Un pájaro en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa,
porque su confianza no está en la rama sino en sus alas.

martes, 31 de marzo de 2020

Cuánto me alegraría que alguien pudiese convencerme que la guerra biológica todavía no ha comenzado.

Sin duda, el origen de la situación que vivimos tiene muchas incógnitas y muchas informaciones que o bien han resultado falsas casi desde el principio o son difícilmente creíbles sin algún dato más que las corrobore.

Llevamos décadas oyendo que la I Guerra Mundial fue de trincheras, cuerpo a cuerpo en muchos casos y de pelea metro a metro, que en la II Guerra Mundial resultó clave la capacidad operativa de las aviaciones de los diferentes ejércitos, con sus bombardeos selectivos, y que la guinda fue aquella bomba atómica que terminó de convencer al entonces gobierno japonés de que una reconocida derrota ese mismo día evitaría acumular nuevas bombas en otras ciudades del país nipón.

Sobre la tercera se ha especulado mucho. Recuerdo aquella frase que preconizaba que si seguíamos acumulando tanto material bélico, aunque fuese involuntariamente, si en algún lugar surgiese el chispazo, la IV guerra sería simplemente a garrotazos.

Pero la realidad siempre supera a la ficción y las películas en las que los "malos", los "enemigos de la libertad USA" amenazaban con guerra química o biológica nunca terminaban afectando a todo el planeta como afecta este "simple virus".
Nadie se atreve a preguntarse en público cómo ha surgido o qué países y/o trozos de países han sido más afectados y cuales no. Casualmente, casi se puede hacer un mapa de países amigos, o no tanto.
Quienes se han recuperado como si ya tuviesen preparado el antídoto correspondiente.
Qué "fuerzas ocultas" se están aprovechando económicamente del acojono del pequeño inversor mundial. 
Quiénes han reaccionado como si lo que ha pasado lo tuviesen previsto y a quienes les ha pillado en calzoncillos.

En fín, que no miro a nadie, solo pienso en alto, pero no sabéis cuánto me alegraría que alguien pudiese convencerme que la guerra biológica todavía no ha comenzado.

El Parlamento vasco, pasado presente y futuro, pese a sus tres sombritas.

Hoy se cumplen 40 años de la primera reunión plenaria del Parlamento Vasco en el recinto de las Juntas en Gernika.

El aniversario lo vivimos en una situación de emergencia para el planeta, una situación que no sabemos muy bien si originada por un chino que se comió un murciélago o por una guerra bacteriolçogica no declarada y que nadie quiere reconocer en principio.  Evidentemente Euskadi, como parte evidente del planeta no puede declarar la "independentzia" en este tema  .. tampoco, y está condenada o felizmente sentenciada, según el punto de vista de unos u otros,  a compartir penurias y/o alegrias con los territorios vecinos.

Por aquellas fechas salíamos de una dictadura; teníamos un país arruinado económicamente y estabamos políticamente desvertebrados. Había que consolidar un sistema de libertades con una banda terrorista en sus "mejores" momentos y la esperanza de una Euskadi como la que hemos llegado a tener hasta hace un mes era casi impensable.

La constitución del Parlamento fue, sin duda, un grito y un símbolo de esperanza. Nos hemos podido desarrollar libremente como personas en una sociedad libre y altamente desarrollada. Y este "enemigo" que nos retiene en nuestras casas, más pronto que tarde, esperemos vencerlo de la misma manera que vencimos y superamos otros graves enemigos y situaciones en tiempo no tan lejano.

Y, además de todo lo dicho, solo tres sombritas, desde mi punto de vista, ensombrecen e impiden que este Parlamento se desarrolle en plenitud con todas las competencias propias de esta sociedad. Los tres pseudo parlamentitos de los denominados territorios históricos, solamente estimulados por el PNV por un lado y por otro,  los enemigos de que Euskadi tenga un único parlamento para toda la ciudadanía vasca y que, bajo el convencimiento del "divide y vencerás", apoyan descaradamente
, hasta ahora unidos bajo las siglas del PP, los provincialismos vascos o ese "sano regionalismo interno".

Jitsi, y no dejes de ver a los tuyos, sin salir de casa.


