Un pájaro en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa,
porque su confianza no está en la rama sino en sus alas.

jueves, 31 de julio de 2014

11 - ¡Gracias para venir!

11.   

         A tres días de la llegada oficial del invierno, el tiempo estaba siendo excepcionalmente agradable. Temperaturas frescas pero nada de lluvia. A Pedro le encantaban esos días en los que, debido al cambio horario, la noche empezaba en torno a las seis de la tarde y duraba horas. Las calles estaban llenas de gente que no se dejaba engañar por la luz de las farolas, sabedores de la hora que marcaban los relojes. Niños en las plazoletas, jubilados caminantes, compradores compulsivos obligados a controlar sus ansiedades e impulsos por exigencias de un guión propio de los tiempos de crisis que corrían inexorables y personas que como él, como Pedro, se dejaban llevar por las mareas de las calles sin rumbo fijo, dejando pasar el tiempo.

         Eran las siete de la tarde cuando Pedro se dejó empujar hasta la puerta de TisTas, un librería especializada en viajes que estaba al principio de la calle General Concha. Siempre le había gustado viajar, aunque en los últimos años no había cruzado los Pirineos ni una sola vez. Uno de los mejores días del año era el primero de las vacaciones de la Semana Santa. Se montaba al volante de su Volkswagen, Julia a su lado, al principio Manuel en el asiento de atrás, más tarde, cuando éste creció, los dos solos. Rumbo al sur, haciendo unos cuantos kilómetros de más. Su recorrido favorito le llevaba a Avila, de ahí al Barco de Avila, luego el valle del Jerte, Plasencia. Una vez allí, hacia el sur. Parando cuando y cuanto les apeteciera. Llegaban a Fregenal, a Jabugo, Sevilla. Andalucía bajo sus neumáticos. No hacía falta cruzar los Pirineos para disfrutar de la placentera sensación de un viaje que te lleva a donde la sorpresa te detiene.

miércoles, 30 de julio de 2014

10 - ¡Gracias para venir!

10.   

         A las siete de la tarde del miércoles llegó Arantza a la tienda de Iturribide. Antes de entrar se aseguró de no reconocer ningún rostro entre los que a esa hora circulaban por la transitada calle peatonal. Gente que subía al populoso barrio de Santutxu y gente que bajaba al concurrido Casco Viejo. Algunos entraban en las tabernas de la calle, otros en alguna de las numerosas tiendas de alimentación, muchas de ellas regentadas por emigrantes de procedencia diversa, y la mayoría simplemente pasaba rumbo a destinos más lejanos.

         Nordin estaba tras el mostrador, escuchando algunos temas de blues viejos a través del ordenador, tan antiguo casi como las canciones que sonaban, comiendo cientos de pipas cuyas cáscaras se arremolinaban desordenadamente alrededor de un cenicero repleto de restos diversos. Se levantó al ver a la chica.

-Hombre, ¡cuánto tiempo!- fueron las palabras que utilizó a modo de saludo. 

-¡No tanto!, -respondió la chica mientras se acercaba al expositor lleno de alimentos diversos  y objetos para el hogar y la higiene personal. Se dieron un par de besos en las mejillas. -¿Estás solo?

-Pedro y Robert estarán al llegar.  El americano terminaba una clase a las seis y media en Lejona. Lo que tarde el metro. Y Pedro seguramente esté en su casa entretenido con algún libro o escuchando algún disco de Miles Davis. ¿Quieres algo mientras tanto?

martes, 29 de julio de 2014

09 - ¡Gracias para venir!

9.   
       
         Pedro se disponía a salir de casa para dar un paseo por la concurrida y animada GranVïa cuando sonó su teléfono.

-¿Qué haces? –era la voz de Robert.

-Ahora mismo estoy atándome los zapatos, bueno las zapatillas estas de monte que calzo siempre. Salgo a dar un paseo. ¿Qué pasa?

-Estamos aquí Nordin y yo, en la tienda, y hemos decidido ir a Algorta a presionar un poco al pájaro.

-¿Presionar? ¿Cómo? Pero si todavía no le hemos dado tiempo para demostrar que no va a molestar más a Arantza. Le dejé la nota antes de ayer. 

