Google+

domingo, 26 de junio de 2016

4 motivos para votar

1) Mediante el voto puedes elegir a las personas que te representarán de manera política durante cuatro años, ellos elegirán al Presidente del Gobierno y sin duda, sus decisiones repercutirán en tus intereses. 

2) La democracia es un ejercicio que no funciona si sólo unos cuantos se comprometen con ella. Todos tenemos que contribuir con nuestra parte para que sea una efectiva forma de gobierno.


3) Debes votar porque si los resultados de la elección no te gustan no sería congruente que te quejaras, ya que no contribuiste con lo que te correspondía.


4) A veces tenemos muchas decepciones de los políticos de nuestro país y algunas otras criticamos la forma de gobierno o la manera de ejecutar algunas acciones, así que éste es el momento ideal para cambiar lo que quieras y elegir mejores o nuevas propuestas que te parezcan interesantes y beneficiosas para tu país.

Ahora ... a por el Breyexit

Si. Si. En la semana del Brexit.
En vez de "matar" dos pájaros de un tiro
sería conseguir dos "objetivos"
añadiendo solo dos letras .

Si en vez de Brexit, es decir, 
Gran Gretaña fuera,
apostamos por el Breyexit,
aunque algo forzado,
podría venir a decir
Brey fuera.

Y Brey, el Sr. Brey
el señor Rajoy Brey
en opinión de la grsan mayoría
de la ciudadanía,
estaría mucho mejor fuera,
mejor fuera que dentro,
de La Moncloa.

¡¡ Mañana podemos conseguirlo !!
Es decir, en vez de votarle, botarle.

sábado, 25 de junio de 2016

El trilema del PSOE

Foto y texto de politica.elpais.com

1.-Mirar hacia su derecha, abstenerse a cambio de varias condiciones, firmes y pactadas con quienes vayan a formarlo —PP y Ciudadanos, seguramente—. 

2.-Mirar hacia la izquierda, todo dependerá de quién en ese campo obtenga más escaños. Puede liderar o, simplemente, apoyar con acuerdos previos firmados.

3.-Retomar la iniciativa, volver al pacto con Ciudadanos y forzar al PP a la abstención o a aceptar un Gobierno presidido por el partido minoritario, bien amarrado un programa de reformas. Quizá, no duraría toda la legislatura, pero al menos podríamos respirar dos años sin elecciones cada seis meses.

Herri Kirolak, Exposición de pinturas y música en Mendibile Jauregia



El sábado 25 de junio a partir de las 19:00, Mendibile Jauregia homenajea a los harrijasotzailes Inaxio Perurena, Mikel Saralegi y Pedro Campos reconociendo su labor para la difusión del deporte rural vasco. 

En la sede del Consejo Regulador de Bizkaiko Txakolina habrá exhibiciones de herri-kirokak y se presentará la nueva exposición de pinturas de los alumnos del Máster de Pintura de la UPV/EHU María Aparicio Villanueva y Aitor L. Iruregi, que han querido rendir homenaje a los 40 años de trayectoria de la Asociación Leioako Euskal Kirol Zaleak.


A las 20:00 habrá un concierto de música rock del grupo bilbaíno Hozten patrocinado por Cervezas La Salve, en el contexto de las fiestas de San Juan de Leioa.

viernes, 24 de junio de 2016

"Incendió la casa para salvar los muebles y se quedó sin casa y sin muebles" (F.G.)

Foto de politica.elpais.com y texto de Felipe Gonzalez
David Cameron pasará a la historia como el político irresponsable que puso en juego el interés general de Gran Bretaña y de Europa para resolver un problema personal y de partido.

El populismo y el nacionalismo galopan y contaminan. Podría ser una vacuna, pero es más probable que suponga un contagio en otros países de la Unión Europea. Depende de nosotros, los europeos europeístas, de los que creemos en la integración europea con fidelidad a los fundamentos de esta Unión.

Gran Bretaña siempre ha sido reticente a los avances integradores de la UE. Los británicos solo querían una zona de libre cambio, no instituciones comunes.

La UE tiene que reaccionar y actuar para revertir el proceso de desafección creciente de los ciudadanos en muchos países de la Unión. Porque también hay una responsabilidad de lo ocurrido en Gran Bretaña en los errores de la política europea contra la crisis, o en su falta de políticas ante el fenómeno de los refugiados. 


Vivimos la paradoja de necesitar más y mejor Europa para los ciudadanos europeos y para el mundo, cuando dominan políticas de austericidio, de renacionalización de las decisiones. 



Hoy, más que nunca, necesitamos políticas socialdemócratas que sean alternativa real a las políticas neoconservadoras, a los populismos nacionalistas.

