Hay personas que tropiezan dos y tres veces por una misma piedra.
Luego los hay que a la tercera dan un paso más, para evadirla.
Otra minoridad termina a la primera quitando la piedra para que no tropiece nadie que venga detrás.
Pero si vas a Madrid, verás a muchos "cojos/as" con muletas diciendo que las piedras son libres de estar donde están.

jueves, 22 de julio de 2021

Pasar las restricciones de las 02:00 a la 01:00 a.m.
es un "puedo y no quiero* " (*O no me atrevo)

Jopelines Lehendakari,
Las medidas tomadas son absolutamente insuficientes,
ademas de ineficaces, tardias y erroneamente enfocadas la mayoria.


Las restricciones en bodas, etc ... suenan a fantasmada,
restringir de las 2 a la 1 casi me parece insultante,
pues resulta absolutamente insuficiente,
Y lo de los aforos, de chiste.
Prohibir juntarse 20 en un bar
y hacer la vista gorda si se juntan 40 en la acera de enfrente
irrita.


Si se hubiese puesto un toque de queda a las 11:00 hace un mes
y se hubiese hecho cumplir, que eso es otra,
no estaríamos como estamos.

Estamos bastante hartitos de medidas teóricas poco eficaces,
de observar que no hay valor para tomar medidas serias,
y que a la mínima, se intenta culpar de todo "a Madrid".
Ya vale.

Agarren el toro por los cuernos
Adopten medidas serias y que cumplan.


La obligación de vacunarse es una necesidad.
Un ciudadano no sólo tiene derechos, tiene también deberes.

El principio de "la obligación de vacunarse", es en general, ampliamente aceptado en el caso de infantes, que tienen que vacunarse obligatoriamente para protegerlos de toda una serie de enfermedades contagiosas como la viruela, el sarampión, el tétano y la tos ferina, cuya vacunación ha significado evitar la muerte de varios millones de infantes a nivel mundial. 

Ahora bien, esta tolerancia o aceptación es menor cuando hablamos de adultos,  y todavía menor, cuando hablamos de la vacuna anti-COVID. 
Hay bastante aceptación de que sea obligatorio para el personal sanitario que es el que tiene mayor riesgo y el que cuida a la mayoría de las pacientes con esta enfermedad.
Y también se ha extendido esta obligación a personas que trabajan en atención domiciliaria en los servicios a personas dependientes.
Y también en varios países, como en Francia, se ha incentivado la vacunación anti-COVID, haciendo que esta sea condición para poder viajar, para poder ir a restaurantes, al cine o a lo que fuera.  
Pero no es suficiente en una situación donde la enfermedad es enormemente contagiosa, como es ahora el caso con la variante Delta, pues el control de la pandemia requiere una respuesta más activa.
De ahí la necesidad de la obligación de la vacunación.

miércoles, 21 de julio de 2021

La pandemia, el miedo de las autoridades a los "grandes poderes" y el suicidio colectivo.

Además de ignorancia y desconocimiento, existe también otro fenómeno muy generalizado entre las autoridades públicas encargadas de gestionar la pandemia y es el temor a enfrentarse con grupos de gran poder que tienen mucha influencia en la configuración de las políticas públicas que afectan la evolución de la pandemia. 
Esta situación dificulta enormemente el control de la pandemia. Y es éticamente insostenible. 
Este protagonismo de los intereses empresariales que responden a un criterio meramente mercantil es un suicidio colectivo, pues la evidencia señala que a no ser que se resuelva la pandemia a nivel mundial, ésta no solo no se resolverá, sino que incluso se puede empeorar.

Akilino Arriola peatonal. Sí. Tan cutre, NO.
Falta estética y acabado.

 La "semi-peatonalización" anunciada de la calle Akilino Arriola, 
tras la llevada a cabo en la calle Eleizalde hace unos meses,
no anunciaba nada bueno,
pero ante la sorpresa del respetable, la cutrez del Ayuntamiento,
ha sido superada con creces.

Unos tiestos de cemento, unas lineas rojas y blancas en el asfalto,
muchos "chirimbolos" y ... ¡ya está!, que hacerlo bien sale caro.


No tenían que ir muy lejos para encontrar ejemplos de cómo hacerlo bien.
Tanto Urduliz como Berango, pueblos vecinos y colindantes,
han realizado sendas peatonalizaciones con resultados estéticos,
que le dan mil vueltas a semejante cutrez.

Otra tomadura de pelo ante la que resulta dificil
no mostrarse confundidos e indignados
ante las decisiones de estas autoridades.

P:D.:
Tras publicar este post, han puesto unos bancos sobre la zona de los aparcamientos para que, por si alguien tiene alguna duda, "quede claro" que lo han peatonalizado,

Da igual. Sigue siendo muy cutre.

martes, 20 de julio de 2021

Las derechas españolas, las organizaciones franquistas y la Democracia.

 Las derechas españolas son las únicas derechas europeas que no has roto con su pasado fascista y dictatorial.

Son las únicas derechas que legitiman un alzamiento militar y una guerra civil como respuesta, si consideran que un gobierno democrático, en su opinión, “lo hace mal”. Ojito.

Todo esto es una aberración democrática intolerable que inhabilita a quienes a estas alturas reivindican a Franco. Por la ilegalización de organizaciones franquistas. La Ley de Memoria Historica es urgente y debería de aprobarse ya. Últimas y clarificadoras opiniones y posiciones de las derechas españolas.

El Cinturón de Hierro en Sope.
Espacio histórico para recordar ...
y espacio para desmadres que hay que evitar.

 
Las imágenes no requieren mayor comentario.
Un lugar que debería de ser espacio de memoria y reflexión
no debería de permitir "allanamientos" como los que sufre
muchos fines de semana por culpa de personas que,
como menos, deberíamos tildar de "guarros/as"
viendo cómo dejan el paisaje.

domingo, 18 de julio de 2021

La portada de "El jueves" nos ayuda a no olvidarle.
Una imagen que sí que vale más de 1.000 palabras.