-Es necesario que vea que no es farol. Que vamos en serio. Esta mañana me ha telefoneado Arantza diciendo que el muy pájaro le ha vuelto a amenazar, la ha relacionado con nuestra carta y le ha dicho que no le iba a resultar tan fácil librarse de él. Así que hay que hacer algo. Esta noche vamos a pintarle el escaparate.

-¿Pintarle el escaparate? ¿Con qué?

-Con pintura negra. He conseguido un spray a buen precio.

-Ya, ya. Pero, ¿qué le vais a poner?

-¿Tú no vienes?

-No sé. Bueno cambio la pregunta. ¿Qué le vamos a poner?

lunes, 28 de julio de 2014

08 - ¡Gracias para venir!

8.   

         La luz entraba tímidamente por la ventana de la habitación de Pedro. Le gustaba despertarse con las primeras luces del día y remolonear en el lecho hasta que las ganas de orinar se hacían insoportables. Tras una rápida visita al lavabo volvía a sumergirse bajo el calor protector del edredón. Allí se quedaba adormilado hasta que le apetecía más un trago de café que seguir disfrutando del placer de observar el avance del día a través de su ventana desde el confortable  refugio de su cama.

         Ese martes de diciembre llovía, y eso multiplicaba el placer de Pedro. Oyendo el golpeteo agresivo de la lluvia sobre el tejado pasaría horas, si no fuera porque al cabo de unos largos minutos le invadía la sensación de estar perdiendo su tiempo, sensación que simultaneamente le molestaba y le agradaba, a partes iguales. En la vida todo es contradictorio, pensaba, nuestros comportamientos, nuestras sensaciones, nuestros deseos. Aceptar esa contradicción inevitable es un paso hacia la escurridiza felicidad a la que cualquier persona puede aspirar.

         Esas reflexiones, que se repetían cotidianamente en su cabeza mientras disfrutaba de su soledad en su acogedor piso de Uribarri, me las confesó pocas horas después cuando nos encontramos en la Plaza del funi. Él se dirigía a la fantástica tienda de vinos de la calle Castaños, y yo emprendía mi caminata mañanera de tres kilómetros junto al curso de la ría.

-Hombre, ¡cuánto tiempo!-exclamó al verme manifestando abiertamente su alegría.

-Eso mismo digo yo. Parece que te has cansado de este señor mayor.

-Perdona, pero creo que fuiste tú quien quedaste en telefonear una vez hubieras acabado tu novela.

domingo, 27 de julio de 2014

07 - ¡Gracias para venir!

7.   


        El despertador sonó a las siete de la mañana. A Pedro le dio mucha pereza levantarse, pero era necesario meter bajo la puerta de la tienda el sobre con la carta para Adrián antes de que éste llegara. Renunció a la ducha y se vistió rápidamente. Desayunó y salió a la calle. Cogió el metro pasadas las siete y media, en la estación del Casco Viejo. A las ocho estaba en Algorta. Caminó hasta la tienda, comprobó que nadie le veía e introdujo la misiva bajo la puerta. Luego se alejó sigilosamente, cojeando, para dejar una pista falsa a quien le hubiera visto. Además llevaba una bufanda a rayas negras y grises que le servía de embozo y un gorro de lana azul marino que le cubría toda la cabeza. Sólo se le veían los ojos. 
      
         A unos cien metros de la tienda de Adrián encontró una cafetería donde pidió un croissant con un descafeinado. Allí pasó más de media hora frente al Correo. Problemas con el Athletic, problemas con la cuota de riesgo, con la bolsa y con casi todo. Malos tiempos para la esperanza. 

         Luego caminó hasta el puerto viejo, siguió andando por el paseo costero hasta el puerto nuevo. Allí dio media vuelta y cogió el pequeño ascensor  que conduce de nuevo hasta la zona peatonal de Algorta. Anduvo hasta la tienda. Eran más de las diez y Adrián había llegado ya a su puesto de trabajo. Disimuladamente se cercioró de que la carta no estuviera en el lugar donde él la había dejado. Misión cumplida.