En los últimos tiempos, las videollamadas se estaban convirtiendo cada vez más en una forma cotidiana de comunicación, en especial para los que teletrabajan o para quienes tienen familiares o amigos viviendo en diferentes países.

Pero en estos días de confinamiento generalizado, empiezan a ser herramientas imprescindibles para mantener las relaciones afectivas, y las también muy importantes en estos días, las relaciones sociales con amigos o compañeros de nuestra vida cotidiana antes del coronavirus.

Entre Skype y los Hangouts de Google parecía que el mercado estaba completamente acaparado casi en su totalidad, y, por otra parte, había mucha gente reticente a compartir datos en plataformas de grandes empresas multinacionales.

Con la llegada de Jitsi Meet, el mercado ha dado un paso adelante, presentándose como 
una opción en materia de comunicaciones cifradas en tiempo real y más fácil de usar que Hangouts o Skype.

lunes, 30 de marzo de 2020

Las tres olas : la pandemia sanitaria, la pandemia económica y la crisis democrática.

Personas con mascarilla paseando por el distrito
comercial de Seúl (Corea del Sur). REUTER
S/Heo Ran
El excelente artículo es de Cesar calderón en Público.
Hasta ahora en esta crisis global que nos asola, hemos podido ver como llegaba la primera ola, la pandemia sanitaria, que ya está dejando miles de muertos y centenares de miles de infectados sacando además  los colores tanto a incontables líderes políticos como a los sistemas sanitarios de todo el mundo. Y por encima de todos ellos,  a los organismos financieros internacionales que llevaban años recomendando drásticos recortes en lo público, sanidad incluida.
También podemos ya saber que tras esta primera ola que está poniendo a prueba las defensas de nuestro estado del bienestar viene la segunda ola: la pandemia económica. Esta segunda ola, ya casi podemos verla desde el puerto, no es tan espectacular como la que acaba de chocar contra la costa, no dará siquiera ni para que salgamos al balcón a aplaudir a nadie, pero se llevará según los expertos entre un 4% y un 10% (o incluso más) de nuestro PIB, esto es, dejará a nuestro país con más de cinco millones de parados y prácticamente estancado de tal forma que casi recordaremos la crisis de 2008.
Pero de la que no se está hablando de la tercera ola: la crisis democrática, una ola de dimensiones colosales que ya está comenzando a crecer y que impactará sobre países cuyos rompeolas ya han sido destrozados por las dos primeras y que por tanto va a impactar directamente sobre las vidas de millones de personas en todo el globo. Está calando en nuestras sociedades un mensaje falso y que además es nocivo, y peligroso. Una narrativa venenosa que viene a decir que los países que mejor han reaccionado ante esta crisis no son precisamente aquellos en los que vivimos en democracias plenas, sino los países tecno-autoritarios.

Miren, a pesar de las peleas en la Unión Europea, norte contra sur, ricos contra menos ricos, no debe cabernos la menor duda, las democracias tardan más en reaccionar a este tipo de crisis globales, pero cuando lo hacen, el resultado es indiscutiblemente mejor. Atentos pues a esta tercera ola, que ya viene y amenaza con llevarse por delante las libertades que tanta sangre han costado en nuestros países.

El País se para pero los "hacedores" de bulos siguen trabajando


domingo, 29 de marzo de 2020

El comportamiento del presidente brasileño frente al coronavirus era previsible, ya que siempre fue un negacionista de la ciencia

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, es un psicópata. No es hora de eufemismos ni medias palabras. 

No solo es fascista, nepotista, ignorante, incapaz, misógino, xenófobo, homofóbico, admirador de dictadores y torturadores, está rodeado por un gabinete de lunáticos, terraplanistas y fundamentalistas religiosos, y vinculado personalmente con bandas de milicianos y asesinos a sueldo. 

Además, es un psicópata.

El comportamiento del presidente brasileño frente al coronavirus era previsible, ya que siempre fue un negacionista de la ciencia. En una entrevista por televisión, Bolsonaro dijo que va a morir alguna gente, bromeó con que la vida un día se termina y agregó que no se puede “parar la economía” por eso.

Ha prohibido parar el país por decreto, pero un juez del Supremo les dio la razón a los gobernadores y alcaldes, dictando una medida cautelar para que puedan disponer medidas de aislamiento. 


