Google+

domingo, 25 de diciembre de 2016

Millones de personas expresan alegría y buena voluntad sin la religión. Te deseo la paz y la iluminación en estas fiestas.

Nuestro deseo de paz e iluminación, alegría y buena voluntad, no requiere de ninguna creencia religiosa ni está reservado a ningún día sagrado. El calor y la simpatía de estos días son cosas que tratamos de fomentar durante todo el año, para los creyentes y no creyentes por igual.

No necesitas a Dios para tener esperanza, para ser solidario, para amar, para vivir. La integridad humana no depende de las creencias religiosas. 

Hay creyentes buenos y no creyentes buenos, y hay creyentes y no creyentes malvados. No se puede predecir el carácter moral de alguien sólo por sus creencias metafísicas.

Seas negro, blanco, mestizo… 
Alto, bajo, gordo, delgado… 
Mujer u hombre. Heterosexual, homosexual o bisexual. 
De izquierdas, derechas o apolítico. 
Creyente o no creyente. 
Seas lo que seas, si eres honesto 
y crees que todo ser humano tiene derecho 
a vivir como quiera mientras no haga daño a los demás, 
te deseo felices fiestas, 
lo mejor para el próximo año 
y que disfrute de estos días
junto a sus seres queridos. 
Yo así lo pienso hacer.