 


A vueltas con el constitucional:
Los partidos tendrán que ponerse las pilas
y modificar la ley donde haga falta.

La gestión de la pandemia era un problema endiablado, y encima, los desacuerdos entre administraciones y la competición partidista ayudaron a crear un caos jurídico. 
La sentencia del Tribunal Constitucional que dice que el decreto del estado de alarma de marzo de 2020 fue parcialmente inconstitucional ha tardado demasiado. Toda justicia, fuera de tiempo, es injusta.
Además, no ayudan a la institución las renovaciones pendientes ni 
las filtraciones a la prensa. Que sea una decisión ajustada no la deslegitima, pero el estrecho margen y los cinco votos particulares indican que estamos ante una discusión compleja. 

Y un punto que ya había comentado, pero insisto en su importancia, porque cuando el Gobierno argumenta que había razones para recurrir al estado de alarma, los demás partidos no deberían presumir de lo contrario: lo apoyaron. Así de simple.

Lo único positivo de la decisión es que ahora tendremos una guía. Mucha gente ha manifestado ya la necesidad de consenso para reformar la regulación que la Constitución hace de los estados de alarma, excepción y sitio (art. 116), con un claro objetivo: adecuar y clarificar el marco jurídico para la próxima crisis, que quizás no esté tan lejana.

sábado, 17 de julio de 2021

"La ley hay que interpretarla
y las sentencias ... cumplirlas "

Probablemente, así debería de ser.
Sobre todo si se ven razonables y razonadas
y se toman en corto espacio de tiempo.
No es ni un caso ni otro.

Y cuando ves decisiones de tribunales tan esperpénticas,
te viene la peligrosa tentación de dudar
de la verdadera voluntad de los togados.

Asímismo tampoco entiendo la incapacidad política de promulgar leyes
que permitan menos margen de maniobra
a ilustres con poder en ciertas instancias,
pero con poco sentido de Estado.

 

Urkullu, déjate de mascarillas que ya nos las ponemos,
y haz cumplir la ley en lo importante.
Horarios nocturnos y concentraciones descontroladas.

 

Urkullu pide a los vascos «mascarilla, mascarilla y mascarilla» para frenar la quinta ola.

El lehendakari asegura que el «incremento de las interacciones sociales sin mascarilla» está siendo «hoy el principal factor que favorece la transmisión».

Pues no, Iñigo, no y lo sabes.
Lo más importante no son las mascarillas.
Se siguen usando en los momentos y lugares necesarios.
No te vayas "a lo fácil".
Lo que tienes que atajar son las grandes concentraciones
y las quedadas nocturnas.
Y eso, sí que está en tu mano.

Lo que pasa es que eso es más impopular
y quedarse con lo de las mascarillas es más cómodo.

viernes, 16 de julio de 2021

El Constitucional, VOX,
y el "todo vale contra el Gobierno de coalición".

Cada vez parece más razonable pensar que si ha prosperado este recurso de Vox en el Constirucional es, sobre todo, por una razón que por sabida no deja de sorprender en "ciertas alturas" del Estado:
todo vale contra el Gobierno de coalición.

En el colmo de los colmos, esa "ilegalidad" del Gobierno al recurrir al estado de alarma para frenar a la pandemia se cometió con la ayuda del mismo partido que, meses después, la recurrió ante el Constitucional. Me refiero a Vox, que no solo votó a favor del estado de alarma sino que en aquel momento 
criticó al Gobierno por no haberlo decretado antes. También lo respaldó el PP, que ahora acusa al Gobierno de Sánchez de saltarse la ley. Con su voto, conviene recordar. 

La decisión del TC es sencillamente incomprensible en términos jurídicos.

  ¿Puede alguien en su sano juicio pensar que se debe responder a una situación de crecimiento exponencial de los contagios, las hospitalizaciones, los ingresos en unidades de cuidados intensivos y de fallecimientos, con un instrumento tan pesado y tan poco dúctil como es el estado de excepción?
¿De verdad alguien puede pensar que ese era el espíritu y la finalidad del constituyente y del legislador al incluir el estado de alarma y el estado de excepción de la forma en que lo hicieron en nuestro ordenamiento?

Tal vez sea muy mal pensado, pero tengo la impresión de que la mayoría de magistrados que ha dictado esta sentencia han pretendido enviar un doble mensaje: 
Uno primero a Vox, animándolos a recurrir en el futuro: sois bienvenidos, incluso cuando interponéis un recurso disparatado. El campo que tenéis abierto.
Otro segundo al Gobierno: perded toda esperanza. 
 

eldiario.es/contracorriente/
anticonstitucionalidad-anunciada-e-incomprensible

jueves, 15 de julio de 2021

Podar o talar, he ahí el dilema

 

Hay que dejar la lengua y las lenguas en paz.
En ellas manda la colectividad.
Si los ciudadanos son los depositarios de la soberanía política,
los hablantes son los de la lingüística

El otro día, hablando en el idioma de Cervantes sobre la provincia catalana sin vistas al mar, me corrigió un oyente diciéndome que se decía Lleida y no Lérida, que eso era cosa de "españolazos". Simplemente le sonreí.

Cuando hablamos o escribimos debemos procurar mantener separadas, primero las ideologías políticas, y además, las lenguas que conozcamos y saber utilizar o la una o la otra. Esto es signo de un grado de bilingüismo más equilibrado; y, por consiguiente, da una imagen más positiva del locutor. No hacerlo así, y mezclarlo todo suele ser ejemplo de gente incapaz de aprender un idioma, por diferentes motivos, y para "autojustificarse lingüística y políticamente" los mezcla para intentar aparentar conocimiento de ambos. Práctica muy frecuente en mi entorno.

