Hay personas que tropiezan dos y tres veces por una misma piedra.
Luego los hay que a la tercera dan un paso más, para evadirla.
Otra minoridad termina a la primera quitando la piedra para que no tropiece nadie que venga detrás.
Pero si vas a Madrid, verás a muchos "cojos/as" con muletas diciendo que las piedras son libres de estar donde están.

domingo, 4 de julio de 2021

China y el PC. Solo el desarrollo económico abrira las puertas de la lucha por la libertad.

El Partido Comunista Chino ha lanzado una gran campaña de propaganda para celebrar su centenario, rendir homenaje a la figura de Mao Zedong, considerado el fundador de la República Popular China y seguir "idolatrando" a su actual máximo lider Xi Jinping.

China es el país más poblado del mundo, con casi 1.400 millones de habitantes, y muy pronto, probablemente, la primera potencia mundial. El actual sistema político chino, como cualquier potencia religiosa que pueda permitirse el lujo, solo permite un único partido, el "verdadero", el Partido Comunista Chino (PCC), una organización que tiene 91 millones de militantes.

El propio gobierno chino se ha manifestado consciente de que episodios como la Revolución Cultural fueron desastrosos para el país, pero la autocrítica es mínima y siempre controlada desde dentro. El resto se silencia, y si no se deja, se aplasta y punto.
De hecho, el PCC controla todas las informaciones publicadas en China y vigila y censura cualquier tipo de crítica en las redes sociales. La censura y la falta de libertad de expresión siguen caracterizando el gobierno de Xi Jinping, a quien también se ha acusado de violar los derechos humanos de opositores políticos, intelectuales y minorías étnicas en China. 

La organización Human Rights Watch denuncia que la represión ha aumentado y que cada vez es más difícil saber qué sucede en el país debido a las restricciones en la libertad de información. Pero desde el mumdo occidental se sigue criticando la falta de libertades en paises de chichinabo, pero si hablamos del país del dragón, por si acaso, alfombra roja.

El crecimiento económico del país que ha pasado del medievalismo a la modernidad en pocas décadas, ha conseguido que la mayoría de su población prefiera cambiar economía por libertad. Tiene lógica.  Nadie luchará antes por hipotéticos derechos si no tiene asegurada la comida diaria. Solo superado ese peldaño se busca el siguiente. Confio en que asegurada la comida los derechos humanos cobren su importancia.