derivados del Brexit: como la carestía de algunos productos, problemas para encontrar mano de obra, desabastecimientos periódicos, caída del turismo y del PIB.

Boris Johnson se está marchando, y nadie en Europa derrama una lágrima por él. Pero, paralelamente, se reconoce que su posible sucesor/a no mejora la confianza desde esta parte del canal.

www.eldiario.es/internacional/adios-boris-johnson

miércoles, 6 de julio de 2022

Cuando entre la guerra y el deshonor
algunos eligen el deshonor;
en general, y a pesar, y por eso, suelen tener guerra.

Belarra reincide contra “gastarse el dinero en armas por exigencia de una potencia extranjera en lugar de invertirlo” en bienestar social.
"Entre mantequilla o tanques elijo mantequilla", decía uno, pero suena demasiado mitinero.
Doble falacia. No es “una potencia”, sino el compromiso mutuo de los 30 socios de la OTAN.
Ni es “en lugar”, sino “además”.
Serán unos 1.000 millones de euros adicionales a los 12.000 millones corrientes, este año: bastante menos que los 5.600 añadidos a salud en 2.021 y que el presupuesto total de gastos sanitarios de ese año: 81.600 millones.
Afortunadamente, en ese campo político no todos son Bellarra. 
Yolanda Díaz es un patrimonio para todo el espectro progresista, y puede lucir y luce activos sólidos. Como, con mucho menos tiempo y competencias, el titular de Universidades, Joan Subirats.

Ione Belarra durante el pleno del Congreso de los Diputados este jueves en Madrid.JAVIER LIZÓN (EFE)
elpais.com/opinion/2022-07-05/corregir-a-belarra

martes, 5 de julio de 2022

La Ley de Memoria,
los ridículos maximalismos políticos,
y la derecha cavernaria, antidemocrática y cruel.

La nueva ley de Memoria Democrática parece que ve la luz después del tunel. No se deroga la Ley de Amnistia pero cuenta con claves suficientes como para considerarla un gran paso positivo en la linea en la que los partidos demócratas han estado trabajando estos años.

El dictamen que se votó ayer lunes en la comisión constitucional del Congreso, ha contado con el apoyo, a parte de PSOE y UP, de EH Bildu, PNV y PDECat, pero ha recibido el desprecio de ERC y Junts, en un alarde de maximalismo ridículo, en teoría por parecerles insuficiente, pero en realidad como una muestra patética de su irrealismo político.

 El PP, Vox y C's han votado en contra. Repugnante y despreciables sus argumentaciones. Pero, desgraciadamente, no sorprenden. Muchas veces se dice que cada país tiene lo que se merece. No estoy de acuerdo. España no se merece una derecha tan poco democrática.

lunes, 4 de julio de 2022

Las fiestas de Sopelana,
contenedores y jardines "para todo" en las txoznas.

 Es curioso. Para algunos, Ayuntamiento incluido, las fiestas son un buen motivo para relajar buenas costumbres, hábitos, y/o obligaciones, aparte de la de "no molestar", que entre todos nos hemos impuesto durante el resto de los días.

Y dos ejemplos tristes son los siguientes:

- Hay gente que se olvida de respetar, sobre todo con las vejigas llenas, los jardines y los espacios públicos o privados que circundam viviendas próximas, espacios a los que los "txosneros de las 4 de la madrugada" consideran sus territorios o espacios con derecho de uso y desaogo fisiológico durante estas fechas y horarios. Por cierto, pare reconducir deseos de mear en plantas ajenas, las vallas se las pagan los vecinos, ante el "levantamiento de hombros" de la Casa Consistorial.

-Y si no se les puede pedir que orinen donde lo hacen habitualmente durante el año, menos que distingan los diferentes productos a tirar a la basura : papel, plástico, botellas, etc ... y el Ayuntamiento, para que no se fustren, les ha ayudado quitando de los alrededores de las txosnas contenedores específicos y poniendo exclusivamente los genéricos. En vez de progresar, retrocedemos. 

domingo, 3 de julio de 2022

Las fiestas de Sopelana,
los bafles y el razonable derecho a descansar.

 

Este domingo acaban las fiestas del pueblo. Salvo algún episodio machista típico de los antidemócratas que campan a su libre albedrío, los actos han transcurrido razonablemente bien.

Que nadie entienda este escrito como un comentario de una persona contraria a este tipo de eventos. Completamente falso. Y creo que podría demostrarlo.

Pero sí que es cierto que hay una característica de estas fiestas en Sopelana que me resulta especialmente antipática. Y es el hecho de la permisividad que se da al ruido desproporcionado que surge de determinados bafles a las tres, a las cuatro, a las cinco e incluso a las seis de la madrugada, cuando casi empieza a amanecer.

Y esos bafles no están en la playa, no. Están en el centro del municipio. Y las personas que están en la calle a esas horas en torno a los mismos son sensiblemente menos que las que estás padeciendo esos decibelios desproporcionados en camas distantes cien o doscientos metros. Con ventanas y persianas cerradas.

¿Cómo puede justificarse que las ganas de algunos/as por hacerse oír, aun sabiendo que molestan, pueda estar por encima de una mayoría que a horas razonables, como las cuatro de la mañana, "sueñen" despiertos con su derecho a descansar?

La permisividad del Ayuntamiento de Sopelana con la hostelería de este municipio raya el libertinaje. Bien harían si mirasen de riojo a su hermano mayor, el Ayuntamiento de Bilbao.