Por eso, si utilizo el español y me refiero a la capital del Reino de los Belgas, hablaré de Bruselas y no de Bruxelles; o si me refiero de la capital del Reino Unido, hablaré de Londres y no de London; o si me refiero a la región francesa donde se encuentra una de las sedes del Parlamento Europeo, hablaré de Alsacia y de Estrasburgo y no de Alsace y de Strasbourg. Y así multitud de ejemplos: Nueva York, Moscú, Pekín, ...

Del mismo modo, cuando se usa el español, hay que utilizar los topónimos tradicionales en español y decir Gerona, Lérida, Orense, La Coruña, Guipúzcoa, … y no, como pretenden los maestros Ciruela de la casta política, GironaLleida, Ourense, A Coruña, o Gipuzkoa, … Y éstos son sólo algunos ejemplos.

Por otro lado, desde el punto de vista del funcionamiento del lenguaje, hay que insistir en el hecho de que el uso de las lenguas es uno de los lugares donde el poder del pueblo y, por lo tanto, la auténtica democracia directa son una realidad tangible. En efecto, una lengua es y será lo que deciden, con el uso oral o escrito, los usuarios de la misma: los locutores. Ni la Real Academia Española (RAE), ni los indocumentados maestros Ciruela de la casta política, aún menos, pueden prescribirnos cómo debemos hablar o escribir. En el campo lingüístico los ciudadanos-locutores son auténticos soberanos e imponen su ley: los usos lingüísticos.

Por lo tanto, si la RAE, ese conclave de sibaritas del lenguaje, no puede imponer los usos del español, con menor motivo podrán hacerlo los maestros Ciruela de la casta política. Como decía el lingüista y también académico E. Alarcos-Llorach, “hay que dejar la lengua y las lenguas en paz. En ellas manda la colectividad. Si los ciudadanos son los depositarios de la soberanía política, los hablantes son los de la lingüística”. Por su lado, el también académico y lingüista Gregorio Salvador, no se cansaba de repetir que “las academias son como los notarios […], que sólo dan fe de que tal cosa se dice así en tal nivel de uso”.

miércoles, 14 de julio de 2021

Las grandes multinacionales y administraciones nos quieres hacer sentir culpables y responsables de sus inacciones.

El injusto reparto de la riqueza en el planeta y el injusto reparto y administración de lo que tenemos en él no es responsabilidad de la gran masa social de la que todos formamos parte, sino más bien de las grandes multinacionales y administraciones a su servicio. De los grandes gobiernos que nos manejan a su antojo.

Y resulta curioso ver cómo crecen, con el desarrollo de las tecnologías, las peticiones de ayudas y solidaridad como si delegasen en nosotros el éxito o no de sus múltiples y diferenciadas acciones solidarias.

Así, resulta que te dicen que si escuchas una canción en youtube, por muy horrible que  sea, y la haces saber a tus amistades, alquien dará un euro al grupo que canta en el vídeo para apostar por no se qué enfermedad rara,

otro anuncio va y te dice que si mandas una palabrita en un mensaje de WhatsApp, un infante en africa será vacunado,
otra te invita a buscar palabras en un buscador determinado para que ellos planten un árbol no sabemos dónde, 

La última, una conocida marca comercial que, a la hora de pagar te obliga a decir si quieres o no colaborar con su apoyo a no se qué, y así, cantidad de variantes que como te dejes comer el coco, vas a casa orgulloso porque te crees que has apoyado la investigación, has salvado un niño y has plantado un árbol, y ya con eso parece que sobra lo, en mi opinión, verdaderamente importante, esto es, que le exijas "con tu voto" a tu admninistración que lo haga.

La investigación, la salud internacional de la infancia o las plantaciones del planeta no pueden estar al albur de esos "llamamientos de solidaridad". Además, no suele ser sencillo hacer seguimiento de la veracidad de sus promesas.

Denunciemos ambos: Castrismo e imperialismo.
Y recelemos de quienes solo critican a uno de los tiburones.


Recogido hoy del periódico "El Correo".

 

martes, 13 de julio de 2021

Señores de la Derechona. Repitan conmigo:
Cuba es una dictadura. Sí.
Y Marruecos ... también.

 Estos días estamos viendo en los medios de comunicación los importantes movimientos de protesta en las calles cubanas.
-1-
No tengo ninguna duda de que si yo viviese allí seria uno de los "contestatarios".
Dicho esto.
-2-
El problema fundamental de la isla, de su grave situación económica tiene como origen el embargo.
Pero nadie de la derechona, a la que se le llena la boca gritando "libertad" desde fuera de la isla, condena con el mismo empeño, el embargo al que le tienen sometido desde los origenes del movimiento que tiró a la Dictadura militar y de derechas de Batista que mantenía en paupérrimas condiciones a la población.
Consecuentemente, 
-1-
No tengo ninguna duda de que si yo viviese allí seria uno de los "contestatarios".
Y dicho esto.
-2-
El problema fundamental de la isla, de su grave situación económica tiene como origen el embargo.
Pero nadie de la derechona, a la que se le llena la boca gritando "libertad" desde fuera de la isla, condena con el mismo empeño, el embargo al que le tienen sometido desde los origenes del movimiento que tiró a la Dictadura militar y de derechas de Batista que mantenía en paupérrimas condiciones a la población.
Consecuentemente, elíminese el embargo primero, dejémosles comer y atender a sus primeras necesidades y, despues, hablemos de libertades.
-3-
Actuemos con la misma claridad definitoria con todos los regimenes.
Si no hay libertad, condenémosla.
En Cuba y en Marruecos.

La ciudadanía del país del sur no goza de mayor libertad que en la isla caribeña. ¿Por qué la derecha no reacciona igual? **
-4-
Hoy en día, posiblemente, la palabra más prostituida del diccionario de la lengua española sea la palabra "LIBERTAD".
Da repugnancia oirla en boca de la derechona española.

**La falta de libertad que hay en Cuba podría condenarse también en Marruecos, Arabia Saudí, China, Corea del Norte, Nicaragua, y muchas más.
¿Por qué no hay huevos para condenarlas todas?

