Google+

sábado, 11 de enero de 2014

Muchos hoy saldrán a la calle. Y también muchos, no. Unos diran que son Tantaz Tanta. Otros diremos que no somos Tontoz Tontoz.

El cierre del ciclo del terrorismo en Euskadi exige responsabilidad e inteligencia, algo que están demostrando carecer los dos extremos del arco de la ciudadanía vasca, especialmente representado por la extremismo radical vasco y el partido popular, extremos que se retroalimentan entre ellos pareciéndonos a los demás que les interesa mantener el estatus actual.

Los unos, las gotitas de agua, Tantaz Tanta, siguen jugando en el filo de la legalidad, realizando convocatorias a través de entidades de dudosa legalidad. ¿Por qué lo convocan asociaciones de dudosa legalidad y no Sortu o cualquiera de sus organizaciones políticas legalizadas?

Los otros, las gaviotas, los peperos, esperan a montar el pollo al momento en que ellos creen tener mejor conectividad y audiencia en sus bases y con sus votantes más extremistas no importándoles el eco y el favor que hacen a los simpatizantes de los diferentes movimientos y entidades que durante años han permanecido fiel al entorno de ETA.

Ni unos ni otros han demostrado, en mi opinión, suficiente coherencia ética y política, y se han centrado en descalificar a los demás sin mirarse para nada a sus propios ombligos, donde tienen ambos mucho que limpiar.

Este país necesita menos manifas y mas acuerdos. Menos rencores y más dialogos reales sin insultos ni agravios. 

Y en esta llega el PNV y se lía la manta a la cabeza y sale hoy a la calle con un slogan maravilloso pero con alguna gente incapaz de condenar en público los asesinatos de ETA de los últimos años, con gente que cuando desde la democracia se hace algo que no les gusta es porque se quiere actuar contra la paz y la convivencia. ¡Anda ya! 

Muchos hoy saldrán a la calle. Y también muchos, no. Unos diran que son Tantaz Tanta. Otros diremos que no somos Tontoz Tontoz.