Hay personas que tropiezan dos y tres veces por una misma piedra.
Luego los hay que a la tercera dan un paso más, para evadirla.
Otra minoridad termina a la primera quitando la piedra para que no tropiece nadie que venga detrás.
Pero si vas a Madrid, verás a muchos "cojos/as" con muletas diciendo que las piedras son libres de estar donde están.

viernes, 31 de agosto de 2018

y 31 - ¡Gracias para venir!

31.   

         Seguía haciendo mucho frío en Bilbao. Estaba siendo el invierno más duro de los últimos años. Frío y lluvia. Nieve en el Ganeko y por la zona del Pagasarri. Nieve, mucha nieve, en el Gorbea. Pedro había subido muchas mañanas en el funicular a Artxanda para dar un paseo por las alturas y disfrutar de las vistas. El enclave en el que se asentaba Bilbao era fantástico. Montañas nevadas a un lado, el mar Cantábrico al otro. En el centro una ciudad abarcable y acogedora. 

         Esa misma noche volvían las cenas de Iturribide. Además iban a tocar por primera vez ante un público que no fueran los fugaces y sorprendidos clientes de la tienda de Nordin que, en alguna ocasión al entrar en el establecimiento a comprar algún producto, descubrían a los tres músicos ensayando al otro lado del mostrador. Juntos iban a interpretar, entre otras, una canción de Damián Rice: “Volcano”. Robert con la guitarra y la voz, Nordín con su cajón de elaboración casera y él con la mandolina. Tres acordes que dominaba a la perfección. Mi menor, do y re. Él se encargaría de tocar algunas notas sueltas, para darle color a la canción. Y luego, si esa primera canción salía bien, un viejo tema de Dylan con cuatro acordes: do, fa, sol y la menor. Varias canciones más y fin de la actuación. 

         Así que Pedro se presentó con la mandolina en Iturribide a las cinco de la tarde, tras haber echado una reconfortante siesta. Allí estaban sus dos amigos, ajetreados con la preparación de los platos. Robert estaba preparando unos trozos de sushi, enrollando el arroz, el salmón y el aguacate en las algas que había comprado en aquella tienda de San Francisco donde se encuentran los mejores productos chinos de toda la ciudad. Nordin cocinaba el tallín de pescado, con verdeles. Robert le había ordenado que quitara bien las espinas, pues no era nada agradable pelear con ellas mientras comías. Nordin le dijo que en su país no se hacía tal cosa, que cada uno debía velar por la seguridad de su garganta. Pero finalmente el criterio del americano se impuso. Los comensales que asisten a estas cenas vienen a disfrutar, no a sufrir intentando extraer pinchos de la boca. Ese era el argumento que no paró de repetir hasta que Nordin accedió a limpiar los peces.

MM-31-Mi XXXI Martxa Motera en Solitario-Por Villafranca hasta Cartagena

(2018-07-03/20)  31ª M.M.

Villafranca -XII AB- , Cartagena , Burgos




Soria
Medinacelli
Teruel

MM-31-Mi XXXI Martxa Motera en Solitario-Por Villafranca hasta Cartagena


(2018-07-

03/20)
 

-


31ª M.M. -
Villafranca -XII AB- , Cartagena , Burgos











Alcoceber

MM-31-Mi XXXI Martxa Motera en Solitario-Por Villafranca hasta Cartagena


(2018-07-
03/20) 
31ª M.M.

Villafranca -XII AB- , Cartagena , Burgos



jueves, 30 de agosto de 2018

El Papa debería volver al psiquiatra

Si es usted católico y homosexual, lo siento mucho, pero tiene usted un problema bien serio y debería consultar a un psiquiatra. No lo digo yo, lo dice el Papa, cabeza visible de la Iglesia católica, lengua infalible del rebaño y una verdadera autoridad en cuestión de enfermedades mentales desde los tiempos en que el Vaticano ordenaba pegar fuego a libros, brujas, filósofos y científicos.

blogs.publico.es/davidtorres
el-papa-debería-volver-al-psiquiatra
Como se ve, el Papa Francisco sigue al pie de las letras las enseñanzas evangélicas: que tu mano derecha no sepa lo que hace tu mano izquierda. Con la izquierda pide perdón y enjuga lágrimas de cocodrilo por los miles de abusos cometidos y amparados en el seno de la iglesia católica; con la derecha repite el mazazo homófobo de siempre, condenando la homosexualidad al reino del pecado, la enfermedad y la impudicia. Dejad que los niños se acerquen a Freud.

Para terminar de arreglar las cosas, el Papa ha recetado las excursiones infantiles al diván justo en mitad de la tempestad de mierda que vuelve a caer encima de la iglesia católica a raíz del escándalo de Pensilvania.

Al Papa Francisco no lo tragan en el Vaticano por razones que tienen muy poco que ver con la teología y todo con el poder: por eso sus detractores están usando toda la artillería disponible, incluida la acusación de encubrir personalmente los abusos del cardenal Thedore McCarrick.

Son más bien los sacerdotes pederastas y sus cómplices y encubridores quienes deberían visitar no al psiquiatra sino a un capador de cerdos.

30 - ¡Gracias para venir!

30.     

         Pedro e Irene se encontraron a la una en la Ramona. Allí tomaron un vino. Luego, molestos por la pertinaz lluvia y el excesivo frío, caminaron bajo un insuficiente paraguas que había traído Irene hasta la plaza Moraza, dónde Pedro le propuso tomar un segundo crianza. Ella mostró su asombro por los bares de la plaza. 

         A continuación conversaron sobre lo que les había sucedido durante las últimas jornadas. Como venía siendo habitual, la mayor parte del tiempo era ella quien tenía la palabra. Pedro, como siempre, disfrutaba oyéndola. Y así fueron subiendo por la calle Matiko hasta el portal en el que vivía Pedro.

-Es un humilde portal, pero ya verás qué vistas tengo.

         Una vez en el piso, Irene mostró su sorpresa por lo ordenado y limpio que estaba todo. Le gustó la luminosidad y la cantidad de plantas que daban color y dosis de vida a cada uno de los rincones de la vivienda.

         La mesa estaba preparada en la sala, con un discreto mantel de tonos verdes, con las sencillas cerámica y cubertería de ikea. 

          Durante la comida, el bacalao y el cava que Pedro había prometido,  Irene le habló de la amiga suya que se había divorciado recientemente, con la que tal vez montara la tienda de decoración en una fecha temprana. Le contó que llevaba años metida en la política como concejala del Ayuntamiento de Bilbao, y que estaba harta de todo. Le contó que quería dejar la política y dedicarse a algo diferente. El negocio proyectado no tenía más pretensión que la de mantenerlas ocupadas, divertirse y no perder dinero. Ninguna de las dos necesitaba atesorar más euros en sus cuentas corrientes. 

-¿No será tu amiga una mujer elegante, de pelo cardado, bajita y un poco entrada en carnes?

MM-30-Mi XXX Martxa Motera en Solitario-Hasta Madrid y la URJC

(2018-05-
 
04/06)
 
30ª M.M.Madrid y la URJC

Madrid, ...

el Rocio madrileño,
la URJC,
y en plena ruta.