         Telefoneó a sus socios para comunicárselo y cogió el metro hasta Deusto. Allí se detuvo porque quería pasar por la charcutería que recientemente había descubierto y donde podía comprar buen jamón a muy buen precio. Compró diez paquetes. Llegó a su casa con la compra  y salió de nuevo con la intención de disfrutar de la mañana del lunes.  

sábado, 26 de julio de 2014

06 - ¡Gracias para venir!

6. 


         Hacía mucho frío esa mañana de domingo. Pedro se despertó pasadas las nueve. Lo primero que hizo fue visitar el servicio donde descargó las primeras gotas del día. Había pasado una buena noche. Solamente se había levantado una vez a orinar, y eso para él era todo un record. 

          Luego se asomó a la ventana de la cocina para observar la lluvia caer cansinamente sobre los tejados del barrio. Preparó la cafetera y esperó sentado sobre la robusta escalera de madera que compró meses atrás en IKEA. Fueron casi cinco minutos de espera durante los cuales Pedro planeó su mañana: lectura y música. Hoy escucharía a Monk. Lo llevaba deseando desde que esa semana oyera el célebre “Blue Monk” en la radio, en una emisora que casualmente hizo su aparición en el dial. 

          Cuando subió el café Pedro separó la cafetera del fuego. Cogió del escurreplatos la taza que utilizaba todos los días y que conservaba los restos de los últimos cafés, sacó la caja de leche de la nevera y las galletas “maría” de su correspondiente armario. Todo en perfecto orden. Movimientos aprendidos y horarios similares. El orden le daba seguridad. Le hacía parecer que mantenía el control, y eso Pedro lo necesitaba. Ni mejor ni peor. Él era así. Siempre lo había sido, aunque la edad había acrecentado sus hábitos, como le sucede a cualquier persona. Además vivir solo le permitía encontrar todo en el lugar exacto, en la posición conveniente. 

viernes, 25 de julio de 2014

05 - ¡Gracias para venir!

5. 


        Pedro encontró a sus dos amigos en el lugar habitual, haciendo lo que habitualmente hacían cuando se juntaban un sábado a la tarde en la tienda de la calle Iturribide: beber un par de cervezas. Esta vez les encontró con una guitarra que Robert rasgaba mientras entonaba una de sus canciones habituales, cogida prestada del amplísimo repertorio que constituía la banda sonora de su vida. Nordin le acompañaba golpeando rítmicamente un cajón casero que había fabricado con unas cuantas maderas, dos cuerdas viejas de guitarra y unos cuantos tirafondos. Estaban sentados tras el mostrador de la tienda y aún no habían dado las ocho de la tarde. Hasta ahí, todo resultaba habitual. De momento ninguna sorpresa.

-¡Cómo vivís! Y eso suena bastante bien. Ahora que no hay cenas podéis ganaros unas pelas tocando juntos.

-Tenemos algo para ti, -dijo el americano con su acento gringo. –Mira. 

         Sobre una caja de llena de latas de un refresco de cola que Nordin solía comprar en el Lidl a un precio muy económico,  había un pequeño estuche que parecía guardar algo parecido a un violín en su interior. Robert se acercó, abrió la funda y sacó una mandolina.

-¿Qué te parece? La compré hace años en Estados Unidos, junto con una pistola. Me hicieron un precio especial por las dos cosas. Ayer me acordé de que la tenía guardada en uno de los cajones de mi cuarto y como hace poco me dijiste que te gustaría aprender a tocar la guitarra, te la he traído. No es una guitarra, pero es gratis y suena bien.

-¡Pero no tengo ni idea de tocar la mandolina! –Había llegado la sorpresa. La mandolina no formaba parte del paisaje habitual de una tarde de sábado

jueves, 24 de julio de 2014

04 - ¡Gracias para venir!

4.  


         El café con leche estaba muy caliente. Era imposible dar un trago. Así que Pedro, mientras esperaba a sus dos amigos, decidió comenzar a comer el croissant. Demasiado azúcar, pero estaba rico. Se acodó de los suculentos croissants que comió en Burdeos, en un viaje que hizo a la vecina ciudad francesa hace varios años, junto a Julia. Eran otros tiempos, imposibles de olvidar. Recuerdos que de vez en cuando le asaltaban sin que él lo deseara. Le hubiera gustado ser capaz de dominar su mente hasta el punto de que solamente acudieran a su memoria los recuerdos que él seleccionara y en el momento en el que él lo quisiera. Pero eso era una tarea imposible. 