Bolsonaro es un psicópata y hay que sacarlo del poder antes de que haga más daño, porque ante una emergencia de este tamaño, las prioridades y los parámetros no pueden ser los mismos que en una situación normal. A Dilma Rousseff, una presidenta honesta y democrática que no había cometido ningún crimen, la destituyeron por nada.
¿Qué esperan ahora?
Está en manos del Congreso y del Supremo Tribunal Federal decidir si quieren salvar vidas o pasar a la historia como cómplices de un psicópata y asesino.

· 3 links que no puedes desconocer en estos días :


vosteuskadi.org
El objetivo principal de que aquellas comunicaciones que representen una situación real de emergencia o en situaciones de crisis, lleguen al ciudadano/a lo más rápidamente y éstas sean visualizadas lo más pronto posible. 

PUEDO ENVIAR MENSAJES CON INFORMACIÓN IMPORTANTE AL WHATSAPP DE VOSTEUSKADI

Herramientas periodísticas para que no te la cuelen: Maldita Hemeroteca, Maldito Bulo, Maldita Ciencia y Maldito Dato.



www.newtral.es

El mejor antídoto contra la epidemia de bulos:

No compartir sin haber verificado


sábado, 28 de marzo de 2020

Europa. Hemos chocado contra un iceberg. No hay tiempo para discusiones sobre supuestos pasajeros de primera o de segunda clase.

lavanguardia.com/opinion
El título de este post es lo que tuiteó ayer la ministra española a unas declaraciones del ministro holandés de Finanzas, Wopke Hoekstra. No es baladí la comparación. Europa se hunde mientras sus gobernantes siguen tocando la música de siempre, como la famosa orquesta del barco inglés.

La UE no puede reaccionar de la misma forma que en el 2008 en la crisis de Lehman Brothers. Los países del sur de Europa no están dispuestos a decir siempre amén a los poderosos del norte. 

La clave puede estar en manos de Francia, que siempre juega a su aire. La región de París se encuentra al borde de la saturación. 

Vamos a vivir días muy intensos. Esperemos que los líderes de la UE sepan estar a la altura.

Una aplicación colaborativa para gestionar la pandemia del COVID-19 en el ámbito de la comunidad autónoma vasca.



El vaticinio, premonición, u oráculo de los Beatles es incuestionable. ¿Cómo no pudimos darnos cuenta?

Importante para quienes almacenan muchas fotos y videos en su teléfono :

Cuando estamos en un gran grupo de WhatsApp, tenemos un problema común: el riesgo de poco espacio en el teléfono debido a las muchas imágenes y vídeos que los miembros comparten, para resolver éste problema, puede utilizar un recurso WhatsApp, dónde puede ver las fotos en el grupo sólo... sin guardarlos en el teléfono.

POR FAVOR, SIGA LOS PASOS A CONTINUACIÓN:

1) Haga clic en los 3 puntos mostrados en la esquina superior derecho del grupo.

2) Haga clic en la primera opción, por ejemplo: INFO DEL GRUPO.


3) Tres opciones mostradas debajo del nombre del grupo, es decir: 
- notificaciones de silencio, 
- notificación personalizada, 
- visibilidad de los medios.


4) Haga clic en la tercera opción: VISIBILIDAD DE MEDIOS


5) Haga clic en la opción "No" 
Ahora el medio no se guardará en el teléfono, pero sólo se muestra en las charlas de grupo. 

Ahora que sabes ésto ...  Informa a otros miembros en otros grupos y así tendremos más espacio en nuestros equipos!! 😃

.- .–. .- –. .- / .-.. .- / .-.. ..- –.. / – — -.. — / .. .-. / -… .. . -. .-.-. (Morse)

El título de esta entrada está en morse.

“Apaga la luz Todo irá bien”


Este año, queremos enviar un mensaje de esperanza y solidaridad y recordar que la salud de los seres humanos está conectada con la salud del planeta. Es necesario detener la pérdida de biodiversidad para asegurar nuestra salud y bienestar.

