"La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen,
para provecho de gentes que sí se conocen pero que no se masacran". (P. Valéry)

sábado, 18 de junio de 2022

'Intimidad', de Netflix. Una importante reflexión.
Bilbao y Sopelana. Dos excelentes escenarios.

 No suelo recomendar las películas que veo en la tele, pero voy a hacer una excepción: El 'thriller' español, 'Intimidad', que apenas lleva unos días de recorrido en Netflix y que ha seducido a muchos usuarios de la plataforma con esta sinopsis oficial: 
"Una grabación de contenido sexual en la que aparece una política prometedora se filtra a la prensa. Es el desencadenante de una historia sobre las vidas de cuatro mujeres obligadas a recorrer con pies de plomo la delgada línea que separa la vida pública y la vida privada. 
¿Dónde se trazan los límites de nuestra intimidad?
¿Qué ocurre con nuestras vidas cuando nuestra privacidad acaba en boca de todos?
¿Cómo culpamos a las víctimas cuando se viola la privacidad de alguien? Esta es la primera reflexión a la que 'Intimidad' se enfrenta.
La miniserie nos deja claro que una víctima de violación de su intimidad no debe desaparecer, humillada, sino dar la cara y salir más fortalecido.
".

El arranque de 'Intimidad' nos sitúa en Bilbao, en su ayuntamiento.


La teniente de alcaldeMalen Zubiri (Itziar Ituño, 'La casa de papel') es una política querida, prometedora y carismática que se sitúa como la elegida para presentarse a la alcaldía en las próximas elecciones. Entonces, al salir de la oficina, le mandan un vídeo filtrado en el que aparece teniendo sexo en una playa con un hombre que no es su marido.

Si la historia es interesante, el ver Sopelana, y fundamentalmente Bilbao desde multiples lugares, que dejan a la capital con la imagen de una gran ciudad, a algunos espectadores, como diría "aquél", nos llena de orgullo y satisfacción.