Google+

viernes, 14 de diciembre de 2018

El castigo sin venganza, de Lope de Vega, en el Teatro de la Comedia, Madrid


Atender al deseo o a la razón es el planteamiento principal
de 'El castigo sin venganza', de Lope de Vega,
que puede verse en el Teatro de la Comedia.
Un clásico del siglo de Oro, cuyos personajes viven
un "tormento interior" al transitar por el tortuoso mundo
de los deseos prohibidos. 

Esta crepuscular tragedia de honor oculta una profunda reflexión sobre el poder, la justicia, la responsabilidad, el amor y el deseo, ambientada en el contexto político de las ciudades-estado enfrentadas en la convulsa Italia de finales del quattrocento.

Atrapados en la tela de araña de un palacio de susurros, espejos y secretos, los personajes se enfrentan a su conciencia con una intensidad secreta y desconocida; la belleza de los versos se alía con la aspereza brutal de los conflictos y con un delicado ritmo casi cinematográfico en que las escenas se entrelazan y yuxtaponen. De fondo, la fama como eje de unas vidas abocadas a la mentira va gobernando una trama que desemboca en un desenlace sangriento sin resquicio de esperanza.

Desoladora, hermosa, magistral, El castigo sin venganza nos ofrece un espejo trágico de la condición humana. Obra maestra de la senectud del Fénix, reflejo de su desencanto por la sociedad y el dolor de sus circunstancias personales y familiares pero, a la vez, audaz superación de un arte destilado y preciso ante la irrupción de los poetas y dramaturgos jóvenes que se van adueñando de la primacía escénica, este canto de cisne lopesco mantiene hoy la implacable vigencia del arte de la tragedia: un lúcido viaje a las sombras de nosotros mismos.

MM-35-Martxa Motera. El Real Jardín Botánico y Vivarium

El Real Jardín Botánico de Madrid es un centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Fundado por Real Orden de 17 de octubre de 1755 por el rey Fernando VI en el Soto de Migas Calientes, cerca del río ManzanaresCarlos III ordenó el traslado a su situación actual en 1781, al Paseo del Prado, junto al Museo de Ciencias Naturales que se estaba construyendo (actualmente Museo del Prado), en MadridEspaña.
Este 
jardín botánico alberga en tres terrazas escalonadas, plantas de América y del Pacífico, además de plantas europeas.



También, el Jardín Botánico acoge la exposición Vivarium: Bordados de Francisca Artigues sobre dibujos de Miquel Barceló. La muestra reúne 13 bordados de gran formato de Francisca Artigues, entre cortinas, manteles y colchas y una treintena de dibujos originales en acuarela de Miquel Barceló.


MM-35-Martxa Motera. El Congreso de los diputados

El Congreso de los Diputados tiene su antecedente más remoto en el Estatuto Real de 1834, otorgado por la reina María Cristinaregente durante la minoría de edad de Isabel II, y que estableció por primera vez en España la configuración bicameral de las Cortes, al dividirlas en dos Estamentos: el de Próceres del Reino y el de Procuradores del Reino.
El Estamento de los Procuradores del Reino tenía carácter electivo y una composición que correspondía netamente a la representación de las Ciudades y Burgos con derecho de voto en las Cortes del Antiguo Régimen.
En la Constitución de 1837, aprobada como consecuencia del Motín de la Granja de San Ildelfonso que forzó a la reina regente a sancionarla, se recogió por primera vez la denominación de "Congreso de los Diputados" para la Cámara Baja de las Cortes General.


jueves, 13 de diciembre de 2018

La puta de las mil noches, en el Teatro Español, Madrid.

Juana Escabias obtuvo en 2011 el premio para textos dramáticos El Espectador Teatral por Apología del amor, obra que se estrena ahora con un título mucho más contundente: La puta de las mil noches.

La historia es la de un hombre acaudalado (interpretado por 
Ramón Langa) que decide contratar los servicios de una prostituta (a la que da vida Natalia Dicenta).

Esta, una mujer necesitada de dinero, accede a proporcionarle un servicio que no se limita al sexo, pues el cliente busca establecer un perverso juego que le mantenga entretenido durante toda una noche.

Así se inicia una intrigante velada en la que ambos perderán el control.

El premio especial que nos hemos encontrado los espectadores de hoy ha sido el debate y comentario sobre la obra que se ha organizado con el actor, la actriz, la autora de la obra, Juana Escabias, el director, Juan Esteirich, y todo bajo la coordinación de Almudena Grandes. Especialmente interesante.

MM-35-Martxa Motera. Parque Enrique Tierno Galván y Planetario



MM-35-Martxa Motera. Feria Almoneda. IFEMA. Madrid.

 Gran recopilatorio de todo tipo de objetos antiguos.

MM-35-Martxa Motera. BANKSY: Genius or Vandal, en IFEMA, Madrid.

La controversia de Banksy aterriza, sin su permiso, por primera vez en España. La exposición plantea al visitante quién es realmente Banksy: ¿un genio o un vándalo? Cada uno decide. Su deseo de anonimato y de independencia respecto al mundo artístico dan que pensar. Banksy: Genius or Vandal? será un must cultural del invierno madrileño que seguro generará debate.