         En ese momento llegó Robert, ataviado con una boina, un fular de tonos verdes, un gabán con altos cuellos y unas gafas oscuras. 

-¿Tú vas a ir así, sin disfraz alguno? –preguntó mientras tomaba asiento.

-Me pondré la capucha esta, -dijo señalando al gorro que tenía en la sudadera, -y llevaré un periódico para taparme la cara. ¿Te parece?

-Eres un hombre a quien le gusta el riesgo. –dijo soltando una carcajada. –Creo que me gusta demasiado entrar en acción. Me siento pletórico, exultante, ¿se dice así? Subrayé esa palabra hace poco en uno de los libros que he leído este mes. Me pareció una buena palabra. Exultante. Hace a culto.-Hizo una pausa mientras gesticulaba y alzaba el cuello simulando ser un preboste de la cultura hispánica. –A lo que iba, me encanta tener una misión de este estilo entre manos.

-Tengo que confesarte que, aunque lo del dinero no me parece muy correcto, lo del espionaje y el chantaje me gusta.

miércoles, 23 de julio de 2014

03 - Libros: ¡Gracias para venir!

 3.   


         La noche se apoderó de la ciudad pasadas las seis de la tarde. La Navidad se asomaba por todas las esquinas, a pesar de la crisis, de los recortes, del déficit. Al parecer los mandatarios de la agujereada nave habían decidido mantener alta la moral de la tripulación y alegrar las calles con luces, con árboles navideños y con todo tipo de motivos propios de estas fechas.  Pedro caminaba tranquilamente hacia Iturribide recorriendo las transitadas callejuelas del Casco Viejo. Le gustaba observar a la gente desde su anonimato, como si él no fuera parte de ese paisaje humano. Pertenecía a la reducida elite de españoles que navegaban entre la tempestad provocada por el derrumbe de los mercados y la subida de la prima de riesgo dentro de un buen cascarón. Un buen retiro le permitía vivir el día a día sin miedo a naufragar.

         En el “Txiki market” encontró a sus dos colegas, con sendas cervezas, comentando las llamativas cualidades de una clienta que acababa de abandonar el establecimiento.

-Es una lástima que las vascas sean tan estrechas. Esa chica era una preciosidad, pero seguramente todo lo que tiene de guapa lo tiene de cohibida. ¿Está bien dicho? –Robert se animaba cada vez que salía a relucir su tema favorito: las mujeres.

-Dentro de poco te veo sentado en uno de los sillones de la Real Academia. Avanzas a ritmo de Fórmula 1.-Irrumpió Pedro en la conversación.

-El que faltaba. El que presume de puntual. Son las siete pasadas. Luego decís de los moros. Yo aquí estaba, clavado, a la hora estipulada. El africano, perfecto. El yanqui y el europeo tarde.

-¡Qué raro! ¿Robert ha llegado tarde? –Pedro tomó asiento en un taburete junto a sus amigos, al otro lado de la barra, un reducido espacio lleno de cáscaras de pipas, de botellas de cerveza vacías y otros restos. 

martes, 22 de julio de 2014

02 - ¡Gracias para venir!

2.
      

         La mañana siguiente no tardó en llegar. Amaneció temprano, pero la luz del sol no arrancó a Pedro de los brazos de Morfeo. Lo hizo el persistente sonido de su teléfono móvil que no dejó de sonar una y otra vez hasta que el madrileño acertó con la tecla oportuna varios segundos después.

-¿Si? –emitió un sonido similar al de eructo surgido de las más profundas entrañas de su cuerpo.

-Hola. ¿Qué te pasa? ¡Vaya una voz que tienes! ¡Cómo se nota que es viernes y que ayer tuviste cena con tus amigotes! –Era Irene la que había telefoneado pasadas las diez de la mañana. –Te llamaba para ver si querías tomar un café conmigo, pero me parece que te va a resultar imposible todavía. 