Primero quitar el hambre. Levantar el bloqueo.
Y a continuación evolucionar hacia una Democracia plena.

Podrá el Gobierno cubano engañarse a sí mismo, pero no a su ciudadanía ni a la comunidad internacional. Las protestas vividas este pasado fin de semana son las mayores desde 1994 y quizá marquen un punto de no retorno.

La pandemia ha exhibido cruelmente las carencias del castrismo y exacerbado las penurias de la isla. Responder con la consabida bunkerización ideológica de nada sirve. Tampoco la represión ayudará. Los males de Cuba son excesivos para mantener la farsa. Y no es llenando calabozos de opositores, disidentes y artistas como se solucionarán.


El cambio hacia una democracia que se comvalide en el mundo es un imperativo moral. Y este es un reto que exige altura y cohesión a la comunidad internacional.
España y la UE deben actuar sin dilación ante 
la estrategia inmovilista de EE UU, el gran actor regional, y culpable en gran parte de la situación que vive la isla.
Levantar el bloqueo es fundamental para que el pueblo cubano pueda salir adelante.
Primero quitar el hambre. Levantar el bloqueo.
Y a continuación evolucionar hacia una Democracia plena.

lunes, 12 de julio de 2021

Por fin arranca la prometida semipeatonalización.
Un proyecto demasiado escalonado con falta de una idea seria de aparcamientos en el centro.

Comienza la unificación de la zona de la iglesia de San Pedro con la plaza Jauregizar para convertirlo en un espacio de uso peatonal exclusivo, y ademas, continuar con el proceso iniciado el pasado mes de enero y convertir toda la zona en espacio semi peatonal, permitiendo tan solo el paso de vehículos a los garajes y para realizar labores de carga y descarga.
Parece que, sobre el papel, la idea sería extraer gran parte de ese tráfico rodado del núcleo urbano para convertir esta área en un «entorno más agradable y seguro» para las personas.
Si todo es así, bienvenido sea, aunque parezca un proyecto demasiado escalonado y que debería de ir acompañado con un plan de aparcamientos más serio y valiente que el actual. Una OTA, con el nombre que quieran, sigue pareciendo la mejor solución.


El cambio de cromo de González Laya por José Manuel Albares no barrunta nada bueno de cara al pueblo saharaui.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya -
Robert Ghement/EFE publico.es/david-bollero

Tras la remodelación de gobierno anunciada este fin de semana, he leído que el relevo de Arancha González Laya es una suerte de sanción por la gestión que ha realizado con Marruecos.
Algunos análisis, incluso, van más allá y afirman que es un gesto ante el régimen de Mohamed VI, una manera de contentar los caprichos del monarca alauita. Pareciera que González Laya fuese la culpable de las continuas provocaciones y deslealtades de Marruecos.
Por otro lado, España y la Unión Europea (UE) arrastran décadas dejando a un lado los Derechos Humanos (DDHH), especialmente los del pueblo saharaui, a cambio de lazos comerciales y otros intereses políticos con Marruecos.
Aunque sea doloroso admitirlo, sería raro que eso vaya a cambiar a corto plazo, pese a que el grueso de la población civil da cada vez más muestras de oponerse a ello. En ese sentido, 
el cambio de cromo de González Laya por José Manuel Albares no barrunta nada bueno de cara al pueblo saharaui, toda vez que Albares, 'afrancesado de pro', viene de París o, lo que es lo mismo, el mejor aliado del régimen marroquí en la UE.

domingo, 11 de julio de 2021

Ver y oir al representante de la "oposición"
semejantes declaraciones producen vergüenza ajena.

 Sin acritud y sin ganas de insultarse por sus necias y estúpidas afirmaciones. De siempre se han oído muchas críticas desde la oposición a los cambios de Gobierno que todos los Presidentes democráticos han hecho. Arora bien, atreverse a lanzar como crítica “que ha nombrado a dedo” a los ministros, (art. 100 d la Constitución) se lleva la palma, la verdad. No se si es muestra de imbecibilidad e ignarancia del personaje o simplemente fruto de su enorme deseperación e impotencia. Pero ver y oir al representante de la "oposición" semejantes declaraciones producen vergüenza ajena.

El catolicismo de sotana, con menos curas, menos bodas, menos alumnado de religión y más juicios por pederastia, es lo más parecido a militar en algunos partidos políticos

El arzobispo de Granada, Javier Martínez, ha vuelto a enfundarse su sotana, igual que si de zapatos con plataforma y lentejuelas de una drag queen de la Iglesia se tratara, y se ha marcado un nuevo espectáculo. El prelado sale a escena como en un musical y con el mismo descaro que Kika Lorace con su Chueca es genial o Nacha la Macha con su Soy una feria, Martínez se marca su Ofensa a la razón. Y su público grita enfervorecido, en una cóctel de histeria y extremismo con filigranas de hipocresía, como en cada borrachera católica que se regalan.

A estas alturas de la película, no puede sorprendernos que Martínez tache de "criminales" a la ley de la eutanasia y la ley trans. Es parte del espectáculo del arzobispo para mantener viva la llama católica, cada vez más apagada con menos curas, menos bodas y menos alumnado de religión por los escándalos de dispendios, pederastia y otra suerte de pecados contra los que, curiosamente, nunca se pronuncia este sacerdote con uno de sus 'musicales'.

Hoy en día, defender a la Iglesia católica es lo más parecido a militar en algunos partidos políticos: da igual cuanto se diga y cómo se diga, sencillamente, se defiende a ciegas por encima de cualquier otra consideración. Si hay desafección política, el catolicismo tiene cada vez menos fieles... considerando fiel, en realidad, a cantidades ingentes de infieles que no hay día que no incumplan las leyes más sagradas de esta religión.

sábado, 10 de julio de 2021

Sanchez, ejemplo de sobrevivencia, disciplina en la que lleva cuatro años demostrando ser todo un artista.