Balcones y ventanas se han convertido en un símbolo de la unión en la lucha contra el coronavirus y de conexión con el exterior

A las 20.30 del 28 de marzo esperamos vuestros destellos de esperanza en este lenguaje universal: el código morse.
.- .–. .- –. .- / .-.. .- / .-.. ..- –.. /
 – — -.. — / .. .-. / -… .. . -. .-.-.
Este año, si bien, se va a mantener el tradicional símbolo del movimiento Hora del Planeta de llevar a cabo los apagones de edificios y monumentos más emblemáticos del planeta, tristemente no va a ser posible juntar a los miles de personas que se unen cada año en la calle. 

viernes, 27 de marzo de 2020

Impresionante entrevista a un hombre de 82 años. (Todos los datos son ciertos)

A un hombre de unos 82 años le está entrevistando un periodista en un jardín.
El hombre entrevistado se expresa del siguiente modo: 


-Soy hijo de exiliados. 
-Hasta los 27 años y poco antes de la transición no pudo volver a España por culpa de Franco. 
-A mi padre, pobrecito, no sabíamos ni dónde enterrarlo.

-Mi madre, estuvo muchos años en silla de ruedas. 
-Ahora tengo 82 años. 
-Hace meses me quitaron el 30 % de un pulmón. 

-Mi mujer, es inmigrante. 
-Tengo tres hijos con ella. 
-De los tres, sólo trabaja una, la del medio,... pero no cobra nada. 

-Todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación. 
-La mayor, se acaba de divorciar. 
-Mi yerno, se daba a las drogas y al alcohol y la ha dejado con dos niños. 
  
-El pequeño de mis hijos, aún no se ha ido de casa y, además, se ha casado con una divorciada y la ha traído a vivir con nosotros. 
-Esa señora antes trabajaba, tenía muy buen puesto, pero, desde que vino a mi casa ya no hace nada. 
-Ahora tienen dos niñas que también viven bajo nuestro techo, para colmo, este año, con lo de la crisis, casi no nos hemos podido ir de vacaciones.

-Para colmo, el marido de la mediana, anda en líos con la justicia y ha acabado en la cárcel. 

El periodista, pone cara de asombro y comenta: 

-Majestad, no creo que su situación sea tan mala.

El virus ... comunista.


La UE y el coronavirus

La UE,en otro momento crítico para Europa
está demostrando su poca Unión. Lamentable.


jueves, 26 de marzo de 2020

La aplicación "meet.jit.si", una guía para conocerla y una charla sobre cómo reconocer las "noticias falsas".


Somos mucha gente la que durante estos días de reclusión hemos conocido esta extraordinaria herramienta. Tanto en https://meet.jit.si/Nagusiak como en la sala https://meet.jit.si/sasoikotarrak, hemos organizado sesiones para dar a conocer esta herramienta.

Y para demostrar su utilidad, para mañana viernes se ha organizado un encuentro en el que Venan nos hablará sobre cómo distinguir las noticias falsas en la red.




Os animo a asistir y a invitar a amigos y conocidos. Nos gustaría poder poner la herramienta a prueba y batir un récord de participantes. A las 11:30, antes de ese encuentro la sala https://meet.jit.si/sasoikotarrak ya estará abierta y habrá alguien para guiar en el manejo básico de la conexión a los que tengáis dudas. 

Nuevas sesiones de guía básica en el uso de esta herramienta se repetirán los próximos martes y jueves a la misma hora 12:00, y en la misma sala https://meet.jit.si/sasoikotarrak  


Animo y adelante.

====================================================
Adjunto la documentación elaborada por los compañeros de Sasoiko
 para introducirnos en el conocimiento de esta herramienta.
Guía para uso de Jitsi meet para Videoconferencias   
====================================================

La peste, de Camus, el coronavirus, y la solidaridad frente al liberalismo PPero

blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/
donde-estaba-dios-durante-el-coronavirus/
En "La peste", Orán, la ciudad contaminada de Camus, se salva por que existe un nosotros que es mucho más grande que nuestras pequeñeces. Un nosotros que no fueron capaces de fragmentar los mentirosos. En las pestes, además de ratas muertas y ratas vivas, hay gente decente.

Los que no somos creyentes sabemos, como dijo Elie Wiesel, que dios estaba en los prisioneros ahorcados en los campos de concentración. Dios está hoy en ese corazón que aplaude a las ocho, en esos sanitarios contaminados y que han fallecido de coronavirus a fuerza de curárnoslo, en esos policías y guardias civiles contaminados o muertos ayudándonos a ayudarnos contra el virus, en esos trabajadores y trabajadoras contaminados o muertos permitiendo que podamos estar en nuestras casas porque ellas y ellos están trabajando. 