La Torre Iberdrola acoge la exposición: Variaciones sobre tema mexicano






jueves, 23 de junio de 2016

Lo positivo y lo negativo del Brexit

Imagen y texto de VOCENTO
Visto lo visto, debemos recordar que Reino Unido ha mantenido una extraña y tóxica relación con la UE desde que se sumó a ella en 1973. Nunca se ha sentido cómodo y con frecuencia ha sido uno de los principales opositores a los intentos de profundizar en la integración. Tenemos que ver lo negativo y lo positivo de la medida.

Los efectos del ‘Brexit’ harán tambalear, sin duda, los equilibrios existentes en el seno de la Unión: 

- entre potencias (Alemania, Francia); 
- entre miembros de la zona euro y otros que no lo son (Suecia, países del Este de Europa); 
- en materia presupuestaria al perder un contribuyente neto para el presupuesto comunitario (cerca de 10.000 millones de euros anuales hasta la próxima década), lo que obligaría a otros socios a contribuir más (Alemania en 2.500 millones de euros, Francia en 1.900, España en 900); 
- en política exterior y defensa donde los británicos siempre han impedido su consolidación; 
- etc. 

Pero dicho todo lo anterior, también habrá que reconocer que su marcha permitirá, de una vez por todas, integrar el núcleo duro de la UE y dar el paso definitivo hacia la integración política y económica. 

Recordemos que es un país que ya está fuera del centro del proyecto europeo, al no formar parte de la eurozona y del espacio Schengen, al gozar del lucrativo «cheque británico» y al disfrutar de un protocolo especial en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión. 

Veamos la marcha del Reino Unido como una oportunidad para resituar el proyecto europeo, para dar un ultimátum a todos aquellos países que como Polonia no generan más que problemas mientras siguen exprimiendo la ubre comunitaria, para consolidar una unión política de verdad y, sobre todo, para que la Unión sea la de sus ciudadanos, la social y solidaria.

Brexit no, Breyxit sí

¿Qué significa Brexit?

Es el término con el que suele aludirse a una hipotética salida del Reino Unido de la Unión Europea. Es un acrónimo inglés formado por la unión de Britain (Gran Bretaña, y por extensión Reino Unido) y exit (salida). La palabra emula a Grexit, acuñada en 2012 por varios economistas de Citigroup, que describía el riesgo de una salida de Grecia de la eurozona.
Mi opinión sobre el Brexit es clara. Si pudiese votar, mi voto sería no. Remain.

Otra cosa es el Breyxit, es la palabra que los partidarios de que Rajoy Brey salga de La Moncloa queremos popularizar de cara a este domingo y conseguir que los partidarios de que este ilustre notario gallego retorne a su profesión y abandone cualquier intento de seguir presidiendo el gobierno del país.
Mi opinión sobre el Breyxit es clara. Mi voto y mi deseo de que los partidos de centro izquierda lo hagan posible poniéndose de acuerdo: Breyxit, sí.

miércoles, 22 de junio de 2016

La margarita del 27 o "no así, pero sí asao".

Los noes de Pedro Sánchez y el PSOE a pactar con Podemos, los noes de Albert Rivera al presidente en funciones, noes de Podemos al PP y a Ciudadanos, con guiños al PSOE, son noes que a partir del 27 tendrán que ser, al menos algunos de ellos, explicados, matizados y reorientados al "no así, pero sí asao".

Ante la falta de decisiones de estado por parte de los dirigentes, será imprescindible que los partidos cojan unas cuantas flores y pétalo a pétalo solventen y aclaren apoyos, crìticas y negociaciones: el PP tienen que decidir si se mantiene Rajoy al frente o se busca un nuevo lìder, lo mismo en el PSOE, en Podemos y Ciudadanos, y si desde el resto de formaciones políticas y desde la mayoría de los medios de comunicaciòn se exige que el actual presidente del PP de un paso atràs para favorecer un gobierno y evitar nuevas elecciones, lo mismo cabrá exigirles a los perdedores, ya sean de viejos o nuevos "colores".


Los colores no son lo que aparentan

Buena metáfora la que los populares han sacado con sus innovadoras formas de publicidad. 

Si hace unas semanas envió a las redacciones de los principales periódicos unas cerezas con el lema “piensa sin prejuicios”, ahora ha sorprendido con una caja de cuatro rotuladores con la siguiente pregunta: 

“¿Estás seguro de tu voto?”.

El bolígrafo de tapa roja, pinta de color morado; el de apariencia naranja, en rojo; el morado, en negro; y el azul, en azul. Realidad completada con el mensaje que recoge cada una de las cuatro unidades: “Solo si votas al Partido Popular, sabes a quién estás votando”.

En la caja no hay verdes. Al verde claro no le veo apoyando a un gobierno en Madrid. Ni desde allí querrían que "pinten" nada. 

