Google+

sábado, 22 de febrero de 2014

Las armas, las armas, las putas de las armas, ...

La nieve cubre la escultura 
de una pistola con un cañón retorcido 
en la entrada de la sede de la ONU en Nueva York. 
Lástima que las licencias de armas en ese país 
no se congelen igual.

Y lástima también que en Euskadi,
las armas de ETA no fuesen ayer presentadas de esta gisa