Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares,
porque nada es tan peligroso como dejar permanecer el poder largo tiempo en un mismo ciudadano.
(Simón Bolívar)

jueves, 28 de julio de 2022

Es evidente que "Sumar" no es multiplicar.
Pero "No Sumar" es, claramente, restar.

La iniciativa impulsada por Yolanda Díaz, continúa siendo una incógnita aún después de haber echado a andar. Y la propia Vicepresidenta segunda contribuye a la confusión, porque al tiempo que afirma que no se trata de un proyecto electoral, advierte que no llegará a tiempo de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023. 

Suenea inicialmente desilusionante, pero, a la vez, resulta razonable puesto que concurrir a esas elecciones sería repetir errores pasados como ya hiciera Podemos en sus momentos iniciales.

Sumar, hoy por hoy, no es sencillo. Y cuando la ciudadanía progresista, en general, oye hablar de "proceso de escucha activa" quiere la versión compacta, la reducida: "¿podré o no podré votar a Sumar?"No tiene nada claro si esta iniciativa se cristalizará en una lista electoral o será una suerte de plataforma, pero lo que si exige es ver manifestaciones, opiniones, gestos y actitudes que muestren unidad y acuerdo y no cuchillos o acusaciones desalentadoras típicas de la fragmentación que sufre la izquierda.

Sumar va a precisar de una estructura a nivel de Estado que sea sólida y bien definida, pero construirla al ritmo de citas electorales sería, de nuevo, un grave error.

Díaz es consciente de que sumar no es multiplicar, que no hay por qué coger atajos, y de que no es bueno que las prisas se apoderen de la iniciativa. Lidiar con las próximas elecciones va a exigir una mezcla de habilidades propias de malabarista y prestidigitadora ... o quizás, de buena meiga, y una que ya tiene en su haber éxitos que pocos vaticinaban, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional o la reforma laboral puede ser la candidata ideal para apuntalar tras las elecciones un nuevo gobierno progresista.
blogs.publico.es/david-bollero/sumar-no-es-multiplicar

miércoles, 27 de julio de 2022

Hay amigos, conocidos, adversarios, enemigos y compañeros de partido.
Y hay cínicos que si lo hacen ellos está bien, pero si lo hace el contrario se rasgan las vestiduras.

 La anécdota se ha contado tantas veces como versiones hay de la misma. El excéntrico Churchill ante un diputado conservador que le comentaba su agitación por estar sentado a su lado en el Parlamento y frente a los enemigos laboristas: “Los que tiene frente a usted son nuestros adversarios. Los enemigos se sientan en nuestro mismo banco”, le espetó. Luego, Adenauer, uno de los padres de Europa, diría aquello de que están “los enemigos a secas, los enemigos mortales y los compañeros de partido” y Andreotti, que en la vida “hay amigos, conocidos, adversarios, enemigos y compañeros de partido”. 

Algunos parece que se enteran ahora de que el poder no conoce amigos, si acaso sólo aliados y que estos cambian en función de las coyunturas, aunque en la política todo se viva con una gran intensidad y en las redes sociales todo sea vehemencia e impostura. Cuando el objetivo es llegar al poder o mantenerlo, no hay amistades que valgan, sólo piezas utilizables y descartables. Siempre fue así. En el PSOE, en el PP, en el PNV, en Unidas Podemos, en Ciudadanos y en toda organización política. Sorprendernos ahora de los códigos que utilizan los gobernantes y quienes aspiran a gobernar es un ejercicio de cinismo y una visión tan naif de la realidad política que nos lleva a olvidarnos de la historia reciente y remota. 

Hay que ser muy cínicos para creer que 
Cuando a Pablo Casado lo tiraron sus barones y sus “amigos”  por la ventana de la calle Génova fue un inexorable ejercicio de erudición y sensatez política mientras que cuando Sánchez prescinde de lo que le resta es sólo un líder cesarista y sin escrúpulos con un sentido utilitarista de los afectos, como si estos alguna vez en el PSOE, y en todos los partidos, hubieran sido inquebrantables. Sobran ejemplos y falta memoria y seriedad en las críticas.

eldiario.es/esther-palomera/politica-no-conoce-amigos

martes, 26 de julio de 2022

PP y Vox en Castilla y León contra los ecologistas.
El esperpento valleinclanesco en todo su explendor.