Dios no estaba en los nazis, ni en los peperos como Ayuso y sus precedentes que hoy no pierden ocasión todos los días de atacar al gobierno de España reclamando ahora a una organización sanitaria pública que ellos se han encargado de desmontar y minimizar durante sus mandatos, ni en el diario La Razón sembrando bulos en mitad de un estado de alarma, ni en esos médicos, poquitos, que tienen un afán enfermo de protagonismo y graban vídeos recomendando medidas falsas o insultando al gobierno, solo por lograr protagonismo, ni está en los egoístas que no quieren que salgamos de esta crisis más solidarios y menos desiguales.

miércoles, 25 de marzo de 2020

A mí lo que realmente me jode, y me jode de verdad, es dejarles a nuestros hijos un mundo peor que el que recibimos.

La terrible recesión económica en curso solo puede paliarse con un descomunal gasto público a escala nacional, europea y mundial. Lo prometido hasta ahora es poco, muy poco.

Me pregunto si mi generación tiene alguna responsabilidad en el hecho de que les estemos dejando a nuestros hijos –los milenial– un mundo tan incierto y tan cruel como el de esta crisis del coronavirus y otros momentos de lo que llevamos del siglo XXI. Quizá sí, quizá cometimos algunos graves errores colectivos.

Quizá fuimos muy ingenuos al renunciar a tener un país más autosuficiente energética e industrialmente a cambio de pertenecer a un club de ricos que, en los momentos difíciles, siempre decide que se salve el que pueda. 

www.infolibre.es/ cuando_vuelva_normalidad
Quizá no fuimos tan feroces como deberíamos haberlo sido en la defensa del Estado de bienestar cuando este comenzó a ser dinamitado intelectual y materialmente por los neoliberales. 

Quizá nos acomodamos excesivamente a la degradación neoliberal de la Sanidad pública porque, bueno, al fin y al cabo, bastantes podíamos permitirnos pagar un seguro privado.

Quizá no fuimos coherentes en la lucha contra el cambio climático: sabíamos que estaba en marcha y sabíamos por qué, pero nos costaba aceptar los sacrificios individuales y colectivos que implicaba un nuevo rumbo. 

Quizá criamos a nuestros hijos en el mismo consumismo desaforado en el que nosotros habíamos caído a finales del siglo XX, consumismo incluso de cosas, como la fiesta o los viajes, muy saludables siempre que se practiquen con moderación, no compulsivamente.

Nos tragamos que la caída del Muro de Berlín era el triunfo de la libertad cuando, más bien, era el triunfo del capitalismo salvaje. Y lo hicimos porque nos resultaba más cómodo. Y solo comenzamos a reaccionar cuando este triunfo del capitalismo salvaje se hizo obsceno.

Cuando vuelva la normalidad, su generación no debería aceptar el regreso de la primacía del interés individual sobre el público. La superioridad del bien común es la base de la civilización. No solo en las vacas flacas, también en las vacas gordas; no solo en las cuarentenas, también en los días de vino y rosas.

Los hijos de Uderzo ... confinados.


Cita on line con "meet.jit.si"


martes, 24 de marzo de 2020

Te invito, te animo a usar .. .. "meet jit.si".


La cuarentena ha desencadenado un amplio interés por las vídeo llamadas, tanto para fines laborales, educativos como cotidianos, del día a día.

Son un recurso práctico y útil para comunicarnos en estos tiempos marcados por este encierro necesario que estamos viviendo.

Os proponemos quedar las personas interesadas en conocer esta herramienta en concreto. Se llama "meet jit.si". Y entre sus características podemos destacar:


-No requiere de la instalación de una aplicación en tu ordenador, pues opera a través de un navegador web. Puede usarse también en el teléfono. En este caso sí te bajas la aplicación.
-Es realmente gratuita, de código libre.
-No 
hay restricción con el número de participantes.-No hace falta saber ni los teléfonos ni los correos del resto de contertulios.
-Se recomienda 
usar Chrome o Chromium. -Las comunicaciones bajo Jitsi Meet están protegidas con encriptado. Son seguras.

