Hay personas que tropiezan dos y tres veces por una misma piedra.
Luego los hay que a la tercera dan un paso más, para evadirla.
Otra minoridad termina a la primera quitando la piedra para que no tropiece nadie que venga detrás.
Pero si vas a Madrid, verás a muchos "cojos/as" con muletas diciendo que las piedras son libres de estar donde están.

viernes, 2 de julio de 2021

Casado pide elecciones, como quien pide que llueva café en el campo.

Pablo Casado ha hecho un curso político quizá no impensable, pero sí extraño.
Al comenzar, 
plantó cara a Vox en la moción de censura presentada por Santiago Abascal; y al concluir no resulta fácil distinguir su discurso de Vox, que le pide una moción de censura en bloque.
Aquel Casado del alegato vibrante del centroderecha contra Abascal enhebrando argumentos persuasivamente moderados, termina el curso, diez meses después, cada vez más centrifugado.
Claro que con los sondeos, a Casado le costará pensar que comete ningún error : muchas casas de encuestas sitúan al PP como primera fuerza, con mayoría absoluta de la derecha factible. 
Incuso el CIS admite la tendencia.
Él pide elecciones, como quien pide que llueva café en el campo.