 El Presidente quiere paz para gestionar los 70.000 millones de fondos europeos y también porque sabe que, haga lo que haga, las derechas gamberras se la van a continuar liando igual, pero por lo menos cuenta con gente fresca y alejada de la vieja guardia socialista, asunto este muy importante también sobre todo con la incorporación de Óscar López como director del gabinete de presidencia, un hombre de Zapatero con el que quizás consiga mejores relaciones entre gobierno y partido y acabar de una vez con el predicamento interno de las viejas momias que siguen tocándole las narices.

Hay que preparar el próximo Congreso del PSOE y para eso ya no le sirve Ábalos (ni en el gobierno ni en el partido) ni tampoco Iván Redondo, ambos responsables del fiasco de la moción de censura de Murcia que acabó precipitando el ascenso y fulgor de Isabel Díaz Ayuso en Madrid.

No quiere Sánchez ser más de izquierdas, puede que ni sepa, pero sí sabe y quiere sobrevivir, disciplina en la que lleva cuatro años demostrando ser todo un artista.

«Están locos estos vascos»
Belarriprest, ahobizi no son en puridad niveles de las destrezas lingüísticas sino de compromiso militante, categorías que están aplicando los monjes activistas para lograr la hegemonía social.

Un investigador ha denunciado a la UPV por discriminación lingüística por no permitirle la liberación total para poder lograr el perfil 3 que la institución ha impuesto a su puesto. La Universidad le contesta que es un trabajador insustituible, al parecer no hay nadie capacitado para hacer su trabajo. Añade el profesor que él trabaja en un laboratorio con un aparato de resonancia magnética nuclear –que muy de hablar no parece– y que todos los manuales que utiliza están en inglés. Seguro que si Asterix estuviera entre nosotros diría: «Están locos estos vascos». Y lo que más me asombra es que sus pares de la Universidad no hayan salido en tromba a denunciar este atropello.

La sociedad vasca es una sociedad derrotada e impotente ante este gradualismo sobre las exigencias del euskera. Muchas veces he criticado la política lingüística del Gobierno vasco, que no el fomento del euskera, que es otra cosa, pero ahora me estoy empezando a alarmar.

Tanto el Estatuto como la Ley de Normalización del Uso del Euskera hacen hincapié en el derecho de las personas a elegir el idioma oficial para sus relaciones con las administraciones públicas, cosa que se ha hecho razonablemente bien. La sorpresa ha sido que la gente, muy tozuda ella, se ha dirigido en euskera a la Administración en un porcentaje mínimo. Lo mismo que ocurre con las audiencias de ETB1, que son tendentes a cero.

Los activistas del euskera han pervertido el mandato estatutario (que recoge la revolucionaria afirmación de que no se puede discriminar por razón de lengua) y han modificado los objetivos: no se trata de defender los derechos de los ciudadanos sino de euskaldunizar la Administración. Y claro, esto es algo muy diferente, si ese es el objetivo ya no importa la voluntad ciudadana.

viernes, 9 de julio de 2021

Los nuevos patriotas ... carnívoros.

 


“Cuando los hechos cambian, yo cambio de opinión. Y usted ¿qué hace?”

Es lógico que la oposición a Pedro Sánchez explote con saña y con la debida sobreactuación los cambios de opinión del líder socialista y presidente del Gobierno, quien, como es sabido, no sólo negó con rotundidad en la pasada campaña electoral un hipotético pacto de gobierno con Unidas Podemos sino también la aplicación de medidas de gracia a los condenados por la tentativa independentista del 1-O de 2017. Hoy, como es sabido, gobierna en coalición con Podemos y acaba de indultar a los cuatro condenados presos tras el juicio por ‘procés’.

Ya no es tan lógico en cambio –pero sí comprensible– que Rufián, provocador de oficio y nacionalista de ejercicio, personaje activo en la tarea de distensión del conflicto catalán, espetara esta semana a Sánchez tras negar este toda posibilidad de un referéndum de autodeterminación: también “negó los indultos… Denos tiempo”.

Pero volviendo al tema, 
ha llegado la hora de intentar cerrar aquella herida, que mantiene decadentes y fracturadas a Cataluña y a España y es razonable pensar que no es razonable mantener las medidas aplicadas en su momento, que fueron oportunas —habrá que dejar para otro momento la cuestión de si las penas fueron o no proporcionadas: este escribidor piensa que no—, pero han dejado de ser eficaces y nos están arrastrando hacia un pozo de difícil acceso

Decía un ilustre asesor de presidentes norteamericanos que “Todos tenemos derecho a nuestras opiniones, pero no tenemos derecho a nuestros propios hechos”. Y este principio le llevó a cambiar de posiciones con frecuencia, tanto en asuntos internos como en la política exterior.

La gran urgencia que cada vez se hace más manifiesta es la de aplacar los ánimos. La lejanía del 1-O ha proporcionado realismo a los conspiradores pero también ha hecho ver a los dirigentes del Estado que Cataluña no tiene el músculo suficiente para conseguir unilateralmente la independencia pero su voluntad ha de ser tenida en consideración porque su fuerza es bastante para desequilibrar al Estado.

En política, la flexibilidad, que consiste en adaptar las estrategias a la realidad, es legítima y deseable. La gobernabilidad puede justificar un pacto negado en campaña. La clemencia de hoy pude ser más pertinente que el castigo de ayer.





jueves, 8 de julio de 2021

No se puede y queda muy feo
estar todo el día reclamando "transferencias"
y luego no tener el valor de poner en práctica
las que puedan suponer pérdida de popularidad.

Cuando no tiene las herramientas, las reclama- Bien.
Cuando las tiene, no las utiliza, por miedo a la impopularidad
y pide que las medidas las tomen "más arriba",
y si ni lo hacen, son imprudentes.

Se permiten, cuando no se "organizan, "No-fiestas"
y festejos varios.
Y digo se permiten, porque los que no organizan directamente,
aun sabiendo de que van a suceder,
no ponen las medidas adecuadas para impedirlo.




