Google+

martes, 28 de junio de 2016

Un auténtico 'PPasso' que convierte el 26 J en una jornada triste

Ha vuelto a suceder. Y no por esperado deja de sorprender (y si no, que se lo pregunten a los ingleses y a una Europa estupefacta). El PP ha vuelto a ganar las elecciones. 
www.huffingtonpost.es/jaime-lopez-fernandez
Más allá de la baja participación, de las futuras alianzas, de la ausencia de sorpassos, la única realidad es que, tras años de políticas antisociales, el partido que las ha impuesto siga siendo el más votado. Y además mejoran, sus últimos resultados. Todo un misterio desalentador. Un auténtico 'PPasso' que convierte este día en una jornada triste; no tanto para España, que también, sino por España, que lo ha vuelto a hacer y ha votado por quien menos le interesa.
La verdad es que mis vecinos no dejan de sorprenderme. Casi ocho millones de votos son muchos millones de personas que, siendo trabajadores, la mayoría con sueldos humillantes, pensionistas, parados y jóvenes con o sin trabajo, han vuelto a votarles, a pesar de no defender sus intereses; a pesar de gobernar en contra de sus intereses. El partido que ha menguado la clase media y generado una legión de pobres se ve aupado por los mismos a los que fustiga. 
Es difícil de entender, pero es así; es lo que hay. Lo que los ciudadanos desean. Sin embargo, hay situaciones como la presente, en las que no caben ni excusas ni explicaciones y que hacen de uno el protagonista absoluto de su sino, aunque este sea el de eterno perdedor. Lo trágico es que arrastra con sus acciones también a los demás tras de sí.