-Irene. Perdona, pero ayer me acosté muy tarde y apenas he dormido un ratillo. ¿Qué hora es? –preguntó mientras se incorporaba y llevaba su mano izquierda a la frente, con el deseo inconsciente de librarse del dolor de cabeza que sintió nada más abrir los ojos.

-Según puedo apreciar, demasiado pronto para ti. No importa. Ya quedaremos en otra ocasión. –Lo dijo en un tono que se balanceaba entre la desilusión y el reproche. A Irene no le parecían muy aconsejables esas amistades de Pedro. Éste le había contado algunas cosillas que no eran del agrado de Irene.

lunes, 21 de julio de 2014

01 - ¡ Gracias para venir !

1.


-¡Gracias para venir!

         En el mismo instante en el que Robert se despedía maltratando el castellano con su habitual frase de despedida, tras haber dado su breve pero intenso concierto de los jueves, una vez terminada la cena, mientras los agradecidos comensales degustaban los combinados que les preparaba Nordin, llegó la policía municipal al local clandestino de Iturribide. Fueron dos potentes golpes en la puerta y un escueto pero eficaz “¡abran, policía!”. El silencio se impuso en la sala. Las risas cesaron y durante un instante las catorce personas allí presentes quedaron paralizadas, como si les hubiese atravesado un rayo futurista disparado por un alienígena con ánimo de venganza. Nordin rompió el silencio con unas palabras que no consiguieron tranquilizar a nadielos jueves llena esto de amigos. ¿Es así? – El agente utilizó el más indefinido de los pronombres para designar al trastero de Nordin.

-Casi todos los jueves.-Nordin se arrascaba la parte trasera de su oreja derecha mientras respondía formalmente al guardia.

-¿Y siempre amigos diferentes, gente nueva? -El tono de voz invariable.

-No siempre. En ocasiones, a menudo, vuelven amigos que ya han estado en semanas anteriores. -Nosdín seguía buscando tesoros escondidos en su oreja, ayudándose del índice de su mano derecha. Era un gesto que repetía cuando debía participar en conversaciones que le disgustaban.

domingo, 20 de julio de 2014

"Gracias para venir"

Es el título de una novela escrita por Kerman Ibarra y que os presentaré a lo largo de estos días de vacaciones en los que yo personalmente voy a desenchufar todos mis aparatos electrónicos e incluso, mentalmente, buscaré ambientes que me distraigan de la vida cotidiana.

Feliz verano y hasta la vuelta.

miércoles, 16 de julio de 2014

Vocabulario para viajar: aeropuerto y avión (inglés-español) +PDF

Viajar al extranjero se puede convertir en un infierno si, ya de entrada, no nos enteramos dónde tenemos que facturar, dónde está el control de seguridad o dónde está la puerta deembarque porque todos los cartelitos están en inglés.
Si al final conseguimos embarcar, nos gustaría pedirle una manta a la azafata de turno porque, como bien sabemos, en los aviones no deben pagar la factura de la luz y ponen el aire acondicionado a toda leche y nos helamos de frío, pero “shit!”, ¿cómo se decía manta en inglés?…
Pasamos un mal rato con turbulencias y nos mareamos pero somos incapaces de explicarlo a no ser que sea haciendo mímica (o directamente vomitando). Al llegar, tocamos tierra suavemente y se escucha el “plas, plas, plas” de los que agradecen seguir vivos, pero nos hanperdido el equipaje…y todo eso sin saber como expresarnos en inglés.
Esta lista de vocabulario no te salvará de tu gafe, pero te puede ayudar a comunicarte mejor cuando viajes. Encontrarás algunas palabras muy útiles que se usan en el aeropuerto y en los aviones. Al final de la lista te dejo el link para que te puedas descargar e imprimir la lista en PDF.

martes, 15 de julio de 2014

Mery Streep y la paciencia. Lo comparto :

"Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme. Ya no dedico un minuto a quien miente o quiere manipular. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no merece mi paciencia" (Meryl Streep).

sábado, 12 de julio de 2014

Estupenda animación que narra el conflicto entre Israel y Palestina de la forma más simple e irónica.

