viernes, 3 de diciembre de 2021

Los Pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán, en el Arriaga.

 En el centenario de la muerte de Emilia Pardo Bazán, Secuencia 3 presenta la adaptación teatral de Los Pazos de Ulloa, en versión de Eduardo Galán y bajo la dirección de Helena Pimenta.
Doña Emilia fue una mujer adelantada para su tiempo y muestra con absoluto realismo las miserias y contradicciones humanas y sociales. En esta obra ofrece un alegato contra la violencia y la crueldad, centrándose en el enfrentamiento entre el deseo, la pasión, el amor y la violencia rural del mundo caciquil y la cortesía y las buenas maneras de la ciudad (Santiago de Compostela).
El feminismo latente en Los Pazos de Ulloa se debe a la propia vida de Emilia Pardo Bazán: primera mujer catedrática de Universidad de España, primera mujer socia del Ateneo de Madrid y de la SGAE, fundadora de revistas, novelista, seguidora de la novela naturalista, precedente del lenguaje de Valle Inclán; dramaturga, ensayista, cronista cultural y de la política madrileña en la prensa de su época… Fue también candidata a académica de la RAE, pero no fue elegida por ser mujer.
A su imparable actividad hay que sumar una personalidad apasionante por contradictoria, que tiene reflejo también en Los Pazos de Ulloa. Doña Emilia fue feminista pero también conservadora (llegó a defender el carlismo), católica y a la vez apasionada en el sexo fuera del matrimonio, seguidora de la libertad del catolicismo y al mismo tiempo seguidora del naturalismo determinista por herencia biológica y vivencias sociales.
¿Pero qué es la vida si no una contradicción entre la existencia y la ausencia de existencia?
Una obra interesante que nos refleja también los escasos avances sociales que se han consiguido realmente, no oficialmente, desde entonces y la labor de los pastores religiosos tanto en la sociedad de antes y de ahora. Similares frustraciones y desencantos.



jueves, 2 de diciembre de 2021

Tal como está redactada, la Constitución protege conductas delictivas y consagra la discriminación en su título sobre la Corona.

 Este próximo lunes se cumplen 43 años de la Constitución, y seguramente escucharemos estos días aluviones de alabanzas a lo que ha sido, sin duda, un texto capital para el desarrollo de la democracia en España.
Como sé que la exaltación de sus virtudes está garantizada, yo me referiré a un aspecto negativo, y preocupante, de la Carta:
su permisividad con conductas delictivas y su consagración de la discriminación.
No exagero. Es lo que sucede en este momento con el Título II, relativo a la Corona. Y es algo que se podría subsanar con cierta facilidad, si hubiera voluntad política para hacerlo. Pero, por lo visto, no la hay.

miércoles, 1 de diciembre de 2021

La ley de Policía ? Recordemos que ...

Ley de seguridad ciudadana la aprobó el Gobierno de Rajoy en 2015 como rodillo contra una calle que, entre mareas sanitarias, educativas y 15-Ms, se le agitaba en demasía.
Y lo hizo en solitario, no solo con el resto del arco parlamentario en contra, sino también con la oposición de las voces más autorizadas de la sociedad: desde el propio portavoz del Sindicato Unificado Policial (SUP), que expresó su "preocupación", a las voces de los juristas más autorizados que veían en ella una preocupante merma en materia de derechos fundamentales, tales como el principio de 
habeas corpus o la libertad de reunión o expresión.
Un editorial del 
New York Times dijo de ella que «esta ley trae recuerdos de los peores días del régimen de Franco y no procede en una nación democrática», e instaba a la Comisión Europea a su condena, como hicieron el relator de la ONU o Amnistía Internacional.

blogs.publico.es/dominiopublico//la-policia-contra-el-estado

martes, 30 de noviembre de 2021

Claro que hay una alternativa al Gobierno de coalición de izquierdas.

Siempre las hay. En este caso, la coalición entre los conservadores y la extrema derecha. Lo acaba de demostrar la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aprobando su presupuesto para el año próximo con Vox.

