Google+

martes, 9 de agosto de 2016

La catedral de Justo, sin planos ni permisos pero, eso sí, inspirada en Cristo.

La Catedral de Justo es un edificio de grandes proporciones, a semejanza de una gran catedral cristiana, situada en Mejorada del Campo (Madrid,España). Está siendo construida por la iniciativa de una sola persona, Justo Gallego Martínez.
Empezó a construirla en un terreno de labranza propiedad de su familia el 12 de octubre de 1961, tras ser expulsado del monasterio cisterciense de Santa María de Huerta, en Soria, por estar enfermo de tuberculosis.2
Al producirse su curación, como promesa, decidió agradecérselo a Dios y a la Virgen con la construcción de esta obra. Poco a poco, valiéndose del patrimonio familiar de que disponía, vendiendo su tierra y gracias a donaciones privadas sigue levantando su Catedral.3
Justo Gallego lleva casi 50 años construyendo su obra, y a excepción de algunas ayudas esporádicas, todo lo hizo solo, sin tener ninguna formación relacionada con la construcción. Su formación se quedó interrumpida al estallar la Guerra Civil. Además no existen planos ni proyecto oficial de la catedral.
Se trata de un edificio con elementos arquitectónicos destacables. Aunque su constructor la denomina catedral, y así es conocida, en realidad no es un templo al no estar consagrado ni ser reconocido como tal por la diócesis de Alcalá de Henares.
Los habitantes de Mejorada del Campo conocen la obra como «la catedral de Justo», siendo una construcción por la que es reconocida la localidad situada a 20 kilómetros de Madrid. En el año 2005 una campaña publicitaria de la bebida Aquarius tuvo una gran repercusión internacional difundiendo la existencia de la obra. El Museo de Arte Moderno de Nueva York dedicó una exposición de fotos a esta original obra sacra.
Lo visité porque me parecía alucinante que alguien se considere enviado o destinado por su dios a construirle un "hogar", precisamente en un país en el que sobran este tipo de construcciones. 

Cuando digo "sobran quiero decir que no hay fieles o simpatizantes suficientes para utilizar todas las edificaciones actualmente levantadas y destinadas para  glorificar a su Dios, y consecuentemente, no parece necesario dedicar toda una vida a un trabajo sobradamente cubierto. Y en cualquier caso, parece que su Dios le tendría que indicar que tiene muchas otras cosas mucho mas importantes y solidarias con sus congéneres que hacer en esta vida.

Además, parece ser una persona, apartada de la organización, aunque él sigua considerándose dentro, sin atender, escuchar u obedecer a sus "jefes". Un señor inicialmente con pasta muy empeñado en ir a su bola digan lo que digan los demás.

Por otra parte, vanagloriarse en que una construcción así no tiene ni planos ni proyecto oficial, por lo que entiendo que un Ayuntamiento que se precie tampoco le habrá dado permiso para levantar semejante estructura.

Eso sí, dice que le ilumina e inspira Cristo. Y eso, en esta España parece ser que avala más que un permiso municipal.