Google+

viernes, 23 de junio de 2017

Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado.

Imágen de Deia. Texto de X. Gurrutxaga en Vocento
Los máximos dirigentes de ELA y LAB expusieron el miércoles en la ponencia de autogobierno sus opiniones sobre el nuevo estatus de Euskadi. Los planteamientos descansan en la unilateralidad como estrategia frente a la vía del diálogo y el pacto. Un término traído a la política vasca de Cataluña en un ejercicio de querer emular a los soberanistas catalanes cuando los independentistas vascos, supuestamente más radicales, nunca han sido capaces de poner en marcha ni siquiera de diseñar una estrategia basada en el ejercicio unilateral de la autodeterminación. Frente a la vía del autogobierno, solo ETA tenía una estrategia, que consistía en utilizar el terror, como el de Hipercor, para tratar de obligar al Estado al reconocimiento de la autodeterminación. Sabemos cómo ha terminado.
Los dirigentes sindicales también criticaron que se plantee como objetivo un acuerdo transversal entre los vascos sobre el nuevo estatus en el que estén el PSE o el PP. Me parecen preocupantes estas reflexiones, hechas precisamente desde representantes de los trabajadores, pues inequívocamente propician dinámicas que generan más exclusión que inclusión, más desintegración que cohesión en seno de la sociedad vasca ante cualquier escenario que se pueda trabajar sobre el futuro político de Euskadi.