Y solo cuando desde Europa empiezan a señalarnos con el dedo
"amenazan" con mano dura los imcumplimientos.

En cuanquier caso, aunque tarde/tardísimo
bienvenidas sean las medidas que sin duda pasan por
-Prohibir "de verdad" botellones y "no-fiestas"
-Restringir horarios nocturnos en hostelería 

El humor es una cosa muy seria. Nadie es intocable. Ni Vox, aunque le pique.

 

Puede criminalizar a menores migrantes contando mentiras y privándoles del amparo legal al que tienen derecho. Puede faltar a la verdad asegurando que las Trece Rosas torturaban, mataban y violaban vilmente. Puede negar la violencia machista, expulsar las manifestaciones del colectivo LGTBI lejos de las calles, falsear las cifras COVID en el mismo Congreso o querer ilegalizar a los partidos políticos contrarios a su extremismo, lanzándoles todo tipo de acusaciones infundadas... pero si una revista satírica ejerce su función e ironiza con sus militantes, el grosor de la piel de Vox adelgaza en tal medida que se da por agredido, agraviado en tal extremo que todo parece poco para los autores de tamaña afrenta.

La publicación de La Pandilla Voxura por parte de El Jueves ha caído mal en Vox, especialmente la parodia de Ortega Lara. Por definición, una revista satírica como ésta vive de la irreverencia y la provocación, sin tener ni temas vetados, ni personajes intocables. Ortega Lara no es una excepción, le pese a quien le pese, le haga gracia a quien le haga. 

Vox debería asumir que hace ya mucho tiempo que una manera de combatir sus improperios, sus continuos atentados contra la democracia y los derechos humanos, sus bulos y sus ataques a las libertades civiles más esenciales es el humor o, dicho de otro modo, reírnos de ellos. Ello no es óbice para que, por otro lado, se aborden sus constantes cargas de profundidad contra el Estado de Derecho desde otros espacios.

miércoles, 7 de julio de 2021

Negacionismo. ¿Cómo es posible la eclosión de movimientos que cuestionan los avances médicos en pleno siglo XXI? ¿A qué responde este auge del escepticismo pseudo científico?


Hoy han aparecido los "negacionistas" de bizitza.eus por Sopelana. Hay que reconocer que el negacionismo no es cosa de cuatro locos. Las tesis que ponen en duda el origen de la pandemia así como las vacunas desarrolladas por las multinacionales farmacéuticas más punteras han encontrado eco entre intelectuales, artistas y colectivos médicos de todo el mundo, así como caldo de cultivo en algunos partidos que viven en la "oposición permanente" y que ven en esto un temazo para atacar a las instituciones. ¿Cómo es posible la eclosión de movimientos que cuestionan los avances médicos en pleno siglo XXI?
¿A qué responde este auge del escepticismo pseudo científico?

La desconfianza en unos gobiernos que no sabían que hacer, en unos científicos que se contradecían, en una gestión penosa de la pandemia, aumentó exponencialmente la cantidad de gente que hay siempre dispuesta a comprar la primera superchería que se pone delante de las narices. Y eso ha sucedido cuando internet, las redes sociales, etc. ponen a disposición de todo hijo de vecino la posibilidad de encontrar las respuestas más adecuadas a las filias y fobias de cada uno.
¡Anda que no hemos recibido consejillos milagrosos por whatsapp de gente bien intencionada!

Todavía no sabemos a ciencia cierta cual fue el origen de la transmisión del virus, un virus que se "supone" transmitido por los murciélagos.La convicción generalizada, incluso entre los propios habitantes de Wuhan (los que hablan a condición de que no se mencionen sus nombres para no ser detenidos), es que las autoridades chinas mantuvieron durante demasiado tiempo el secreto de lo que allí estaba pasando. Cometieron el mismo error que los dirigentes soviéticos cuando se produjo el desastre de Chernóbil. Cuando informaron de la explosión de la pandemia era ya demasiado tarde, ya se había expandido por todo el planeta.

Creo, sinceramente, que no existe una conspiración para modificar nuestro ADN, y dudo de que Bill Gates quiera colocarnos un chip en nuestro cerebro para controlarnos. Es más, creo que Pfizer, Moderna e incluso el CSIC han hecho un esfuerzo loable por encontrar vacunas eficaces. Sí, ¡hay que vacunarse! Respetando, naturalmente, los protocolos y sin colarse, aunque uno crea que lo se lo merezca. Pero si las autoridades están preocupadas por el resurgir de las teoría negacionistas deberían mirarse al espejo, porque la respuesta está en una gestión desastrosa y en una desinformación trasmitida muchas veces desde los propios gobiernos.

La Tragedia griega de los miércoles en el Parlamento, con sus puñaladas dialécticas, agresividad verbal y descalificaciones personales solo proporcionan desasosiego.

Cada semana, desde hace ya algún tiempo, la comparecencia del Gobierno en el Parlamento para dar cuentas de su gestión, algo a lo que está obligado por ley, se ha convertido en un combate verbal que nada tiene que envidiar al de los dos hermanos de Antígona, Eteocles y Polinices, al comienzo de la obra ni al que librarán luego físicamente ante las murallas de Tebas delante de todos sus compatriotas. 

Cierto que en el Parlamento español, por fortuna, la sangre de verdad no corre (aunque a más de uno le gustaría, me temo), pero las puñaladas dialécticas, la agresividad verbal y las descalificaciones personales del contrario podrían entrar muy bien en la categoría de tragedia griega tal es el desasosiego que nos producen a quienes las escuchamos por la televisión o las leemos después en la prensa escrita sin dar crédito a veces a nuestros ojos y nuestros oídos. 

El discurso del líder de la oposición de esta pasada semana, por ejemplo, en respuesta a los indultos a los independentistas catalanes presos por parte del Gobierno fue —al margen de que se esté de acuerdo o no con su posición— más propio de un personaje de ópera trágica que de un político moderno y actual, tal era su sobreactuación, mientras que el del líder de la ultraderecha parecía directamente sacado de la mitología griega: la ira de los dioses, la traición, la patria sin honor, la sangre derramada inútilmente, la vergüenza... 