El PP y Vox se negaron en Castilla y León a ampliar los medios para prevenir incendios en invierno. Y ahora, para justificar su incapacidad de reacción ante los innumerables incendios que ha sufrido su territorio se le ha ocurrido decir al Consejero de Medio Ambiente que determinadas nuevas modas del ecologismo respecto a la limpieza de las riberas de los ríos dificultan la limpieza de los montes y los “enfrentamientos, recursos [judiciales] y actividades que van en contra de la Administración” dificultan su trabajo. 
Después de ver ayer a Valle Inclán en el Pabellon 6, solo comentar que el esperpento aflora en los gobiernos PP-Vox en todo su explendor y cuesta entender que haya gente que les crean, compartan opiniones y les voten.
La España del autor de Luces de Bohemia comprobamos con tristeza que sigue vigente y muy vigente en la actualidad.

El esperpento aflora en los gobiernos PP-Vox en todo su explendor y cuesta entender que haya gente que les crean, compartan opiniones y les voten. La España del autor de Luces de Bohemia sigue vigente y muy vigente en la España de hoy.


lunes, 25 de julio de 2022

'Luces de bohemia' en el Pabellón 6.
Una obra que nos pone ante el espejo un siglo después.

 La ví en el Arriaga hace unos meses.
Reconozco que me costó entenderla y sacarle el gusto necesario.
Hoy, en el Pabellón 6 he tenido la oportunidad de volverla a ver,
y  hacer las paces con la obra y su representación.
Es de esas obras que conociendo el argumento,
te parece que es imposible llevarla un escenario.
Ramón Barea y su equipo lo han conseguido de manera brillante.
www.elcorreo.com/culturas/luces-bohemia

La obra narra las últimas 24 horas de la vida de Max Estrella, un «hiperbólico andaluz, poeta de odas y madrigales» ya anciano, miserable y ciego, que gozó en algún momento de cierto reconocimiento. En su peregrinaje por un Madrid oscuro, turbio, marginal y sórdido, le acompaña don Latino de Hispalis y le dan la réplica algunos personajes de la bohemia madrileña de la época.
La obra se convierte en una parábola trágica de un país deforme, injusto y opresivo, como es la España del 1920, degradada, desconsiderada con el pueblo llano y llena de corrupción. Una sociedad esperpéntica, que nos recuerda demasiado a la actualidad.

domingo, 24 de julio de 2022

Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio.
Y en Sopelana, algunos rebajes son obra suya.

 Se gastan una pasta para hacer un carril para bicis.
Lo pintan y queda bastante bien.
Y cuando terminan, se dan cuenta,
que se han olvidado de los rebajes.
Pues no se hable más.
Un poco cemento ... y "arreglao".
Pepe Gotera y Otilio no lo hubiesen hecho mejor.


sábado, 23 de julio de 2022

El BM de Sopelana a punto de ser una realidad,
frente a radicalotes y "restos líticos" varios
parece que se ha impuesto la cordura.

 


Parece que se van acabando las obras.
Ya vale de cuentos y de pegas rídiculas que frenaron,
cuando no obstaculizaron, su arranque.
Los restos de silex se encuentran en toda la zona de Bareño.
Nadie dijo nada cuando construían chalets.
Nadie vió nada cuando hicieron las VPOs
adjuntas al lugar que ahora algunos dicen defender.
Ya vale de razonamientos retorcidos
y bienvenido sea el nuevo comercio.

miércoles, 20 de julio de 2022

Ahora en el centro de Reinosa
MM-55-Martxa Motera al Pico Tres Mares - Reinosa.

 



Ahora en el Domus romano y la Iglesia de Sª Mª
MM-55-Martxa Motera al Pico Tres Mares - Reinosa.