POR: PIJAMASURF


Ningún lugar más cargado de historia y sangre que la Tierra Santa, llamada Israel, Palestina, Caanán, Levante, etc.: diferentes pueblos, diferentes dioses y diferentes hombres repitiendo prácticamente el mismo acto: la muerte. Luchando por dominar una zona que se ha convertido en una encrucijada real y simbólica por milenios.
En este épico video realizado por Nina Paley vemos la complejidad del gran conflicto político-religioso por antonomasia reducido a una sorprendente simpleza: pueblos matándose el uno al otro bajo el nombre de Dios. “Esta Tierra es mía”, aseveran en un sangriento musical en el que al final el único “dios” que se mantiene campante es la Muerte.

Who’s Killing Who? A Viewer’s Guide

El día que me avergoncé de ser judío

Hoy nos hemos unido a los fuegos de la Inquisición. Quemamos personas vivas de una fe diferente a la nuestra y dijimos que es nuestro D’s que lo requiere. Hoy nos unimos a las hordas de los cosacos, con odio asesino y salvaje, sin ver al otro, sólo viendo que somos diferentes. Hoy nos unimos a los asesinos nazis, matando a un niño brutalmente por su raza y etnicidad.
Hoy dejamos de ser el Pueblo Elegido, porque para esto no fuimos elegidos. Tal vez necesitemos otros dos mil años de Exilio para recordar quiénes deberíamos ser. Hoy perdimos cualquier superioridad moral que queríamos creer que teníamos. Somos exactamente como ellos. También somos asesinos. Todos nosotros. Los que lo prendieron en llamas, los que gritaron “muerte a los árabes”, los que declararon que la Torá nos pide matar y asesinar y vengarnos. Aquellos que vieron todo esto y no hicieron nada, aquellos que mañana aún no harán nada.
Especialmente aquellos que tratan de encontrar paz para sus consciencias en las comparaciones: “ah, pero nosotros no celebramos asesinatos”, “nosotros no enseñamos a odiar en nuestras escuelas”, “nosotros no consideramos a los terroristas, héroes”. Pero no es sobre ellos, D’s Altísimo, ¡es sobre nosotros! Es sobre perdernos a nosotros mismos, sobre nuestro fracaso como nación. Evidentemente hemos fallado.
En el futuro, cuando estudien las leyendas sobre la destrucción de nuestra sociedad, de nuestro Estado, ellos leerán: “Por el asesinato, la quema, el salvaje homicidio de Muhammad Abu Jdeir, nuestro Templo fue destruido, nuestra Tierra fue desolada y fuimos exiliados entre las Naciones”.
Nunca la paz se vio más lejana. Nunca estuve tan avergonzado de ser israelí. Nunca estuve tan avergonzado de ser Judío.
Fuente: 

¿A qué juegan Rajoy y Mas?

Hace meses que se asiste con asombro a ese tonto espectáculo representado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, a esa cosa adolescente de "no, llámame tú", "no, anda, mejor tú", que desemboca, por un lado, por el de Rajoy, en el inmovilismo y, por otro, por el de Mas, en un callejón sin salida. Porque a día de hoy parece que tanto Rajoy como Mas, los dirigentes de los partidos que ellos dirigen y los del resto de las fuerzas políticas, son más que conscientes de que el polvorín catalán puede estallar este otoño, si antes no se sientan a dialogar para tratar de impedirlo. 

¿A qué juegan?

¿Y si de la que se junten, que parece que por fin lo van a escenificar, no se les dejase salir de la habitación hasta que llegasen a un acuerdo, al estilo de lo que hacen en el Vaticano cuando tienen que consensuar su Jefe de Estado?

viernes, 11 de julio de 2014

Por el Basket en Bilbao ...

Polémica sobre Declaración Comercial de Zona de Interés Turístico en Bilbao

"Nosotros no vamos a negar derechos a los comerciantes derechos que tienen reconocidos por ley si ademas,generarían empleo en Bilbao, pero la responsabilidad de abrir es de ellos y de su visión de ciudad". 

El problema está en la falta de libertad y la coacción a los comerciantes que pueden estar interesados y creen que es beneficioso para sus negocios abrir. 

No creo en la liberalización total pero si en que los comerciantes tengan la libertad de poder abrir los festivos realmente interesantes para sus negocios y los que ayudan a hacer ciudad. 

