Google+

lunes, 10 de febrero de 2014

¿Sondeos manipulados? ¿Por qué se oculta que el PSOE va delante en las encuestas?

Adenauer y de Mark Twain solían decir que existen tres tipos de mentiras: las pequeñas mentiras, las grandes mentiras y los sondeos electorales manipulados.

Sobre las formas de utilizar políticamente las mentiras es mejor que no recordemos otras citas de grandes maestros de la manipulación. Pero lo cierto es que resulta bastante lamentable la manera en la que en España se están estrujando, cocinando y manipulando algunos sondeos pre-electorales, con el propósito de intentar que parezcan empobrecidas las perspectivas electorales del PSOE, en general, y de Alfredo Pérez Rubalcaba en particular. 

Algunos piensan que, así, los socialistas entrarán en cierta depresión orgánica interna, se arrugarán o, incluso, se enzarzarán en querellas internas. Y, si no ocurre esto, se les manda callar.

El problema es que, bajo tales pretensiones y pretextos, las encuestas y procedimientos sociológicos pueden caer en una espiral de desprestigio que no será fácil remontar. Por ello, creo que, después de las próximas elecciones será necesario enjuiciar ─y contrastar con los datos electorales reales─ lo que ha ocurrido durante este extraño período de distorsiones electorales que estamos atravesando en España.

Según Joseé Félix Tezanos, Catedrático de Sociología de la UNED, y viendo los datos que presenta en www.fundacionsistema.comRajoy debiera perder el miedo al PSOE y a Alfredo Pérez Rubalcaba y retirar su orden imperativa para que se calle y se limite a aplaudir. 

¿Por qué temerle y callarle si los datos del CIS son ciertos? ¿O es que hay otros datos? O es que alguien le ha recordado la célebre epístola de Quevedo: “No he de callar por más que con el dedo / ya tocando la boca o ya la frente / silencio avises o amenaces miedo…”. 

Obviamente yo tampoco me podía callar aquí.