 



Ahora en Reinosa
MM-55-Martxa Motera al Pico Tres Mares - Reinosa.

 


Ahora en Corconte. Junto al balneario.
MM-55-Martxa Motera al Pico Tres Mares - Reinosa.


 

Ahora en Espinosa de los Monteros
MM-55-Martxa Motera al Pico Tres Mares - Reinosa.

 

Saliendo de Sopelana
MM-55-Martxa Motera al Pico Tres Mares - Reinosa.

 


martes, 19 de julio de 2022

Ayer fue 18 de Julio, y una vez más,
la iglesia católica del Valle de Cualgamuros
ensalzó a los terrotistas.

En pleno 2022, y como todos los años anteriores, los benedictinos del actual Valle de los Caidos siguen celebrando en esta fecha un oficio durante el que se alude al alzamiento de 1936, el que unos cuantos terroristas se revolvieron contra la Constitución y la Democracia, y estos sacerdotes católicos lo hacen precisamente días después de que el Congreso aprobara la Ley de Memoria Democrática que resignificará el recinto, expulsará a los frailes de una vez por todas y modificará el marco de presencia eclesial en la abadía.

Una misa, que ningún obispo o cardenal he escuchado lamentar, y que puede ser la última. Espero que por fin, así sea.
Entonces volveré para celebrarlo.

lunes, 18 de julio de 2022

Tanto los ecologistas como los curas tenían razón.
Pedro Botero ya está aquí.

Cuando yo era pequeño, el infierno era un concepto religioso, casi metafísico, una relectura católica que nos hablaba de las calderas de Pedro Botero, un programa de cocina sobrenatural donde los condenados nos asaríamos a fuego lento por toda la eternidad, entre llamaradas y torturas inenarrables. A algunos curas del barrio les chiflaba la historia y no paraban de alabar las instalaciones en sus homilías, como si las conocieran personalmente.

Era difícil conciliar la amenaza de un castigo eterno con la idea de un Dios que nos ama sobre todas las cosas, pero la doctrina católica estaba llena de encajes de bolillos por el estilo, vírgenes capaces de parir y superhéroes que eran tres en uno. Con el tiempo, uno acaba descubriendo que la etimología del infierno alude a un lugar subterráneo, una prisión de lava y fuego ardiente bastante parecida, quizá no por casualidad, al núcleo ígneo del planeta.

Poco a poco, entre erupciones volcánicas y accidentes de centrales nucleares, el fuego iba subiendo a la superficie, aunque los ecologistas nos habían advertido, desde los años ochenta, que lo mejor estaba por llegar y que la crema solar no nos iba a ayudar mucho.

No hicimos mucho caso de las advertencias, a pesar de la retirada de los glaciares y de la subida general de temperaturas. El calentamiento global era un invento para que se forraran los científicos y el cambio climático un camelo en contra de la marcha general del progreso.

Una cosecha de incendios devastadores y más de 360 muertes provocadas por el calor extremo debería hacernos reflexionar un poco, pero el verano es un tiempo poco propicio a reflexiones. En cuanto al infierno, hace años que trabaja a tiempo completo y no deja de abrir nuevas sucursales en la península. Tenían razón no sólo los ecologistas sino también los curas de mi barrio, quién lo diría.



domingo, 17 de julio de 2022

Un disparate histórico repetido hasta la saciedad
amplificado por un puñado de revisionistas
puede calar en un tipo de población

El PP siempre opera igual. Para justificar su rechazo a cualquier avance legislativo promovido por la izquierda, se excusa con algún detalle menor, irrelevante, y a partir de ahí promueve una enmienda a la totalidad. Por ejemplo, para justificar su rechazo a un impuesto especial a las grandes energéticas, afirma con todo el morro que al final pagarán los consumidores.

Lo mismo, en grado sumo, ha hecho el PP con la Ley de Memoria Democrática, que ha pasado la primera vuelta en el Congreso. Como Bildu ha garantizado su apoyo a la ley, entonces el PP se opone porque la ley pasa a ser de Bildu. Es falso por completo que esa disposición vaya a proteger a terroristas. Es tan falso como absurdo deducirlo. 