El amor está en el aire

Pintada sobre el muro israelí que encierra al pueblo palestino.

La exposición busca mostrar la profundidad de su talento, la multiplicidad de sus capas y dimensiones. Será el visitante el que piense y decida qué etiqueta pone o deja de poner a Banksy.

La forma del arte se torna una reflexión involuntaria, casi inherente. Su obra hurga en la política, ética y cultura de la sociedad actual. Pero más que el mensaje, marcan la diferencia el deseo de anonimato y la necesidad de independencia respecto al sistema. No es habitual que el propio artista se despegue del ego y del reconocimiento, como ocurre con Banksy. Y quizá sea eso lo inquietante.

MM-35-Martxa Motera. Los senados, antiguo y actual.

Grandes edificios para un trabajo que necesita u
na profunda relectura consensuada.

Herenegun. La sensación final es más agria que dulce: deja demasiados espacios vacíos que mi memoria reclama como necesarios.

Cualquier plan encaminado a contar a nuestros estudiantes lo que nos ha sucedido en esta tierra durante los últimos cincuenta años ha de tener un objetivo pedagógico claro y directo: aquí se ha matado, mucho, y bajo diferentes banderas. 

  • 9 dic. 2018
  • El Correo
  • FABIÁN LAESPADA
Todas esas muertes nos han de llevar a la misma idea: fue un error grandísimo y solo ha servido para que haya más de mil víctimas. Nunca más puede suceder algo así. No hay razón alguna para matar a otra persona en esta sociedad ni en esos tiempos, por oscuros que fuesen. 

Muchos creemos que esta idea de partida es vital. Deslegitimar de raíz la violencia que nos ha sacudido y escuchar a las víctimas, sus vivencias, su soledad y la falta de empatía social; esas sí son razones suficientes como para afrontar un plan muy especial que aborde en las aulas esta historia tan reciente, llamada memoria. Memoria como acervo histórico.

De todo el material facilitado se puede extraer la conclusión de que el objetivo de este plan queda un tanto difuminado entre tantas imágenes y tantos hechos. La idea es que nuestra juventud sepa que aquí pasamos de un régimen dictatorial que castigaba a toda la ciudadanía a vivir temerosa y sin libertades a otro en el que fue complicado construir un edificio democrático común y que tuvo numerosos adversarios y enemigos: los franquistas recalcitrantes, una parte considerable de los cuerpos de seguridad del Estado, ETA y sus diferentes escisiones, GAL y algunos espacios opacos de la trastienda gubernamental… y una parte de la sociedad vasca que coadyuvó con esa ‘lucha armada’ a generar miedo, mucho miedo, merced al cual una cantidad importante de conciudadanos decidió irse con la música fúnebre a otra parte. 

La idea principal de una iniciativa como Herenegun es que se deje bien claro que la violencia irracional nos partió la existencia, nos dañó a todos y a unas mil personas les arrebató lo más preciado: la vida. 

Pues que se diga bien claro para que no se les ocurra a nuestros hijos e hijas imponer, amenazar ni matar a nadie. Nunca más.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

MM-35-Martxa Motera. Madrid, "almendra central" y "contaminación".


Madrid está preciosa para los visitantes.
Pero hoy, entrando en la ciudad, una inmensa niebla la cubría.
Se podía presumir que parte de la misma era contaminación.
¡Y vaya jaleo que se nos presenta a los visitantes
 entre "día de contaminación" por un lado
y las restricciones de entrada a la "almendra central" por otro.

La información más clara, de momento la he encontrado aquí ;

Future Lovers, de La Tristura, en los Teatros del Canal, Madrid.

Future Lovers, lo último de La tristura, está otra vez en esta nueva temporada de los Teatros del Canal porque el interrogante que deja en el aire la pieza sobre el futuro que vendrá y sus protagonistas no puede ser más conveniente.
Esta invitación a mirarse en un grupo de chavales de 18 años está anclada en una preocupación por la memoria de lo que fuimos. Pensar de dónde venimos para sentir dónde estaremos.
Riesgo y libertad son, al fin y al cabo, los pilares sobre los que se sostiene Future Lovers, una ventana abierta a la vida de seis jóvenes que surfean la bisagra vital que son los 18 años. Millenials que manejan un cargamento de información como el que no había manejado ninguna generación anterior. El reto está en la aprehensión de una capacidad crítica para discernir lo útil de lo inútil, aunque esta obra está muy lejos de querer ser educativa; es más bien contemplativa, es detenerse a ver qué pasa en esos cuerpos y esas mentes con toda esa información que manejan. Entre realidad y ficción, La tristura nos invita a mirar a unos adolescentes sin apriorismos, sin prejuicios ni posjuicios. Dejarlos ser en escena como son en un botellón, pero botellón intervenido poéticamente.

No será una obra que incluya entre mis favoritas de las que he visto este año pero se deja ver.

Hoy Federalistak en Bilbao.


Quienes firmamos este manifiesto 
no queremos que la sociedad vasca se vea 
embarcada en procesos y objetivos inviables 
abocados al fracaso, ni malgastar inútilmente 
nuestras energías en salidas 
que generan su fractura interna 
polarizándonos en dos partes enfrentadas 
de forma irreconciliable 
y situándonos políticamente al lado del abismo.