Enrique Galván:

No podemos dejar ganar a quienes degradan la política

sábado, 18 de mayo de 2024

Martes 21 a las 18:00 h.
Elecciones al Parlamento Europeo :
Charla con representantes vascos/as
de los cuatro partidos más representativos.

 Ante la próxima cita del 9 de Junio,
fecha de las elecciones al Parlamento Europeo,
una cita no menos importante puesto que es el lugar
donde se deciden la gran mayoría de los asuntos
que nos afectan directamente en nuestro día a día,
nos hemos propuesto organizar un

debate en la sede de las Juntas Generales de Bizkaia,
en la calle Hurtado de Amézaga nº6, en Bilbao,
el próximo martes 21 a las 18:00
,

y al que hemos invitado a los y las representantes vascos de las cuatro listas de los partidos políticos con mayor representación en Europa.

La organización en este caso, EuskoFederpem, la Federación Vasca de Personas Mayores, la compartimos con la Asociación Eurgetxo y la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País.

La presentadora y conductora del evento será Amaia Fano,
Vicepresidenta de la Asociación de Periodistas Vascos
Vicedecana del Colegio Vasco de Periodistas,
y prestigiosa analista política.

La cita está cerrada, a falta de pequeños detalles
que detallaremos aquí mismo.
Vete guardando en tu agenda el día y la hora.
Martes 21 a las 18:00
---------------------------------------------------------
Cambios de última hora:
2024-05-17 - 13:00
(Tras la realización del cartel)
O. Agirregoitia será sustituida por Mikel Burzako
P. Barrena 
será sustituido por Oihane Etxebarrieta
---------------------------------------------------------


No podemos permitir que se acaben los derechos y libertades fundamentales en nombre de una supuesta 'defensa nacional'.

 La diversidad cultural es nuestra fortaleza, pero los discursos de ultraderecha amenazan con censurarla. Este fin de semana escucharemos muchos exabruptos. Pero no nos los podemos tomar a broma. Son el principal problema de nuestra democracia.


viernes, 17 de mayo de 2024

Hoy en el Arriaga "Tan solo el fin del mundo".
Siempre ha huido de su familia, pero cuando recibe la noticia, decide volver para comunicarla.

 Jean-Luc Lagarce escribe Tan solo el fin del mundo en Berlín en 1990. Poco antes supo había contraído el VIH. Por aquel entonces, este virus era no solo el causante de una enfermedad con unos índices de mortalidad muy elevados sino también un estigma que te dejaba marcado.
Es imposible no relacionar este hecho fatídico con la escritura de la pieza. El temor a una muerte prematura y perentoria junto a un aislamiento social doloroso atraviesa todo el texto. Podríamos decir que el elemento autoficcional está presente desde el comienzo. Louis, su protagonista, dice tener la misma edad que Lagarce, 34 años, y reconoce tener la muerte cerca, en un año exactamente. Sin embargo, no es una obra de autoficción. Ni siquiera es una obra sobre la muerte o, desde luego, no solo sobre la muerte. El elemento central es la familia. Ese ámbito que nos vertebra o por confirmación o por rechazo.


Louis ha huido de esa familia durante años. Los ha abandonado. Escapa de allí para construir una vida nueva a espaldas de la familia en la que creció. Y cuando recibe la noticia de su muerte decide volver como el hijo pródigo para, dice él, comunicar su muerte. Buscando no se sabe muy bien qué: ¿el cierre de un ciclo?, ¿el perdón por su ausencia?, ¿el calor de aquellos a los que ha renunciado pero que le seguirán siendo fieles en estos últimos pasos de su vida?, ¿el reencuentro con ese paraíso perdido que es la infancia?

Demasiado tiempo para formar gobierno.
A cada partido le interesa tener su rebaño bien diferenciado del de los otros.

 El pasado domingo se celebraron las elecciones en Cataluña y todavía se habla de unos plazos larguísimos para que los políticos elegidos nos revelen los acuerdos a los que, sin duda, llegarán.

Hace un mes se celebraron las elecciones vascas, y se da por hecho que no nos contarán sus acuerdos hasta después de las elecciones europeas por que tienen que mantener la tensión entre las bases, no vaya a ser que si se hacen más "líquidas" la capacidad de cambiar de partido de unas elecciones a otras no sea tan complicado.
Pero a cada partido le interesa tener su rebaño bien diferenciado del de los otros, de forma que sea complicado el "trasvase".

Hay ejemplos en Europa donde se celebran las elecciones en domingo y el lunes a la tarde el candidato con más votos ya esta presentando su nuevo gobierno al Jefe del Estado.

No voy a pedir tanta rapidez, pero si los parlamentarios no empezasen a cobrar hasta el momento que el Parlamento empiece a controlar el nuevo gobierno, quizás los ritmos serían más rápidos.



jueves, 16 de mayo de 2024

En un mes : Marcha para el 16 de junio en Madrid,
con motivo del 10 aniversario de la coronación de Felipe VI

 Felipe VI… ¡10 años bastan!

El gran acto republicano va a ser la marcha republicana del 16 de junio.
“Son marchas que van a salir de muchos lugares del Estado, dándonos cita en Madrid con la reclamación de que los Borbones han terminado ya su ciclo en España”.

Lo que pretendemos es un cambio de modelo de Estado, porque estamos anclados en el feudalismo, donde el origen y la estirpe predominan a la democracia, donde no se elige al jefe del estado, sino que viene directamente por linaje. Entendemos que en el siglo XXI tener una monarquía es algo totalmente obsoleto y anacrónico, y que solo se mantiene ya en algunos países de Europa

Última conferencia del curso en Abando:
Laura Palacios : “El Ictus, la pandemia de nuestra era”.