Conviene recordar que para la triple derecha española hay cuatro ideas importantes sobre las que basan generalmente sus argumentaciones:

-1- La Guerra no empezó en el 36, sino en el 34. El golpe de Estado, en consecuencia, no fue tal, sino un alzamiento justificado por las revueltas y el desorden social.

-2- La dictadura de Franco fue benévola y generosa, especialmente en sus últimos años.

-3- El Valle de los Caídos es un monumento “a todas las víctimas”.

y -4- Con la Transición, de la que el PSOE según ellos ahora reniega, ya se cerraron todas las heridas, que ahora la izquierda pretende reabrir. 

Es un disparate histórico en toda regla, sí, pero repetido hasta la saciedad, amplificado por un puñado de revisionistas, con una población más joven que no vivió la represión directamente, funciona perfectamente.

sábado, 16 de julio de 2022

España es el primer país donde los encuestados
reconocen (78%) recibir todos los días
noticias falsas.

 

blogs.publico.es/otrasmiradas//del-11m-
al-burdo-de-ferreras-el-periodismo-que-vendra


Lo que estos días se ha comentado sobre el periodismo en este país no es sorpresa. Llevamos ya casi una década advirtiendo de esto, aunque siempre se han señalado (y para mal) las voces discordantes.
Ya en 2018 la Comisión Europea recogía que España era el primer país donde los encuestados reconocían (78%) recibir todos los días noticias falsas.
Y Gartner decía, por las mismas fechas, que 2022 sería el momento donde en Europa circularían más noticias falsas que verdaderas.
Hoy, confirmamos que es así.
¿Se ha hecho algo para paliar esto?
Nada.
¿Las asociaciones de prensa han reaccionado de forma contundente sobre las manipulaciones diarias?
Poco o nada.
Estamos haciendo tan mal periodismo que se han creado empresas de verificación de información porque no se hace lo más básico.
¿No sería más fácil exigir al periodismo su función?
¿O quizás no conviene?

viernes, 15 de julio de 2022

La triple "derecha" caracteriza como medidas radicales
lo que no es más que sentido común

 La exagerada respuesta de las derechas políticas al anuncio de medidas fiscales sobre los beneficios extraordinarios de la banca y las empresas eléctricas responde al intento de caracterizar como medidas radicales lo que no es más que sentido común, ya aplicado en otros países europeos. 

Por ejemplo, el gobierno italiano de un tal Mario Draghi, poco sospechoso de maoísta, elevó de un 10 al 25% la tasa sobre beneficio de las empresas energéticas.  Y el gobierno británico, de poca raigambre trotskista de un tiempo a esta parte, impondrá un impuesto a las eléctricas para recaudar casi 6000 millones de euros con los que financiar bonos para los hogares.

Pero en España el PP
 se rasga las vestiduras junto al presunto centro liberal de Ciudadanos, o el neofascismo de Vox. Los tres tenores de la "trampa fiscal" que defienden aparentes bajadas de impuestos, sobre todo cuando están en la oposición, son una espada de Damocles sobre las clases populares y las clases medias en España.

miércoles, 13 de julio de 2022

El conjunto de medidas propuestas por Sanchez,
además de relajar la relación con su socio,
ha pillado descolocada a la derecha.

 Una derecha que, a pesar de Feijoó y su "moderación", sigue sin discurso político y que solo lanza consignas y argumentarios, sin datos, sin haberse estudiado los temas y pensando que con una retórica sostenida sobre el terrorismo, que además le ha salido mal, se puede ganar un debate de estas características. Parece que, como sigan así, y no se deislumbra cambio alguno, a Feijóo se le va a hacer largo el tiempo hasta las elecciones.

En definitiva, gana Sánchez, sale reforzado, toma la iniciativa política frente a sus socios y rivales. Y, en fin, consigue cohesionar al Gobierno de cara a los próximos meses que se prometen duros para la ciudadanía a la que, por fin, le ha anunciado que estamos ya en una economía de guerra.