Bastaba cerrar los ojos para escuchar en la televisión a Antígona o a cualquiera de los personajes de su tragedia en lugar de a unos políticos del siglo XXI cuya misión consiste en procurar la normal convivencia y el progreso de sus compatriotas.


martes, 6 de julio de 2021

El "problema social y político" no son los menores extranjeros que llegan con ganas de trabajar y de tener un futuro. El problema es el racismo.

 Estos días en los que hemos conocido el asesinato homófobo de Galicia, la Audiencia Provincial de Madrid ha emitido un auto que avala los carteles electorales de Vox -que estigmatizaban a los menores extranjeros- y en el que sus señorías indican que dichos menores representan "un evidente problema social y político". 

Este tipo de afirmaciones son habituales en sectores poco formados en una cultura de Derechos Humanos. En esos ambientes se suele confundir a las víctimas con el problema; se señala como origen del conflicto no a quienes lo provocan, sino a quienes lo sufren, a quienes lo denuncian. 

Con esta dinámica opera la Justicia en la redacción de este auto. El 'evidente problema social y político' que nos atraviesa actualmente no son unos niños y niñas extranjeros desprotegidos, ni una comunidad LGTBI que intenta vivir en libertad, ni activistas que defienden derechos fundamentales, sino las dinámicas de deshumanización cada vez más cotidianas, normalizadas e incrustadas en las propias instituciones, donde unos cuantos necesitan un curso intensivo en Derechos Humanos.

Parece razonable pensar que en la administración privada el virus actua igual que en la pública.
¡ Ya vale !

No es de recibo. Gran parte de la administración se "cerró" hace más de un año y sigue sin acercarse a la nueva realidad.

Atención teléfonica ... cuando te cogen.
Cita previa on line ... cuando te dán.
Casi imposible que te cojan un papel en el registro.
Ya vale.

Y mientras tanto, esa misma administración organiza actos públicos para las "No fiestas".
Dejense de falsedades y actúen en consecuencia.

Parece razonable pensar que en la administración privada el virus actua igual que en la pública. No es de recibo esa diferencia de trato.

Eso sí, vuelve un fuerte repunte.
Estamos abocados a nuevas restricciones.
Pero seamos serios.
Fíjense en la hostelería a partir de las 12:00 h. y en las concentraciones que todos sabemos que se convierten en focos peligrosos.
 
No nos hagan pagar a justos por pecadores
por su incapacidad de seleccionar las horas, los lugares, los actos "peligrosos" y por su "miedo" a restringir" a aquellos que saben que les van a "responder".

lunes, 5 de julio de 2021

La Justicia y las cloacas vs Democracia.
Isa Serra @isaserra libertad !!

 ¿Por qué un medio de cloaca como OK Diario, conoce antes la resolución del TS contra @isaserras antes que ella misma?

La condena es injusta pero las formas son intolerables.

Como lo es que el Tribunal Supremo ratifique y filtre la condena a Isa Serra a 19 meses de cárcel, por una supuesta agresión basada en dudosos testimonios policiales que el TSJM dio por buenos. El mismo TSJM que absolvió a Monasterio y Cifuentes.

Pero tranquilos, que dicen que la justicia es independiente e imparcial y vivimos en una normalidad democrática plena. Queda mucho por mejorar.

Lo de Cantó es un "cante".

Lo primero que ha dicho Cantó es que "la defensa del español va a crear empleo" y como la caridad, siempre se ha dicho, empieza por uno mismo, él ya ha conseguido colocarse. Y no es que lo diga yo, es que lo ha dicho él mismo al decir eso de que "el chiringuito soy yo". O, sea, él, el mismísimo Tony Cantó.

Yo no sé si Ayuso ha actuado realmente como amiga o enemiga política de Canto. Creo que como "amiga", no. Casado le quiso meter a Cantó por la puerta de atrás, en la lista, haciendo trampas. Y la Presidenta le ha cariturizado con lo que más ha denunciado el actor, dándole un cargo vacio y ridículo. 

Antes y ahora a los amigos se colocaban de asesores. Ahora, hubiera sido más lógico que le hubieran puesto en una Oficina de Infiltrados, para pastorear a los apostatas de Ciudadanos. Pero no, el observatorio del idioma que hay en la Puerta del Sol ha debido detectar algún peligro inminente que solo podía conjurarlo Tony Cantó. ¡Ja!

domingo, 4 de julio de 2021

Vuelven los contagios, y se mantiene la cobardía institucional, refloran los descerebrados y los esperpénticos gritos de "libertad".

Tras semanas de descenso continuado, el número de contagios por coronavirus vuelve a subir en España con rapidez. 

Sin las medidas que permitían el control durante el estado de alarma, tras la delegación del gobierno en las CCAA y la generalizada dejación de estas a la hora de tomar decisiones restriccivas a su población, la contención de la pandemia depende ahora fundamentalmente de la responsabilidad individual,
 y aunque esta siendo encomiable la disciplina y el rigor con el que la mayor parte de la población está siguiendo las recomendaciones sobre contactos sociales y uso de la mascarilla, basta con que una pequeña parte deje de tomar precauciones, como ha ocurrido en Mallorca, en Euskadi, en Madrid y en miles de lugares de la península, para que el virus encuentre la oportunidad de expandirse de nuevo.

Además, han coincidido en este caso la relajación de las restricciones por parte de las CCAA (ninguna quería ser más dura que su vecina), y la apertura del ocio nocturno (ninguna se ha atrevido a limitar el horario donde el peligro es mucho más evidente).  Recordar que las "No Fiestas", las "medio fiestas" organizadas por las administraciones, ejemplo Sopelana, y la gran necesidad psicológica de recuperar la normalidad han hecho el resto.

