Google+
No es el momento para hacer de todo esto una guerra política más. Dejen de lado sus miserias partidistas y seamos útiles. Las banderas, ni alimentan ni curan virus.
del Estado de Alarma. Quédate en casa. Paciencia, solidaridad y optimismo.

lunes, 6 de agosto de 2012

26-Huida al norte

Cada día laborable
un capítulo (26/35)

Mayo pasó dejando paso a un primaveral mes de junio, antesala de un verano que no iba a parecerse a ninguno de los períodos estivales vividos anteriormente por Pedro. Jubilado, el verano sería como la primavera, tres meses de lectura, de carreras y de cervezas, con los días nublados e incluso lluviosos, propios del estío vasco, pero, por primera vez en muchos años, sin planes vacacionales. No tenía pensado ningún viaje ni ganas de hacerlo. Anteriormente los programaba con mucha antelación, para empezar a viajar en mayo, leyendo y releyendo guías turísticas y novelas ubicadas en escenarios que posteriormente visitaría junto a Julia.

         Durante las vacaciones de verano era cuando más a gusto habían estado juntos. Porque Julia siempre había sido una persona de convivencia fácil, con la que ya había adquirido multitud de acuerdos no firmados sobre el día a día, sobre las tareas hogareñas, sobre las maneras de visitar ciudades, sobre los restaurantes en los que comer, sobre los museos que visitar. Era fácil viajar con Julia.