Y de paso demuestra que hay una alternativa al conservadurismo moderado de su correligionario, el presidente de Andalucía, 
Juan Manuel Moreno Bonilla, que no ha logrado el apoyo ultra a sus cuentas.

Pero esas son las cosas de la política. La política de las cosas consiste sobre todo en que, por el lado de los ingresos, se aplanan los impuestos. A algunos les gustará, sobre todo a la gente con posibles. Bastante menos a los que apenas tienen nada.

Por el lado de los gastos, se mantendrá el sistema privatizador de la enseñanza, la sanidad y el resto de los servicios sociales. Con una mascarilla, una gratuidad educativa selectiva. Solo para gente con ingresos anuales inferiores a 35.000 euros. Tomen nota.

Madrid es en este asunto un acreditado termómetro de España.
cadenaser.com/programa//hora_25

lunes, 29 de noviembre de 2021

Como siempre tarde, pero lo que les cuesta tanto reconocer, suelen ser decisiones inteligentes.

 Los presos etarras no quieren más ongi etorris
El colectivo de presos de la banda, coordinados/dirigidos por EPPK, la organización que les ha tenido doblemente presos, ha anunciado este lunes su intención de acabar con los 
El colectivo de presos de la banda, coordinados/dirigidos por EPPK, la organización que les ha tenido doblemente presos, ha anunciado hoy mismo su intención de acabar con los recibimientos públicos a reclusos etarras excarcelados y se comprometen a limitar las recepciones a actos “discretos” en “el ámbito privado” tras las polémicas vividas en estos actos.



Parece ser que empiezan a entender que las víctimas de ETA puedan sentirse “heridas” por los actos que organizaban hasta ahora.
¡Mira que se lo denunciábamos!
Diez años después de disuelta la organización, empiezan a entender lo que tanta veces se les ha dicho.

Pues más vale tarde que nunca,
pero ya os cuesta dar pasitos. Hostias..

domingo, 28 de noviembre de 2021

¡Que hagan algo!

 

No hay nadie en el mundo que pueda estar bien oyendo nueve horas al día Los peces en el río.

Y no puede ser progresista, ni siquiera lejanamente, quien arrasa con los derechos de unos para convertir toda la ciudad en un parque temático de la Navidad.  
Me gustaría tener la capacidad de echar maldiciones efectivas sobre los alcaldes y alcaldesas que convierten nuestras ciudades y pueblos en centros comerciales y no en espacios para vivir; que confunden vida con consumo y con negocio.
Malditos todos estos alcaldes y alcaldesas que entienden sus ciudades únicamente como un producto, como un espacio para hacer negocio; los que entienden las ciudades como oportunidades para atraer turistas al precio de expulsar a sus habitantes menos pudientes, que pasan de habitantes de su ciudad a meros trabajadores/as que acuden por las mañanas a trabajar a una ciudad que ya no es suya. 
Estos alcaldes son, literalmente, la peste.
Necesitamos alcaldes y alcaldesas que trabajen para convertir sus ciudades en espacios de vida y no de consumo y contaminación.
Y sí, ya sé que gran parte del vecindario estará encantado con el festival de música (por eso le votan, supongo) y también sé que el alcalde Abel Caballero está contentísimo de haberse conocido y aspira, incluso, a que le conozcan en Marte.
Y sí, sé también que los representantes de los partidos políticos no puedens parecer aguafiestas, que luego viene Ayuso con su libertad y sus cañas y arrasa.
Pero yo quiero expresar mi opinión y, sobre todo, expresar mi solidaridad con los amantes del silencio, con las disidentes y los disconformes; con los perros y gatos, con los niños, los jaquecosos, las insomnes, los poetas e incluso con los y las deprimidas; porque no hay nada que contribuya más a aumentar la depresión que encontrarse sentado en medio de Disneylandia sin saber cómo se ha llegado allí.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, durante el encendido de las luces navideñas,
a 20 de noviembre de 2021, en Vigo, Pontevedra, Galicia (España).- EUROPA PRESS
blogs.publico.es/dominiopublico//pesadilla-en-navidad-el-caso-de-vigo-y-abel-caballero

sábado, 27 de noviembre de 2021

Almudena Grandes no solo era escritora, una de las más grandes por cierto,
sino que era defensora de los nadies,
esos de quienes muy pocos se acuerdan,
también cuando usan la pluma.