Bilbao necesita a su comercio, y el comercio de que Bilbao siga siendo cada vez mas Bilbao Internacional."

jueves, 10 de julio de 2014

El fútbol y las guerras: Gaza, Ucrania, Siria, Corea, Irak, Africa, ...

Mientras Alemania fulminaba a Brasil en la copa del mundo de fútbol. Mientras Holanda y Argentina se enfrentaban por un puesto en el Olimpo de la Final. Mientras radios y televisiones de plasma del mundo entero agotaban calificativos para tan gloriosos guerreros... En Gaza caen bombas de verdad en una guerra sin fin... 

Mientras, el mundo da la espalda a los palestinos mirando la caja tonta, recibiendo su dosis diaria de narcótico. En Gaza, el ejército poderoso de Israel, que juega contra los Derechos Humanos con el beneplácito de Estados Unidos de América, metiéndonos a todos una goleada de campeonato, lanzaba cuarenta toneladas de explosivos sobre la franja palestina, la única tierra aún no "robada". Cuatrocientos ataques de Israel. Cuarenta muertos y centenares de heridos en Palestina. Muerte. Fuego. Humo negro. Destrucción. Niños llorando. Padres y madres corriendo con sus pequeños en brazos, descalzos sobre un suelo de cascotes. 

Mientras tanto, quedan partidos para olvidar el dolor... de los otros. Aún queda la gran final. Mientras tanto, al Campo de Gaza seguirá llegando fuego y guerra israelí por mar y aire. Fuego de indiferencia. Fuego.
Leído en facebook

Guía para asediar al Coletas

Cañibano nos recuerda en su blog que “Si piensas que la publicidad no sirve, considera los millones de personas que creen que el yogur es rico”. Así reflexionaba David Ogilvy - que era un experto en la materia- cuando teorizaba sobre el poder de la propaganda y la publicidad. Una buena campaña hace milagros porque hay gente que es capaz de creerse cualquier cosa, independientemente de su veracidad. Eso piensan en el PP y en todos sus medios de comunicación, que son muchos, cuando se lanzan a calumniar a Pablo Iglesias.
Henry Ward ya dejó sentado en el siglo XIX que “ninguna prueba, ninguna rectificación ni desmentido puede anular el efecto de una publicidad bien hecha”. Y en eso están. Harán mal en Podemos si resuelven que una campaña tan burda no merece ser enfrentada. Acuérdense de los trenes de Atocha y los años que ha estado presente en nuestras vidas la patraña sobre su autoría
Los principios de la propaganda son técnicas cuya eficacia no depende de que el mensaje sea verdadero o falso. Estos son algunos de los más conocidos: blogs.publico.es/guia-para-asediar-al-coletas


miércoles, 9 de julio de 2014

Primero las personas, luego las fronteras


¡¡ ACTÚA Y DIFUNDE!! Exige a Mariano Rajoy Brey que proteja la vida y los derechos de las personas a lo largo de las fronteras de Europa 
www.es.amnesty.org/actua/acciones/espana-migracion

Las cifras hablan por sí solas. 

La Unión Europea destina 1820 millones de € a actividades, equipo y tecnología para controlar sus fronteras exteriores, 
y tan sólo dedica 700 millones a procedimientos de asilo, recepción, reasentamiento e integración de las personas refugiadas.

#SOSEurope

Porcentajes de matrimonios religiosos y civiles en España


lunes, 7 de julio de 2014

«Última llamada» Esto es más que una crisis económica y de régimen: es una crisis de civilización.

Los ciudadanos y ciudadanas europeos, en su gran mayoría, asumen la idea de que la sociedad de consumo actual puede “mejorar” hacia el futuro (y que debería hacerlo). Mientras tanto, buena parte de los habitantes del planeta esperan ir acercándose a nuestros niveles de bienestar material. Sin embargo, el nivel de producción y consumo se ha conseguido a costa de agotar los recursos naturales y energéticos, y romper los equilibrios ecológicos de la Tierra.
... ... ...
Una civilización se acaba y hemos de construir otra nueva. Las consecuencias de no hacer nada —o hacer demasiado poco— nos llevan directamente al colapso social, económico y ecológico. Pero si empezamos hoy, todavía podemos ser las y los protagonistas de una sociedad solidaria, democrática y en paz con el planeta.
— En diversos lugares de la Península Ibérica, Baleares y Canarias, y en el verano de 2014.

