¿Viviríamos en libertad si hubiera un solo periódico, una sola radio, o una única televisión...?
Pues recordemos que hay un solo Twitter.

sábado, 8 de enero de 2022

Compartiendo almendras en Sope.

'No mires arriba', un estudio de la idiotez humana,
un retrato de cómo podría ser realmente el fin del mundo.

 Viendo la película "No mires arriba", la nueva película de Adam McKay para Netflix, se entiende mejor cómo el ser humano parece estar llegando a un callejón sin salida de estupidez.
'No mires arriba' es una advertencia sutil de nuestra propia realidad.
 Hay más actualidad de la que parece en su historia: dos científicos descubren un asteroide que amenaza con destruir nuestro planeta pero son ignorados sistemáticamente por los medios de comunicación y los políticos, además de por una sociedad reaccionaria que responde con escepticismo a la ciencia y niega su validez, tomando por locos o comprados a los dos astrónomos que dan la señal de aviso. ¿Nos suena a algo? 

 'No mires arriba' es una carta de amor hacia todos aquellos estúpidos y estúpidas que hacen de este mundo un lugar peor.

McKay coloca en el foco un asteroide, pero bien podría ser la crisis del coronavirus o los efectos ya devastadores del cambio climático. El cineasta elabora una sátira inteligente y la dota de un oscuro humor negro, pero en realidad 'No mires arriba' es una cinta aterradora. Porque esa idea que plantean otras películas apocalípticas sobre una Humanidad hermanada contra la destrucción, o unos presidentes de Estados Unidos comprometidos con la salvación de la Tierra, es aquí retratada como lo que probablemente sería en la era post trumpiana: un completo disparate de información falsa, negacionismo, histeria colectiva, fanatismo y sucio electoralismo político.

Más allá de su interesante guion y sus personajes bien caracterizados e interpretados, 'No mires arriba' es un estupendo estudio de la idiotez humana en tiempos de crisis, de cómo nuestra especie parece abocada a una catástrofe climática de consecuencias irreversibles mientras que la gente de a pie, suficientemente ahogada ya con problemas más mundanos, prefiere hacer caso omiso de la ciencia o (des)informarse a través de las redes sociales e Internet en vez de afrontar los problemas con entereza y conciencia. Desde luego, es un estupendo retrato de cómo podría ser realmente el fin del mundo en esta era posmoderna.

viernes, 7 de enero de 2022

NoVac Yocovid (Novak Djokovic) insolidario, prepotente y ... tonto, muy tonto.

 El caso Djokovic en el Open de Australia sigue dando de que hablar en todo el mundo. El número 1 del tenis mundial sigue recluido en su hotel de Melbourne a la espera de acontecimientos, aunque desde el Gobierno australiano se ha dejado claro que "es libre de salir en cualquier momento y la Fuerza de Fronteras se lo facilitará" para regresar a Serbia, país donde parece ser sigue siendo considerado como un héroe, en vez de como ciudadano insolidario, muy prepotente y, tonto, muy tonto.

Pero bueno, dicho en clave de humor, que nadie se extrañe que con ese nombre tenga esa actitud.

Novak Djokovic
o
No-Vac   Yo-covid.


jueves, 6 de enero de 2022

La serie "Padre de Familia" se apunta a la campaña a favor de las vacunas. Un acierto.

 Nadie sin vacunar !!
A ver si convencemos a losnegacionistas ( o como se autodefinan)
Y en el tema del presidente francés, estoy claramente con él.
Hay que "estimularles" la necesidad de ser vacunados.


miércoles, 5 de enero de 2022

Y cuidado esta noche con el "infiltrado".

 


Queridas majestades, una ayudita y que viva la magia.

Queridas majestades, me dirijo a vosotros —prodigiosos, únicos reyes en los que creo— para solicitaros que en esta era de enfermedad, apegos perniciosos, ceguera y abandono nos detengamos y pensemos. Es decir, atendamos. 

El miedo y la ansiedad se han instalado en la vida colectiva de un modo que recuerda experiencias de hace un siglo y preludia el sonido de un eco vibrante de odios pasados, revividos a golpe de nostalgias que atentan contra la memoria.
 
Y es que, majestades, en la capital de nuestro falso reino, las sotanas están nuevamente de moda, como los toros y la aristocracia; la ignorancia, el enanismo intelectual y la aversión a la cultura también. 
Existen, por si no lo sabéis, los mentados polemistas.
Gentes que han hecho de su ignorancia negocio, y de su negocio fuente de inestabilidad y permanente amenaza a la convivencia por su continuo asalto a la verdad. 
La verdad es asaltada cada día, majestades.

No quisiera depositar en vosotros la desproporcionada responsabilidad de sacarnos las castañas del fuego, pero un milagrito ayudaría. 
No exagero si os digo que el aire que se respira trae aroma de ceniza; necesitamos mirra que neutralice ese tufo a podrido, el olor de la manipulación y la mentira. 
El Rey Baltasar saluda en una Cabalgata de Reyes 2022
en Madrid (España).- EUROPA PRESS
blogs.publico.es/otrasmiradas//carta-a-los-reyes-magos-de-oriente


martes, 4 de enero de 2022

Urkullu, aparente crítica, muchos aspavientos, ninguna respuesta.