 

 Día , hora y lugar

El  jueves 16 de Mayo a las 18:00 
en la sede, en c/Uribitarte 10. Bilbao

Sede de Abando-Bilbao
(Bajo Torres Isozaki)

Conferenciante:
Laura Palacios Mariño.

Conferencia sobre :
“El Ictus, la pandemia
de nuestra era”

miércoles, 15 de mayo de 2024

Hoy en el Euskalduna, de mano de la ABAO
el último ensayo de la ópera "La Boheme".

La apasionada, atemporal e indeleble historia de amor entre jóvenes artistas, La Bohème de Puccini, retrata un París típico del XIX con una reconstrucción del Barrio Latino llena de encanto y detalles sutiles.

 Es una de las más bellas, trágicas, conmovedoras y complejas óperas del repertorio lírico italiano, y un título imprescindible que en la temporada bilbaína se ha representado en 28 ocasiones.

Esta historia trágica e inmortal tiene la habilidad de causar desde el principio un poderoso atractivo, y la convierten en una de las óperas más apreciadas y admiradas internacionalmente y en una de las grandes favoritas del público.

Esta obra, definida por Puccini como la ópera de “piccole cose”, se desarrolla en el Barrio Latino de París siendo el hilo conductor de su argumento la historia de amor de dos jóvenes artistas bohemios,
Mimì y Rodolfo. 

Una de las claves del éxito de esta ópera está en la enorme belleza musical y eficacia dramática de su paleta orquestal, donde los sentimientos y las pulsiones quedan reflejados tanto en los motivos musicales como en los objetos y ambientaciones.


El ‘procés’ que se inició en 2012 ha muerto,
el independentismo no.
Para este viaje no hacían falta tantas alforjas.

elcorreo.com//amaia-fano
Quienes se regocijan del hundimiento electoral del independentismo en Cataluña, apresurándose a extender, con indisimulado alivio, el certificado de defunción del ‘procés’, están obviando algo que convendría no perder de vista, no tanto en aras de procurar que la historia no se repita (cosa que parece inevitable dado su carácter cíclico), sino para que no tienda a empeorar.

Que el ‘procés’ se ha desinflado resulta una obviedad aritmética. Si en 2017 el independentismo sumaba un total de 2.079.340 votos, seis años y medio después se ha quedado en 1.361.942, lo que supone casi 720.000 votos menos. Así de simple. Pero decir que está muerto y enterrado expresa más un deseo que una realidad, en tanto la pulsión independentista siga latiendo, aunque muchos de sus votantes se refugien hoy en la abstención o en partidos más radicalizados, como Aliança Catalana, abanderada (esta sí) de un nacionalismo étnico y xenófobo de carácter excluyente.

Como en su día sucedió en Euskadi, en el Principado cada vez son más quienes piensan que para este viaje no hacían falta tantas alforjas y que tanto ERC como Junts deberían dejar paso a un nuevo liderazgo menos histriónico y de convicciones más sólidas.

martes, 14 de mayo de 2024

Es hora de que Puigdemont y el independentismo se pongan las gafas de ver la realidad

 

Pere Aragonès ya lo ha hecho y lo deja;
el expresident se presentó a las elecciones
para conseguir su restitución y perdió,
ya está, es así de sencillo.


Cataluña. Solo puede gobernar Illa. A Puigdemont alguien debería decirle que el rey va desnudo.

 El mensaje que dejaron los resultados electorales del domingo en Catalunya fue claro, sólo Salvador Illa puede ser el próximo president de la Generalitat, a la primera o en una segunda convocatoria. Y solo él puede serlo por los números. Nunca antes el PSC había obtenido tanta ventaja en unos comicios, y por el proyecto que plantea, el proyecto de mirar hacia delante y soltar definitivamente las amarras del procés que ha paralizado durante más de una década la gestión política en Catalunya, con las consecuencias evidentes y demostradas para los catalanes, educación, sanidad, gestión de la sequía.

Los independentistas deben empezar a digerir la realidad. Pere Aragonès ya lo ha hecho, lo deja tras el varapalo de las urnas, pero la huella tras de sí es un campo minado con la negativa inicial a un apoyo al gobierno de Illa. Y luego está Puigdemont, a quien alguien debería decirle que el rey va desnudo, que no puede gobernar con esa minoría independentista que arrojaron las urnas. Deberían hacerlo aunque solo fuera por puro egoísmo, ellos mismos, los independentistas serían los primeros damnificados de la inestabilidad en Madrid.

Pero claro, para eso Puigdemont debería empezar a pensar en alguien más y no sólo en sí mismo y en su futuro. Se presentó a las elecciones para conseguir su restitución, y perdió, ya está, es así de sencillo.
Àngels Barceló (SER)


lunes, 13 de mayo de 2024

143 votos a favor, 25 abstenidos y nueve en contra.

El mundo lo tiene bastante claro. 143 síntomas de la grave enfermedad en la que Netanyahu y sus acólitos están hundiendo a Israel.

Pese a que todos reconozcamos que en Israel una gran parte de la población es demócrata y muchos se manifiestan contra las salvajadas de su gobierno, lo que vemos desde fuera es puramente nazísmo del duro.

El oprobio internacional ante una reacción militar al ataque de Hamás a todas luces desproporcionada y deshumanizada, que incluye no solo infligir bombardeos, sino hasta el hambre y la escasez de medicinas a la población civil palestina de forma deliberada,
 no puede tener defensa internacional, y quien lo haga,
desde la Casa Blanca o desde la Fundación FAES - PP
merecen la misma calificación.