Y al verde oscuro, tal como se anuncia siempre, se venderá al mejor postor, algo que visto desde aquí a algunos de los suyos les parece una postura muy razonable, el resto lo vemos un tanto egoísta y una manera oscura de apostar por caballo ganador una vez terminada la carrera.







martes, 21 de junio de 2016

Los partidos ... y las frutas

Una de las estupideces políticas más notables es prohibir avanzar encuestas electorales los días previos a la gran cita en una sociedad cada vez más digital.

Una muestra de la escasa capacidad de actualizarse a la vida política actual de nuestros representantes es no haber sabido ponerse al día desde que se popularizó la gran red de redes. 

Así desde "El Periódico de Andorra" se publican estos días, igual que lo hizo en Diciembre, la evolución de las expectativas de cada partido.
Un matiz : 
El porcentaje del número de votos se sustituirá por el precio del producto en euros y la horquilla de escaños aparecerá entre paréntesis.

Los trabajos de Zorrotzaurre llevan parados muchas semanas. ¿Alguien sabe por qué?

lunes, 20 de junio de 2016

Los partidos políticos y los colores ( I )

En estas últimas elecciones los partidos políticos, como las marcas de los productos comerciales, gustan de ser identificados por un color determinado. 

Así el PP se apunta al azul celeste, el color de las divinidades, color relajante el color de la confianza y de la simpatía. La estabilidad, la sabiduría y la tranquilidad también se asocian con este color.

El PSOE al rojo tradicional de la izquierda, la pasión, asociado al fuego y a la sangre. También simboliza el amor, fuerza, energía, calor ... y placer.

Podemos al morado que equilibra la mente y transforma los miedos y las obsesiones. Casualmente surge de la combinación de la energía del rojo y la estabilidad del azul.

El naranja es el elegido por Ciudadanos. Aporta bienestar y buen humor. Símbolo de buen vivir y de la felicidad. Es el color de la diversión, de la sociabilidad y de todo alegre.

El Color Verde es el color elegido por los dos partidos nacionalistas vascos. Es un color relajante y refrescante que induce a quién lo contempla sensaciones de serenidad y armonía. Está íntimamente relacionado con todo lo natural, simbolizando también la vida, la fertilidad y la buena salud. Está asociado con el progreso y el desarrollo. Además, es el color de la frescura. EAJ-PNV ha elegido un tono oscuro. EH-Bildu lo ha elegido más claro.

Procuraré escribir un párrafo sobre cada uno de ellos, pero eso será a partir de mañana.


¿Te atreves a adivinar, pronosticar, augurar, presagiar o vaticinar lo que ocurrirá este próximo domingo?

Atrévete y participa

Si aciertas las 15 preguntas
te invito a una cerveza ( o similar ).




No os vayáis, ... ¡ please !

Imágen: oroyfinanzas.com // Texto: elmundo.es/opinion

El próximo jueves millones de británicos acuden a la cita para decidir si su país continúa dentro de la Unión Europea. Desde aquí les pido que no se vayan, porque lo que hoy llamamos Gran Bretaña está vinculada a la historia de Europa desde hace más de diez siglos y la gran mayoría de los europeos esperamos de su contribución para construir un continente mejor.
Fue la isla asediada y bombardeada por Hitler la que con su esfuerzo y su heroísmo logró salvar a Europa del nazismo. Y fue Inglaterra la cuna del parlamentarismo y el país donde se produjo la primera revolución liberal. En estas tierras nacieron Shakespeare, los Beatles, Cromwell, Dickens, Churchill, Jane Austen, Newton y otros próceres sin los cuáles es imposible entender nuestra Historia. Y no hablemos del fútbol, el roast beef o Sherlock Holmes, que tanto no han hecho disfrutar.
La Unión Europea quedaría mutilada sin la presencia de Gran Bretaña, lo que equivale a decir de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, los territorios que conforman esa gran nación.
Se ha dicho y escrito de forma insistente que lo que está en juego en el Brexit es una cuestión de índole económica. Aunque eso es cierto, no es lo esencial. Lo que se decide en la consulta es mucho más que eso: es el futuro de la Unión Europea, que quedaría tocada de muerte si los británicos se van.
La unión hace la fuerza y Europa necesita a Gran Bretaña, al igual que a Alemania, Francia, Italia o España, los cinco pilares históricos y culturales del continente. Sea como aliados o como enemigos, el pasado nos une. Y los retos del futuro en un mundo globalizado, también.
Los británicos son libres de votar lo que les plazca, pero desde estas líneas les pido que se queden. Creo que los argumentos económicos no bastan y soy consciente, ¡cómo no!,  del descontento popular hacia su clase dirigente. Por eso, apelo a sus sentimientos y a esa historia común para que no se vayan. Creo que nos necesitamos mutuamente. 
Eso es lo esencial y el resto es silencio, como exclama uno de los personajes de Shakespeare.