Una vez que pinchas en el link que te mandan para iniciar una conversación, el navegador te solicitará permisos para acceder a la webcam y al micrófono, los cuales debes conceder, para poder acceder al servicio.
Si eres tú quien inicia la videoconferencia contarás con los privilegios de administrador de la sesión, pudiendo desactivar el audio de todos los usuarios, retransmitir la llamada mediante streaming e incluso grabarla. Si el servicio presenta interrupciones, puedes configurar su calidad en busca de una mayor estabilidad, teniendo cuatro modos para escoger.
Por defecto la plataforma se inicia en inglés, pero puedes cambiarla al español desde las configuraciones, una vez iniciada la llamada.
Para organizar tus llamadas, Jitsi Meet se puede integrar otras aplicaciones y con el calendario de tus cuentas de Google.

================================
Si estás interesado/a,
en conocer esta herramienta,
este miércoles 25, de 11:00 h. a 11:30 
h. a.m.simplemente
escribe la siguiente URL en tu navegador:

Y allí nos veremos*, escucharemos*
y aprenderemos de esta aplicación.

Se ruega PUNTUALIDAD.

================================

*Micro y altavoz, imprescindible.

El virus, China, la UE y EEUU. Tres modos de reaccionar.

¿Qué hacen los estadounidenses cuando tienen miedo?
«Se aferran a sus Biblias y pistolas».
Lo dijo Barack Obama en 2008 durante un acto privado y le costó muchas críticas, pero en 2016 se convirtió en una lúcida anticipación del trumpismo. Hoy, en medio de la pandemia, la realidad le da la razón.


Todas las grandes armerías y tiendas tradicionales se han quedado sin existencias. Los fabricantes de armas no dan abasto. Y muchos aterrados estadounidenses buscan hasta debajo de las piedras, con la ayuda de internet, esas pequeñas tiendas 
en las que aún quede una pistola o una recortada.

M. Gallego en El Correo de hoy

No hace falta preguntarle por quién votan, America First.
 ¿Y van a matar al virus a tiros? No. Se imaginan que si su vecino tiene tres o cuatro hijos y se les acaba la comida, ¿qué van a hacer? Ir a por la tuya. Y eso puede convertirse en una auténtica locura a tiros con "asesinatos legales".

Esta epidemia esta mostrando la realidad de las sociedades desarrolladas y las distintas reacciones de los estados ante el mismo problema.

-China
-La Unión Europea
-EE.UU., y a su zaga, U.K.

Sin duda, como dice el refrán, en el medio está la virtud.
Y ese medio está más cerca de China que de EE.UU.

El Rey, el cortafuegos reputacional, corrupción, transparencia y memoria.

El discurso del miércoles pasado fue incomprensible para muchos ciudadanos de toda España, indignados con episodios poco claros vinculados a Juan Carlos I, casos que la Fiscalía Anticorrupción puede acabar persiguiendo. 

La teoría del cortafuegos reputacional apunta que las decisiones de Felipe VI sobre su padre aseguran la continuidad de la institución y demuestran su ejemplaridad. Pero el cortafuegos sólo puede funcionar –eso no se remarca lo bastante– con transparencia máxima, y eso significa –sobre todo– luz y taquígrafos en las Cortes. 

Como ha escrito Évole, cuando pase la pandemia “nos tendremos que enfrentar a una verdad incómoda”.


¿Los españoles que han hecho sonar las cacerolas continuarán enfadados con la monarquía o habrán olvidado todo este show? ¿La memoria de este malestar será débil o será fuerte? Nadie lo sabe.

Confiémos en la memoria.

lavanguardia.com/politica/caceroladas-y-memoria

lunes, 23 de marzo de 2020

Cada epidemia importante ha ocasionado desde hace mil años cambios esenciales en la organización política de las naciones y en la cultura.


lavanguardia.com/Jacques Attali/que-va-a-nacer
La gran epidemia de peste del siglo XIV (de la que sabemos que redujo en un tercio la población de Europa) contribuyó a que se cuestionara de forma radical en el Viejo Continente la posición política de lo religioso y a que la policía se erigiera como único medio eficaz para proteger la vida de las personas. Tanto el Estado moderno como la mentalidad científica nacen como consecuencias de ello, como ondas de choque de esta inmensa tragedia sanitaria. Ambos provienen además de la misma fuente: la crisis de la autoridad religiosa y política de la Iglesia, incapaz de salvar vidas e incluso de dar un sentido a la muerte. El policía sustituyó al cura.

