Google+

viernes, 23 de enero de 2015

La gente de origen represor o reprimido creen que la gente liberada está enferma.


Es como decir: 

"las mentes moldeadas al dogma 
creen que pensar es un PECADO"