En cualquier caso, tras más de un año de pandemia, se han dado situaciones esperpenticas que no ayudan al optimismo:

-Administraciones que permiten "viajes de estudios" y/o organizan "medio fiestas" desde los ayuntamientos y siguen permitiendo que se mantengan las reuniones más peligrosas con alcohol hasta las 02:00 a.m. o más .

-Descerebrados/as que se apuntan a fiestas multitudinarias, semilegales o semipermitidas, con gran eco en la prensa que solo favorece su propagación.

-Familiares egoistas y tan descerebrados como sus hijos/as que cuando estos son invitados a recluirse para evitar la propagación de la pandemia saltan a la calle al ridículo grito de "libertad, libertad".

Así, poco podremos avanzar en el control de la pandemia.

China y el PC. Solo el desarrollo económico abrira las puertas de la lucha por la libertad.

El Partido Comunista Chino ha lanzado una gran campaña de propaganda para celebrar su centenario, rendir homenaje a la figura de Mao Zedong, considerado el fundador de la República Popular China y seguir "idolatrando" a su actual máximo lider Xi Jinping.

China es el país más poblado del mundo, con casi 1.400 millones de habitantes, y muy pronto, probablemente, la primera potencia mundial. El actual sistema político chino, como cualquier potencia religiosa que pueda permitirse el lujo, solo permite un único partido, el "verdadero", el Partido Comunista Chino (PCC), una organización que tiene 91 millones de militantes.

El propio gobierno chino se ha manifestado consciente de que episodios como la Revolución Cultural fueron desastrosos para el país, pero la autocrítica es mínima y siempre controlada desde dentro. El resto se silencia, y si no se deja, se aplasta y punto.
De hecho, el PCC controla todas las informaciones publicadas en China y vigila y censura cualquier tipo de crítica en las redes sociales. La censura y la falta de libertad de expresión siguen caracterizando el gobierno de Xi Jinping, a quien también se ha acusado de violar los derechos humanos de opositores políticos, intelectuales y minorías étnicas en China. 

La organización Human Rights Watch denuncia que la represión ha aumentado y que cada vez es más difícil saber qué sucede en el país debido a las restricciones en la libertad de información. Pero desde el mumdo occidental se sigue criticando la falta de libertades en paises de chichinabo, pero si hablamos del país del dragón, por si acaso, alfombra roja.

El crecimiento económico del país que ha pasado del medievalismo a la modernidad en pocas décadas, ha conseguido que la mayoría de su población prefiera cambiar economía por libertad. Tiene lógica.  Nadie luchará antes por hipotéticos derechos si no tiene asegurada la comida diaria. Solo superado ese peldaño se busca el siguiente. Confio en que asegurada la comida los derechos humanos cobren su importancia.

sábado, 3 de julio de 2021

Las confesiones de Rockefeller, ante Jose Luis Moreno.

 Jose Luis Moreno, detenido en el marco de la operación Titella, habría 'confesado' en sus actuaciones de hace 30 años como ventrílocuo los delitos que ahora la Fiscalía le imputa. 
Las redes sociales han rescatado algunos de sus sketches junto al cuervo Rockefeller en el que este acusa al humorista de defraudar al Estado y a sus propios empleados: "Usted que lleva defraudando a Hacienda, a mí, a los trabajadores y a todo el mundo desde que nació, no le hacen hijo putativo del ayuntamiento de milagro"
En esta actuación, Moreno le responde: "No sé a qué se refiere, pero yo estoy absolutamente limpio. Yo soy un ciudadano ejemplar y tengo un expediente absolutamente blanco", ante lo que el cuervo le replica: "Es verdad, lo único que tiene negro es el dinero. Ya sé lo que me va a decir: 'Yo no soy consciente de tener el dinero negro, yo no soy consciente de haber timado a todo el mundo, yo no soy consciente de ser un inconsciente'.

Confuso y triste por la fractura que la 'ley trans' ha abierto en el seno del feminismo.

Creo que somos muchas, muchos los que hemos asistido perplejos, confusos y tristes a la fractura que la 'ley trans' ha abierto en el seno del feminismo, y a la vez en el seno de la izquierda. 

Dos fracturas cruzadas, no superpuestas, que provocaban extraños aliados y no menos extrañas rupturas, y que tienen otras causas más allá de la ley trans. 

Yo dejé de atender a la discusión cuando ya se habían perdido las formas por completo. Me entristecía ver cómo se enfrentaban personas que siento afines y a las que querría tener en el mismo bando. Incluso gente a la que admiro, y a la que no había visto tanta agresividad con otras causas que lo merecían más. 

Creo que somos muchas, muchos, los que hemos sentido incomprensión, rabia y pena por ver cómo quienes antes iban tras la misma pancarta, ahora se entregaban a la descalificación personal, el bulo, el señalamiento y los chistes crueles.

Veo un reconocimiento de algunos derechos para quienes no los tenían, no solo para las personas trans; sin quitar a cambio ningún derecho a nadie ni amenazar los ya existentes. Ni es la discutible ley de máximos que algunas defendían con uñas y dientes, ni es el "borrado de las mujeres" que vaticinaban otras. 

En cuanto a la parte más polémica, la autodeterminación del sexo, me cuesta verla como esa barra libre para abusos fantasmales que algunas temen, pues seguramente se regularán con más detalle los posibles conflictos, y tampoco creo que haya muchos hombres dispuestos a convertirse en mujeres trans (doble discriminación, mujer y trans) solo para beneficiarse de no sé qué privilegios.

Si yo he sentido incomodidad, tristeza o rabia por todos esos bulos, manipulaciones, insultos y chistes, no quiero ni imaginar lo que habrá sido para estas familias directamente afectadas. Merecían otro debate público, otra forma de discrepar, y no verse en medio de ese fuego cruzado. Merecían que la tramitación de la ley hubiese discurrido por otros derroteros. Va todo mi cariño para ellos, y ojalá encuentren alivio en esta ley. 
Solo por eso ya habrá merecido la pena.