Lo mismo ocurrió en el siglo XVIII cuando el médico reemplazó a su vez al policía como la mejor defensa contra la muerte.

Hemos pasado por lo tanto en espacio de algunos siglos de una autoridad basada en la fe a una autoridad basada en el respeto de la fuerza para llegar a una autoridad más eficaz basada en el respeto del Estado de derecho.

Si los poderes actualmente presentes en Occidente se revelan incapaces de controlar la tragedia que está comenzando, todas las estructuras de poder, todos los fundamentos ideológicos de la autoridad entrarán en crisis para luego ser reemplazados después de un periodo oscuro por un nuevo modelo fundado en otro tipo de autoridad y por la confianza en otro sistema de valores. En otras palabras, el sistema de autoridad basado en la protección de los derechos individuales puede acabar colapsando. Y, con él, los dos mecanismos que estableció: el mercado y la democracia.

Si los sistemas occidentales fracasan, es posible que no se establezcan únicamente regímenes autoritarios de vigilancia que harían un uso muy eficaz de las tecnologías de inteligencia artificial, sino también regímenes autoritarios en lo que se refiere al reparto de los recursos.

Afortunadamente, otra de las lecciones que puede sacarse de este tipo de crisis es que el deseo de vivir siempre prevalece y que, al final, los humanos acaban por derribar todo lo que les impide gozar de su breve paso por la tierra.

El mundo da muchas vueltas, pero esta, ¿Quién nos lo iba a decir?



Los deberes sin hacer de la izquierda abertzale

El pasado 2 de marzo, se publicó en El Diario Vasco el artículo “Cambiar la política penitenciaria” firmado por Joseba Azkarraga, Iñaki Lasagabaster y Ramón Zallo, miembros de la Red Ciudadana SARE.
De entrada es importante diferenciar, y no seguir confundiendo, el “alejamiento vs. acercamiento”, por un lado, y la “dispersión vs. concentración” por otro. 
A raíz del mencionado artículo, se han publicado dos a lo que queremos dar especial eco por la importancia de los colectivos a los que pertenecen sus autores -Joseba Urrosolo Sistiaga, preso disidente de ETA y miembro de la llamada Vía Nanclares, y Edurne Albizu Ormazabal, familiar de una víctima de ETA- y por el propio contenido de los mismos. Ambos son un cúmulo de verdades que difícilmente se pueden contestar.

“Están a otra cosa” de Joseba Urrosolo Sistiaga

La ponencia Oldartzen y la socialización del sufrimiento se debatieron y se apoyaron en las asambleas de la izquierda abertzale en los pueblos. Por eso es tan importante que esa responsabilidad se asuma y no se la dejen solo a los presos

“Me niego a aceptar la factura de Azkarraga” de Edurne Albizu Ormazabal

al reconocimiento le falta lo más importante: despojarse de la chulería y aceptar que todas sus víctimas han sido completamente injustas; que han asesinado a ciudadanos indefensos una y otra vez. Y que, para que así fuera, han recibido la ayuda de una parte de la sociedad que, unos  activamente y otros mirando al otro lado, han posibilitado que el terrorismo durara 50 años.
 Recomendamos absolutamente su atenta lectura. Reflexionemos sobre las verdades que ambos nos colocan delante.
https://gogoan.org/2020/03/22/sobre-los-deberes-de-la-izquierda-abertzale/

domingo, 22 de marzo de 2020

Las televisiones generalistas, su crisis particular y el coronavirus

Es cierto que vivimos con un problema que indiscutiblemente para todo el mundo es el más importante ahora y que nos afecta directamente a nuestra vida cotidiana.

Es cierto también que las televisiones generalistas intentan satisfacer las curiosidades y necesidades de su público y no  les importa convertirse en monotemáticas si ello les reporta más audiencia.

Pero también es cierto que cuando empiezas a zapear y deduces que todas están hablando a la vez de lo mismo resulta un poco agobiante. Y eso que llevamos apenas 9 días con el Estado de Alarma. No os digo nada, si la cosa sigue así, dentro de un mes.