Imagen de Almudena Grandes. —EFE/Archivo/Luca Piergiovanni

El hipócrita Casado y la lista de paises no libres de Freedom House.

El líder del PP, Pablo Casado,
EFE/ Pepe Torres
blogs.publico.es/juan torres
El secretario general del PP, Pablo Casado critica duramente a Pedro Sánchez y su gobierno y le exige que lidere la posición de la Unión Europea para exigir democracia en Cuba, afirmando que en la isla hay "una dictadura terrible con miles de asesinatos y presos políticos".

La existencia de una dictadura en Cuba es una evidencia que no admite discusión, si se considera que lo es cualquier régimen político en el que no haya elecciones libres ni plenas libertades reconocidas a toda la ciudadanía sin distinción. Sin embargo, es mentira que allí se cometan miles de asesinatos y que haya miles de presos políticos.

He dicho que un solo preso político me parece mucho, así que no estoy tratando de justificar los que haya en Cuba. Deberían estar en libertad. Lo que quiero señalar -porque me parece que es lo importante- es que el líder de la derecha española exagera la situación de Cuba mientras que silencia constantemente la vulneración mucho más grave de los derechos humanos que se lleva a cabo en otros países.

Casado y su partido se envalentonan cuando se trata de condenar la falta de democracia en Cuba y se callan ante la represión y falta de libertades mucho más flagrante que se sufre en otros países de los que, por el contrario, se manifiestan como fieles aliados o con los que defienden que se estrechen todo tipo de relaciones.

¿Por qué critica Casado a Cuba y no condena que nada más y nada menos que el Rey Juan Carlos se haya ido a Emiratos Árabes, donde también hay presos políticos y se tortura a quienes defienden las libertades y los derechos humanos? ¿Por qué Casado y su partido no solo no han condenado, sino incluso aplaudido golpes de Estado que han acabado con la democracia y las libertades en otros países?

Si Pablo Casado y su partido están verdaderamente preocupados por defender la democracia y la libertad en el mundo, ¿por qué no denuncian todos los casos en las que faltan o se violan, en lugar de mencionar siempre los mismos? Si realmente quisieran defenderlas tienen bastante fácil descubrir cuál es su enemigo principal.

La organización independiente Freedom House, tampoco sospechosa de ser proclive a ideas progresistas, elabora un listado de países "no libres", en los que se carece de democracia y no se respetan los derechos humano. Son los que deberían merecer la condena de cualquier persona que honestamente se proponga luchar a favor de la democracia y los derechos humanos.

viernes, 26 de noviembre de 2021

Ojito con Vox. El machismo a lo bestia le "funciona".
Y ahora volverá a levantar la bandera antieuropea.

 A las claras o por detrás, Vox es el primer protagonista del desquicie en que se ha convertido la política española desde hace un tiempo.
No hay que deprimirse demasiado. En los últimos años, situaciones parecidas se han vivido en Francia, en Holanda, en Austria e incluso, visto a través del espejo deformante del Brexit, también en el Reino Unido.
Al carecer totalmente de prejuicios o de principios, la ultraderecha sabe aprovechar las muchas contradicciones del sistema y atraerse el apoyo de sectores de la población que están hartos de cómo van las cosas y de las soluciones que proponen los partidos de siempre.
Pero en el caso español, hay que inquietarse. Porque la cosa podría ir a más. 
La gente que sabe coincide en que estos momentos los sondeos no son del todo de fiar, que el retrato real de lo que piensa votar la gente sólo se conocerá cuando falten pocos meses para las elecciones.
Pero sí que indican tendencias. Y una de las más claras y unánimes en todas las encuestas es que Vox sube sin pausa.
Poco a poco va arañando votos, mientras la derecha se estanca o cae y a la izquierda le pasa más o menos lo mismo.
A la vuelta del verano que viene, si no antes, las cosas podrían cambiar. Pero la impresión de los expertos es que Vox va a mantener su marcha ascendente.
eldiario.es/-/cuidado-con-vox