Google+
Incluso la noche más oscura terminará y el sol saldrá (Victor Hugo)

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Lo que el rey no mencionó en su discurso de Navidad

Recogido de www.huffingtonpost.es

El discurso de Navidad de 2012 del rey consta de poco más de mil palabras. En sus líneas se tocan asuntos que entran dentro de lo previsible: la crisis económica y la situación política, todo ello adornado con un fondo de optimismo que, en muchas ocasiones, hace bueno el ‘Yes we can' que popularizó Obama en su primera campaña electoral.
Pero hay ausencias, ‘olvidos’ que no pasan desapercibidos.
El discurso del rey elude, por ejemplo, la varias crisis que ha sufrido la monarquía este 2012, que podría calificarse —evocando la definición que hizo la reina de Inglaterra Isabel II en 1992- de 'annus horribilis'.
No ha sido, definitivamente, el mejor año para la Casa Real. No puede serlo cuando la palabra que mejor define a la institución es 'tropiezos'. En sus diferentes acepciones.