Por otra parte ETB, y otras me imagino que harán lo mismo, echa mano de programas como "Atrápalo si puedes" que claramente distrae del monotema, cosa que se agradece, pero sería bueno que reconociesen de alguna manera que está "enlatado" porque no se entendería que el público estuviese situado como si no pasase nada.

Las televisiones en general se encuentran en un momento especialmente clave. Por un lado vive su mejor momento de audiencia, pero por otro lado pierde publicidad, es decir financiación y aumenta la competencia.. Sin ir más lejos, mañana desembarca en España la plataforma de streaming del gigante de la animación Disney. Y lo hace en un momento de máximo consumo audiovisual por la situación de confinamiento de la población. Por otra parte los cierres de rodaje de series y pelis ponen en riesgo la programación del otoño.

En cualquier caso, recuerdo que hace tiempo los sepultureros, al igual que hace décadas lo hicieron con la radio, anunciaban la muerte de la televisión tradicional pero ha salido adelante, aunque no sin problemas.Probablemente, l
a pequeña pantalla necesita replantear su fórmula publicitaria y apostar por aquellos contenidos en los que sabe que va a concentrar a la audiencia pero no quiero imaginarme un futuro en el que no haya televisión.

Música en directo, vía Facebook

A la Hora del Té. Con Rafa Aceves Orrantia de anfitrión y Alberto Ortiz de Zarate en el papel de culpable nos amenizará con cinco clásicos con una temática interesante: LA CULPA.
"Ahora que todo el mundo aparenta estar tan feliz
la culpa, esa amiga nuestra, nos acompaña ..."

Rafa aquí a las 17.00
y Alberto con su culpa al acabar Rafa, aquí:

Ambiente selecto y licores de importación.


Otros 15 días, pero ... ¡¡ Volveremos a juntarnos !!


sábado, 21 de marzo de 2020

#QuedateEnCasa y baila


Sacar la lengua a la prisa

Siendo sincero, si no fuera por la preocupación y la incertidumbre, yo estoy encantado. Quiero decir que la situación de aislamiento, de momento, me está sentado de miedo.
Tenía necesidad - ¿me estoy convirtiendo en un ser asocial? No lo creo - de aislarme de gente y responsabilidades de todo tipo y de dejar vagar a sus anchas mis ganas para saber hacia donde se enfocan mis deseos. Sin el agobio de la acuciante hiper urgencia e inmediatez de los quehaceres cotidianos. Sin la prisa que me invade en cada día libre para cumplir con todo: con las exigencias de la salud, con las del descanso, la de mantener activos, aunque sea en mínimos, los círculos sociales y afectivos, la de dar pábulo a mis aficiones varias, ...
La sociedad actual está dominada por la prisa. Al menos en mi caso. Aunque intente mantenerla a raya, asoma tenaz e irritantemente incluso cuando estoy disfrutando. La prisa literalmente me reconcome. Llevo desde el 15 encerrado y aún me persigue ... Solo que ahora puedo mirarle con desgana y atreverme a sacarle la lengua. No estoy haciendo nada, la verdad, ni voy a aprovechar para limpiar, ordenar, estudiar, leer... Si me apetece, igual lo haré mañana, o pasado mañana. La prisa y su amiguita del alma, la culpabilidad se van a desgañitar chillando porque cada vez tienen menos argumentos.
Estoy, claro, preocupado y apenado por los que sufren, los que trabajan con riesgo ... pero por una vez, ayudar, para mí, significa no hacer absolutamente nada.
Los cercanos están bien. No puedo ni tengo que ocuparme de nada. Mis conexiones on-line me entretienen. Clases on line con un grupo de jubilados.  Siempre me ha gustado, pero ahora lo disfruto.
No intento decir a decir a nadie lo que tiene que hacer. Todos tenemos situaciones diferente. Unos tienen niños que entretener, otros mayores a los que no pueden atender, otros jardín para disfrutar de una reclusión más abierta ...
Yo tengo tranquilo, relajado, por primera vez en mucho tiempo, mi sentido de la responsabilidad. Y es un placer infinito.
Que nos vaya bien y sepamos sacarle chispas, desde el punto de vista personal, a esta situación.

(Es un texto que mi ex-compañera de batallas en el mundo de la enseñanza Maise.Cinos ha compartido en la red y que me identifica completamente.)