Google+

viernes, 30 de octubre de 2015

El rey emérito Juan Carlos rejuvenece con su nueva amiga Deborah Norville, popular presentadora de TV en Estados Unidos, y un nuevo velero.

La relación sentimental de Juan Carlos de Borbón 
con Corinna zu Sayn-Wittgenstein se ha enfriado 
y con ello su intención de divorciarse de Sofía. 
La nueva amiga del rey emérito Deborah Norville, 
una popular presentadora de televisión en EE.UU.,
 y su nuevo velero "Bribón", 
han rejuvenecido al monarca "jubilado".

¿Es que ya no tiene que dar ejemplo 
como cargo público que sigue siendo?

¿Es que la ciudadanía solo puede mostrar 
"sana envidia" del monarca campechano?

¿Es que la Iglesia Católica, Apostólica y
Romana no tiene nada que decirle
ante tanto "pecado" continuado 
a alguien a quien paseaban "bajo palio"?