Google+

domingo, 30 de diciembre de 2012

La selección de Euskadi, los energúmenos de siempre, los acojonados de la Federación y el bocas de Permach


Quince Ertzainas heridos, uno de ellos con una puñalada en el glúteo. El partido Euskadi-Bolivia suspendido por el lanzamiento de bengalas desde el gallinero donde los fascistas se amparan en la masa, como buenos cobardes que son. Nulo respeto al protocolo, insultando los himnos nacionales de Bolivia y Euskadi. Sillas arrancadas y arrojadas a la pista de atletismo, petardos, bengalas y material pirotécnico introducido en el campo por contenedores, por no hablar de armas blancas.
Y ni siquiera diez mil espectadores en las gradas. Ese es el desgraciado balance del partido Euskadi-Bolivia de ayer, perdón, "Euskal selekzioa" para los de ESAIT y cia.
Pero no olvidemos que esto es culpa de la Federación Vasca de Fútbol, o más bien de sus representantes que ni tuvieron en su momento ni al parecer tienen ahora los arrestos suficientes como para plantarse ante la imposición de unos totalitarios y unos jugadores-marioneta manipulados y defender los derechos de la mayoría del Pueblo al que dicha Selección representa.
Cedieron ante el nombre, cedieron ante el boicot, cedieron ante todo y a cambio esto es lo que han obtenido. Ya va siendo hora de dejar de ceder.

Pero si esperpéntico fue el comportamiento de los camisas pardas de la autodenominada “izquierda” y “abertzale”, no lo es menos la reacción oficial emitida por la voz ahora mismo más autorizada de ese grupo extremista todavía bajo el amparo de “eHBildu”: 
 
Es decir, a
 Joseba Permach, y por cobarde omisión, a todos y cada uno de los cargos, cuadros y dirigentes de Bildu, la actuación de sus cachorrillos le parece correcta, pero la de la Ertzaintza, jugándose el tipo ante mil energúmenos de extrema derecha “no estaba justificada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario