Google+

viernes, 24 de enero de 2014

Fitur y la decadencia de las ferias

Una nueva cita en Fitur. Muchas veces he comentado en este mismo blog que el modo de hacer negocio ha cambiado con la llegada de internet, el modo de "hacer relaciones" y todo aquello que hasta entonces estaba relacionado con el mundo de las ferias camina lenta e inexorablemente hacia una decadencia imparable.
Foto y texto de www.02b.com/es/
De los diez pabellones que ocupa la feria del turismo, nueve están ocupados por administraciones públicas españolas o bien por gobiernos de otros países; cada visitante generará una media de 900 euros frente a los 3.700 de Berlín y Londres.

Para Madrid, Fitur supondrá un volumen de negocio agregado cercano a 180 millones de euros. Por contextualizar la cifra, cabe apuntar que el último Mobile World Congress –la mayor feria del mundo en su ramo, reconocida como la más rentable del mundo en 2013— regó Barcelona con 300 millones

El presidente de Ifema da a entender que el modelo se agota. “Fitur está como España, ¿qué podemos hacer?”. El jefe de la feria madrileña contestaba al requerírsele la opinión sobre unas declaraciones de Josep Lluís Bonet. En el madrileño foro de Nueva Economía, el también feriante –preside Fira de Barcelona— reconoció que “el sector está agotado” y que hay que buscar nuevas fórmulas para retener el éxito.