domingo, 28 de noviembre de 2021

No hay nadie en el mundo que pueda estar bien oyendo nueve horas al día Los peces en el río.

Y no puede ser progresista, ni siquiera lejanamente, quien arrasa con los derechos de unos para convertir toda la ciudad en un parque temático de la Navidad.  
Me gustaría tener la capacidad de echar maldiciones efectivas sobre los alcaldes y alcaldesas que convierten nuestras ciudades y pueblos en centros comerciales y no en espacios para vivir; que confunden vida con consumo y con negocio.
Malditos todos estos alcaldes y alcaldesas que entienden sus ciudades únicamente como un producto, como un espacio para hacer negocio; los que entienden las ciudades como oportunidades para atraer turistas al precio de expulsar a sus habitantes menos pudientes, que pasan de habitantes de su ciudad a meros trabajadores/as que acuden por las mañanas a trabajar a una ciudad que ya no es suya. 
Estos alcaldes son, literalmente, la peste.
Necesitamos alcaldes y alcaldesas que trabajen para convertir sus ciudades en espacios de vida y no de consumo y contaminación.
Y sí, ya sé que gran parte del vecindario estará encantado con el festival de música (por eso le votan, supongo) y también sé que el alcalde Abel Caballero está contentísimo de haberse conocido y aspira, incluso, a que le conozcan en Marte.
Y sí, sé también que los representantes de los partidos políticos no puedens parecer aguafiestas, que luego viene Ayuso con su libertad y sus cañas y arrasa.
Pero yo quiero expresar mi opinión y, sobre todo, expresar mi solidaridad con los amantes del silencio, con las disidentes y los disconformes; con los perros y gatos, con los niños, los jaquecosos, las insomnes, los poetas e incluso con los y las deprimidas; porque no hay nada que contribuya más a aumentar la depresión que encontrarse sentado en medio de Disneylandia sin saber cómo se ha llegado allí.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, durante el encendido de las luces navideñas,
a 20 de noviembre de 2021, en Vigo, Pontevedra, Galicia (España).- EUROPA PRESS
blogs.publico.es/dominiopublico//pesadilla-en-navidad-el-caso-de-vigo-y-abel-caballero