Google+
Incluso la noche más oscura terminará y el sol saldrá (Victor Hugo)

sábado, 11 de julio de 2009

¿Pero no era esto lo que querían?

Últimamente no han dejado de oirse voces, tanto desde las filas socialistas como peperas, demandando de los jeltzales una posición constructiva, de compromiso con el país, dejando a un lado actitudes revanchistas o 'cabreadas' por su desalojo de la Lehendakaritza. Pues aquí está.

Se ha respondido, por parte de mas de un vocero, interiorizando y reduciendo la propuesta a una jugada inteligente de recolocación en el tablero político, que lo que persigue es debilitar el acuerdo PSE-PP para restablecer un escenario de entendimiento entre nacionalistas y socialistas. