***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

lunes, 6 de diciembre de 2010

EEUU, Wikileaks, Democracia, Diplomacia, "Time" y "guerraeterna"

Recogido de www.guerraeterna.com

No pasa un día sin que algún notorio representante de la derecha lunática norteamericana pida el asesinato de Assange. El último es un columnista de The Washington Times, un periódico en el que por lo demás ganas puntos si tienes las facultades mentales perturbadas.
La revista Time se ha desmarcado de esta tendencia homicida y en su artículo de portada intenta analizar el problema que supone Wikileaks para EEUU desde una perspectiva más amplia. Eso incluye la extensión del secreto en la política exterior hasta niveles que no tienen nada que envidiar a la Guerra Fría.
La misma portada tiene lecturas interesantes. La imagen de la mordaza con la bandera norteamericana no es la que esperará encontrar en el kiosco el partido de la guerra, ese que sostiene que no hay problema complejo de política exterior que no se pueda solucionar con un cazabombardero, o ahora con un avión no tripulado.


La misma Hillary Clinton, después de una gira por Asia central y el Golfo Pérsico, ha adoptado una postura másrealista. La filtración no va a suponer el final de la diplomacia ni que los demás países se nieguen a mantener contactos con Washington. Es una tontería mayúscula de la que se ha hablado bastante en los últimos días.
Es cierto que Wikileaks plantea un gran desafío para EEUU. Lo es aún más que, como en otros asuntos de su política exterior, la primera medida es no dispararse en el pie y no dejar que un simple soldado tenga acceso a decenas de miles de informes diplomáticos.
Hace unos días, el jefe del Pentágono, Robert Gates, dio el ejemplo más claro de sentido común, muy ausente en muchas de las reacciones producidas en EEUU.
No van a cerrar la tienda y esconderse en un agujero. No se lo pueden permitir.