Google+

domingo, 28 de junio de 2015

Orgullo rural, orgullo necesario


Salir del armario, mostrarte tal y como eres, 
llevar una vida en pareja siendo homosexual, 
o nacer transexual en un pueblo pequeño o mediano 
no es nada sencillo; mucho más difícil, desde luego, 
que hacerlo en una gran ciudad. 
De ahí la importancia de reivindicar 
la igualdad de las personas LGTB en el ámbito rural.

Que nadie lo dude: 
Un gesto pequeño como el de colgar la bandera arcoíris en el ayuntamiento de un pequeño pueblo
o de una pequeña ciudad es algo muy grande,
que cuenta mucho,
pues al tratarse de un gesto inclusivo
a más de uno le hará sentirse mejor, más libre.
Os deseo a todas y todos un feliz Orgullo 2015.