Primer lunes del año y volvemos a lo cotidiano.
Y analizando un poco el último discurso del Lehendakari nos damos cuenta de lo "interesante" que resulta que cambia algo para que no cambie nada.
Para empezar, quiso enviar un mensaje de disciplina, y él el primero, claro está, con una innecesaria mascarilla que le llevó a suplir la falta de lenguaje facial con un movimiento de brazos y manos imposible de descifrar. 

El poder político solo se muestra autocrítico de manera genérica, dando por supuesto que nada de lo fundamental puede ser cuestionado.
Pero las grandes preguntas sin respuesta siguen ahí:
¿Cómo es que Euskadi ha permanecido durante dos años a la cabeza de los contagios en España?
¿Cómo es que la comunidad que gasta más en sanidad por habitante en términos absolutos se sitúa a la cola en comparación a su PIB?
¿Cómo es que el ocio, la hostelería y los eventos culturales sigan considerados focos de contagio y nadie se fija en la transmisión en los lugares de trabajo o en el transporte de viajeros? 
¿O cómo es que las medidas aplicadas para finalizar el año no podían adoptarse una o dos semanas antes sin que hubiese objeción jurídica alguna para ello?

En las grandes crisis, y hasta en las pequeñas, los gobernantes se sienten vivamente interpelados porque les empequeñecen. Y formulan preguntas cerradas a conveniencia con la intención de que las respuestas avalen continuar igual.

Foto: Mikel Arrazola en El Correo


El fin de la pandemia puede contribuir a frenar la ultraderecha mundial.

 Todo tiene visos de tomar un rumbo decisivo en el año 2022 que ahora empieza: la salida de la pandemia, la recuperación económica, el futuro de la democracia, el orden geopolítico mundial e incluso la gobernanza medioambiental del planeta

Si el final no se produce pronto, recibirán nuevos impulsos los instintos disruptivos más populistas que han alentado las protestas contra los confinamientos, las mascarillas y las vacunas, hasta influir más allá de lo razonable en el signo de las citas electorales más trascendentales del año: las presidenciales en Francia y en Brasil, las generales en Hungría y las de mitad de mandato en Estados Unidos. 

El populismo de ultraderecha juega fuerte en todas estas partidas pero también dos mandatarios de signo opuesto como Macron y Orban dirimen su futuro y el de los 27, como lo hace Estados Unidos, donde el republicanismo trumpista pretende recuperar las dos cámaras.

A la democracia ahora vacilante o en retroceso le conviene una salida inmediata de la pandemia también paliar la extensión de la nueva pobreza y los incrementos de las desigualdades que han acompañado a esta crisis.


Dos personas vuelan una cometa en India para celebrar el inicio del 2022.

NARINDER NANU (AFP)

elpais.com/opinion/el-ano-por-delante




lunes, 3 de enero de 2022

Un concierto con muy buena música y con todo el espíritu del nuevo año :

 

La música siempre ayuda a expresar y canalizar nuestros sentimientos. Y en estos momentos tan difíciles es más necesaria que nunca.

Confieso que vivir se está haciendo cada año que pasa más valioso.

Después de dos años con la muerte en los talones, con el miedo a respirar cerca de otros, encerrados en burbujas aún más pequeñas y flotando cada una en su espacio como pequeñas celdas; después del paso de una peste y de la esperanza de que cambiara el mundo a su paso; después de encontrarnos más desnudos eligiendo más bares en vez de más sanitarios; después de redescubrirnos tan primarios, bobos y brutalmente egoístas como cavernarios;  después, se hace difícil seguir creyendo en la especie humana.

En estos días de transición me pregunto qué me pido como ser humano, como hombre, como padre, como hijo, como amigo, como ciudadano, como terráqueo incluso. Es decir, me pregunto qué me pido para mi vida y confieso que vivir se está haciendo cada año que pasa más valioso. Estar, no hace falta ni ser, solo estar, porque he aprendido a hacerlo a mi modo.

Me ha costado muchos años aprenderlo y tenerlo tan claro: estar es fabuloso. Supongo que de eso va el discurso de Pepe Mujica que se ha convertido en himno o en el avemaría de los ateos que aspiramos a hacer del mundo uno mejor, en vez de a irnos a otro mejor inventado.

En días como hoy, lo repito y me lo repito, me hago el rosario entero anhelando redención, inspiración y esperanza.
blogs.publico.es/propositos-y-despropositos

domingo, 2 de enero de 2022

Otro día de relax, paseito y sol.

Ayer llegó el nuevo. Habrá que darle una oportunidad.

Ayer llegó el nuevo. Dadas las circunstancias, en este camino tan largo que tanto acorta la paciencia, no sé si recibimos a 2022 con más carga de miedo y prevención que de esperanza e ilusión, pero aquí está el recién llegado y habrá que darle una oportunidad antes de denostarlo.

 Tenemos por delante más de trescientos días, con sus noches, sus amaneceres y sus ocasos. ¡Que podamos verlos! O, mejor, que podamos vivirlos en el sentido filosófico del término  

Brindo porque tengáis, porque tengamos ese Feliz año nuevo