Google+


Europeísmo es evitar que otros tomen el control de sectores estratégicos.



del Estado de Alarma. Paciencia, optimismo y solidaridad.

lunes, 25 de mayo de 2020

Las hienas de Vox, y las otras.

No es broma. todos hemos podido oír hoy esa afirmación de la viñeta de Vergara en eldiario.es en boca de un líder de Vox, desde su autobús, encantando por aglutinar a cientos de madrileños con banderitas en torno a su líder carismático.
Esta es la alternativa al gobierno actual.



Y a pesar de esto, hay partidos que para que el Gobierno pueda sacar los apoyos suficientes para que se apruebe el Estado de Alerta se vanaglorian de forzarle y de arrancarle acuerdos que les beneficien particularmente en sus próximos objetivos electorales.

Las hienas, esos carroñeros cobardes, se merecen más respeto que muchos políticos/as del hemiciclo de Las Cortes. 

Lidere, Sra. Uriarte y deje de hacer de pirómana.

Parece que Cristina Uriarte, la Consejera de Educación del Gobierno de Vitoria, 
después de mandar el inicio de las clases para el 18, 
de darse cuenta de que era imposible, 
de ordenar al profesorado que se incorporen a los centros a partir del lunes, como diciendo "ya os vale de vacaciones y a currar", dando a entender que desprecia o ignora el trabajo on line realizado desde el cierre de los centros por la mayoría de los trabajadores 
y convocando, de nuevo el 25, como si en una semana se solucionaba lo que ella no ha hecho en años y dándole lo mismo, aparentemente, que abran dos o cinco centros, con tal de que una ikastola y una privada salgan en el Teleberri del lunes,
 un grupo de profesoras y profesores le han solicitado a la consejera Cristina Uriarte que concentre los recursos y energías del Departamento, de los berritzegunes, de la Inspección y del profesorado en la preparación del próximo curso. Sin mayor dilación, porque es fundamental y urgente disponer, para este mismo mes de junio, o sea, ya, de un planteamiento claro con respecto a los siguientes puntos:
1-Organización escolar. 
2-Dificultades de conexión del alumnado. 
3-Estimación del profesorado que no podrá dar clases presenciales por pertenecer a un grupo de riesgo. 
4-Un concepto claro de aprendizaje digital.
5-Medidas de prevención sanitaria.
Estas son algunas de las cuestiones principales a las que el sistema educativo debe hacer frente el curso próximo y emplazan al Departamento de Educación a que abandone sus erráticas políticas de comunicación y proporcione, de común acuerdo con los agentes educativos, un marco claro en el que puedan moverse con una relativa seguridad a partir de septiembre. 
Dialogue y planifique, Sra. Uriarte. 
En suma, lidere, que para eso se supone que está.  

domingo, 24 de mayo de 2020

La identidad dual de los vascos/as se manifiesta sin tapujos en la pandemia que nos asola como apoyo fundamental del Gobierno de España en esta crisis del coronavirus.

No sé si se los debemos a la proverbial ‘finezza’ política de Adriana Lastra, a la progresista testarudez de Pedro Sánchez o, tal vez, al coronavirus, pero lo cierto es que los vascos estamos de enhorabuena: la identidad dual de los vascos ha regresado. Ya no somos tan solo vascos, sino que también nos sentimos españoles. Hay muchas cosas que están cambiando en estos tiempos del coronavirus y también ha cambiado la percepción que los vascos tenemos de nosotros mismos. Han cambiado nuestro sentimiento de pertenencia y nuestra percepción identitaria. Nos hemos aproximado a la realidad de lo que somos. Volvemos a tener una identidad dual.
En su estupendo libro titulado ‘La identidad vasca en el siglo XIX’, la historiadora donostiarra Coro Rubio demuestra que en los tiempos anteriores a la irrupción del nacionalismo entre nosotros, los vascos teníamos un «doble patriotismo» del que nos sentíamos orgullosos. Éramos tan vascos como españoles. Era el reconocimiento de una realidad objetiva que hasta el mismísimo Sabino Arana reconoció en aquella hora «grave y transcendental», poco antes de su muerte, cuando el principio de realidad se impuso a su melancolía política. Son del fundador del PNV las palabras dictadas y firmadas en tal ocasión: «De dos modos puede uno ser español: de modo natural o de modo constitucional… Bajo el punto de vista étnico o de razas, no soy español (…). Del segundo modo, o constitucional, soy ciertamente español, porque soy ciudadano español».
Este claro posicionamiento sobre su doble identidad de vasco y español ha sido ocultado y tergiversado por sus seguidores durante casi 120 años, pero ha tenido que venir la pandemia del Covid-19 para que los nacionalistas vascos, tanto del PNV como de EH-Bildu, reinicien su disco duro para asumir su identidad dual. Dirán lo que quieran en sus idearios formales, pero ambas ramas del nacionalismo se han revelado como apoyos fundamentales del Gobierno de España en esta crisis del coronavirus.

Tres imágenes antifascistas de ayer.

En el letrero de la sanitaria se puede leer:
Las sanitarias curando, los fascistas contagiando.
El fascismo también es un virus.
Vuestras banderas no curan.

Por una relación UE-China donde las inversiones reciprocas sean más equilibradas

elpais.com/opinion/
europeismo-es-marcar-limites-a-china
Cada vez que China exige un cambio, este se acata por miedo a represalias comerciales. Con la economía mundial destrozada, aún más. Ha calado la idea de que sin una relación política óptima con Pekín no se pueden hacer negocios. 

No tiene por qué ser así. Después de mucho dudar, el año pasado la Unión Europea acabó declarando a China rival sistémico. Eso encendió mucho a Pekín, pero no se quebró nada.

Es el momento de romper algún plato más y forjar una relación más equilibrada. Por ejemplo, exigiendo una reciprocidad que no existe en el acuerdo de inversiones que la UE y China llevan negociando siete años.

sábado, 23 de mayo de 2020

Pronto con Google Chrome podremos agrupar las pestañas por grupos, bloquear las cookies y proteger tu contraseña.

wwwhatsnew.com
Ya queda menos para que los usuarios de Google Chrome podamos gestionar mejor nuestras pestañas abiertas, sin necesidad de complementos de terceros, gracias a la nueva función de grupos de pestañas, que llegará gradualmente con la próxima versión de Chrome, que se lanzará a lo largo de la próxima semana.
Para ello, podemos agrupar nuestras pestañas por proyectos, por temas, por nivel de urgencia, o cualquier otro método que queramos establecer, según nuestras necesidades, etiquetando los grupos creados con nombres y colores personalizados. También nos permitirá trasladar nuestras pestañas a otros grupos.
elmundo.es/tecnologia
Google también ha introducido novedades en su navegador Chrome para contribuir en el uso seguro de la web, como la posibilidad de bloquear cookies de terceros, el nuevo apartado de 'Comprobación de seguridad' o un rediseño en el menú de ajustes de seguridad y privacidad para simplificar su gestión

Y si tenemos algo de prisa en probarlos, desde ahora mismo también podemos hacer uso de los grupos de pestañas con la última versión beta de Chrome, que acaba de ver la luz también.

Que nadie busque relación con las manifestaciones de hoy. Pura casualidad. Pero lo OMS avisa:


De una sola tacada, el Acuerdo ese raro entre PSOE-Podemos y EH-Bildu ha conseguido:

Esta cara no es la mejor imagen para transmitir
acuerdos democráticos, sociales y/o económicos en España.
Sigue siendo un símbolo de confrontación y enfrentamiento.
-llevar a la patronal al monte, 
-enfurecer a los sindicatos, 
-poner en riesgo la concertación social como piedra angular de unos hipotéticos pactos de Reconstrucción, 
-enviar una señal equívoca a Bruselas sobre la cohesión del Gobierno español mientras se dirime el pulso sobre la cuantía y la condicionalidad de las ayudas europeas, 
-complicar, aún más, la elaboración de los presupuestos generales del Estado del 2021, 
-acentuar las reticencias de la gran empresa sobre la actual fórmula gubernamental, 
-empujar hacia las cacerolas a pequeños y medianos empresarios en apuros, 
-debilitar la autoridad del Ejecutivo en un momento muy delicado de la desescalada, cuando Italia intenta tomar ventaja en el exangüe mercado turístico, 
-fortalecer los mensajes catastrofistas de la oposición, 
-confirmar a José María Aznar como capitán general del frente de rechazo, 
-alimentar la fronda mediática que cada día intenta despellejarles, 
-convertir en un tormento oriental la votación de la próxima y última prórroga del estado de alarma, 
-irritar al Partido Nacionalista Vasco, 
-irritar a Compromís (que se ha subido a un naranjo), 
-irritarse a sí mismos, 
-debilitar a ERC, 
-fortalecer a Junts per Catalunya, y espesar todavía más, si cabe, el marasmo catalán. --excitar los planes, más o menos fantasiosos, para forzar la convocatoria de elecciones generales en invierno. 
-despertar a la disidencia en el PSOE.
-desconcertar a los votantes más sanchistas.
-acabar de debilitar lo que ya era débil. 


Todo de una tacada. No es poco. Más de dos docenas de razones para replantear el tema, reconducirlo a los agente sociales, económicos y políticos de donde no debía de haber salido, y reforzar las alianzas iniciales cuidándolas bastante más de lo que se está haciendo durantes estos últimos meses.

viernes, 22 de mayo de 2020

¿Ajuste de cuentas en la izquierda abertzale? ¿Solo?

www.deia.eus/actualidad/politica/ajuste-cuentas-izquierda-abertzale

La pandemia del covid-19 está suponiendo un flash back, un retorno al pasado con escenas que recuerdan a la kale borroka que campó a sus anchas en Euskadi durante varias décadas y hasta el fin de la actividad violenta de ETA en 2011. En las últimas dos semanas se han producido una veintena de sabotajes a sedes sociales de PNV, PSE e incluso Podemos con referencias a la situación del preso Patxi Ruiz y mensajes amenazantes a los partidos. La línea dura de la izquierda abertzale nucleada en torno al Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión, conocido como ATA, ha redoblado la pugna larvada que desde hace un lustro mantiene con Sortu, después de que esta incluyera en sus estatutos el acatamiento de la legalidad y la renuncia a la violencia.

ATA nació como una suerte de escisión de Sortu y los miembros de este movimiento muestran siempre que pueden sus diferencias con la oficialidad de la izquierda abertzale capitaneada por Arnaldo Otegi, al que cada vez que pueden le dan a probar su propia medicina y le consideran traidor a la causa y culpable de haber abandonado la reivindicación de la amnistía para los presos de ETA al haber aceptado la legalidad penitenciaria.

Maddalen Iriarte, intentó arreglar la situación tras el ataque a la vivienda familiar de Mendia. Utilizó la palabra "rechazo", pero este desmarque resultó insuficiente para la agredida y su partido, así como para otras fuerzas políticas que reclaman a la izquierda abertzale más contundencia y menos tibieza a la hora de denunciar estos actos amenazantes.

www.deia.eus//ajuste-cuentas-izquierda-abertzale

Sabiendo que son los de antes sin reciclar, ponerles nombre y apellido, y frenarles en su escalada violenta debería de ser una tarea no especialmente difícil, a no ser que, a los cálculos electorales de algunos, les salga rentable sufrirles hasta mediados de julio.

Exhibir Patriotismo y Ocultar Patrimonio



Tormenta política, tiro en el pié o resbalón injustificable.

La portavoz de Bildu en el Congreso,
Mertxe Aizpurua.
www.eldiario.es/zonacritica
En la jerga política anglosajona se conoce por "to shoot oneself in the foot". En español, se dice "pegarse un tiro en el pie". Y es esa capacidad que tienen algunos para autolesionarse en el momento más inesperado. Por estupidez, por miedo, por inseguridad, por incapacidad o por confiar ciegamente en su pericia para engañar a todo el mundo al mismo tiempo sin temor a ser descubierto. Algo así podría decirse de todo lo que ne anunció recién terminada la votación del miércoles en el Parlamento.
Le ha pasado al Gobierno. En realidad, a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias porque ni sus propios ministros estaban al tanto de la treta. Tan solo lo conocían Echenique y Lastra , que abrazaron un acuerdo parlamentario con EH-Bildu y que ha tenido la habilidad de soliviantar a la vez a Cs, al PNV, a ERC, a la CEOE, al PSOE y a Bruselas. Y todo por ocultar a unos lo que se pactaba con otros. Con nada más y nada menos que con Bildu.
Todo lo que se supone que aconteció la noche del martes sobre la reforma laboral acordada con la formación abertzale es de esos episodios políticos inexplicables, no solo porque no tiene justificación razonable a la vista, sino porque en la búsqueda de respuestas nadie dice toda la verdad sobre el asunto. 
Lo que sí dejan son demasiadas pistas sobre cómo se ejerce el poder en momentos tan críticos para el país y, sin duda, si alguien se pensaba que en política lo había visto todo, este tipo de "sucedidos" mantienen abiertas las puertas a casi todo.