Google+

sábado, 8 de marzo de 2014

Burgman y TomTom, dos excelentes compañeros.


Una excelente máquina, mi Burgman, para un gran viaje,
y un imprescindible chivato, el TomTom, bien acomodado,
necesario compañero copiloto por caminos desconocidos.