***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

viernes, 9 de diciembre de 2011

La democracia europea, ¿en peligro?

¿Hasta dónde pretende llegar esta pareja de hecho, integrada políticamente por los conservadores Ángela Merkel y Nicolás Sarkozy? Ambos se vienen viendo casi a diario -con la intensidad de los enamorados- a partir del estallido de la crisis o se hablan por teléfono a cualquier hora. Pero cuando han transcurrido más de tres años desde que apareció una crisis tan demoledora o más que la de 1929, nadie, a estas horas, conoce con exactitud el nivel de eficacia frente al derrumbe económico, alcanzado por el presidente de la República francesa y por la cancillera alemana.

Aparentemente, podría decirse que Merkel y Sarkozy por fin tienen a la crisis contra las cuerdas, que están a punto de liquidarla y que sus múltiples iniciativas son las adecuadas. Sin embargo, la verdadera situación no deja de ser más que un brindis al sol de la banalidad y de la ignorancia. Sus bandazos, que son muchos y a menudo contradictorios, recuerdan el pánico de los navíos atrapados en mitad de una tormenta y con riesgo evidente de hundimiento. Grecia es el espejo lamentable de un naufragio no del todo consumado, pero casi.

Estos días, Rajoy se estrenará –aunque todavía no haya sido investido presidente- en el escenario de la UE. Su favorita política es Merkel. Entre sus favoritos se encuentra también Sarkozy. ¿Qué dirá Rajoy si algún periodista le pregunta sobre si comparte o no el temor de Schmidt acerca de que “por primera vez desde la fundación de la UE, la democracia está en peligro?” Pues no dirá nada. O apenas nada, como acostumbra. Afirmará que son tiempos difíciles, que toda la nación española le ha de ayudar para salir de la crisis y que su sentido común le indica que la democracia en Europa no está en peligro. ¡Ojo, cuidado, empieza la era Rajoy!