Google+

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Mi flor de Pascua

Por estas fechas muchos caemos en la tentación y nos llevamos alguna Flor de Pascua para casa. Pero en demasiadas ocasiones y, en la mayoría de los casos, por desinformación, las condenamos a una muerte temprana. Pues bien, si queréis conservarla he aquí tres consejos claves que os ayudarán:


- La Flor de Pascua es bastante débil y delicada, y no soporta grandes cambios en la temperatura o la humedad. 

- Lo más importante es su lugar de ubicación. Debemos colocarla en un sitio fresco y con bastante luz. No soporta el frío o los vientos, la falta de luz o el exceso de agua.

- En cuanto al riego, es mejor que falte que sobre, pero un ambiente muy seco provocará la caída de las hojas. Os recomendamos pulverizar las hojas que estén más verdes y dejar de lado las más rojas.

No aspiro a mantener la Flor de Pascua hasta las próximas Navidades pero sí unos cuantos meses. Es difícil mantenerla, pero con atención y cariño, todo es posible.