El registro civil, privatizado

sábado, 5 de julio de 2014

Los Simpsons fueron visionarios con la lesión de Neymar

En Brasil ya han empezado a comparar a los populares capítulos de los 'Simpsons' con el ya legendario Pulpo Paul que se convirtió en todo un ídlo de masas en 2010 tras acertar en todos los pronósticos del Mundial de Sudáfrica. 
En este caso, la serie también ha dado en el clavo, pero no para aventurar una victoria, sino la lesión del crack de la canarinha, Neymar. En un capítulo emitido meses atrás, en el que Homer Simpson se convertía accidentalmente en árbitro de un partido de la Copa del Mundo de Brasil, la estrella de la 'verdeamarelha' tenía que ser evacuada en camilla del estadio, después de sufrir una lesión. 
El guión del capítulo se cumplió prácticamente al pie de la letra el pasado viernes, cuando Neymar tuvo que ser retirado del campo en camilla para que lo trasladaran al hospital. Curiosamente, Homer, como Velasco Carballo, no señalizó falta en la acción. 
En Brasil no solo preocupa que el guión se cumpliera en el caso de Neymar. En el partido del capítulo, Brasil se medía a Alemania en las semifinales de la Copa del Mundo, precisamente el mismo que las dos selecciones protagonizarán el próximo martes en Belo Horizonte. En la ficción, los germanos se imponían por 2-0, la afición local ya ha cruzado los dedos para que la suerte no se repita. (www.sport.es/es/noticias/mundial-futbol). 
Yo espero que sí.

¿Quién ganará realmente el mundial de fútbol?

Terminados los octavos,
quedan cuatro equipos,
dos americanos y dos europeos.

Espero que la final la gane un equipo de la UE
aunque ganar, ganar, los que van a ganar,
están en la viñeta adjunta :


jueves, 3 de julio de 2014

miércoles, 2 de julio de 2014

No esperes ...


"El Alcalde debe de ser la persona que elija el pueblo"

Las palabras de Rajoy tienen trampa. Todos sabemos que cuando votamos en las generales, solo votamos diputados y que solo los diputados, y solo ellos, eligen al Presidente del Gobierno, que en las autonómicas elegimos diputados y ellos, y solo ellos, eligen al Lehendakari, y que en las municipales solo elegimos concejales, y ellos, y solo ellos, eligen al Alcalde. 

Y si se quiere cambiar eso, para que un Alcalde pueda serlo con el apoyo de 5 concejales y 12 en contra, como ocurrió en mi pueblo en la anterior legislatura, pues no me parece correcto, porque en esos casos, el alcalde no puede hacer nada mas que cobrar el sueldo, sin margen de maniobra.

Si nos ponemos "demócratas", que sea con todas las consecuencias, y si queremos que el Alcalde sea la persona mas votada, lo que habrá que hacer es elegirlo en dos rondas, como en Francia. 

Eso sí que sería bueno para la democracia en este país.

martes, 1 de julio de 2014

Diferencias entres las democracias francesa y española

www.europapress.es
El anterior Jefe del Estado francés Nicolas Sarkozy permanece detenido por la Policía en Nanterre para ser interrogado por un supuesto caso de tráfico de influencias, según ha informado a Reuters una fuente judicial.

¿Para cuando algo similar por estos pagos?

y otra noticia excelente desde Francia

El Tribunal de Estrasburgo avala la prohibición francesa del burka.

Los jueces resaltan que la norma persigue un "objetivo legítimo de preservar la vida en común"

La ley francesa que a finales de 2010 prohibió el velo integral en los espacios públicos no contraviene los derechos humanos. Así se ha pronunciado esta mañana el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo, en respuesta al proceso abierto a petición de una joven francesa que defiende el uso del burka y del niqab (velos ambos que cubren la cara salvo los ojos) y que considera que el hecho de que las mujeres deban descubrir el rostro a petición de la policía es un atentado a la vida privada y la libertad religiosa.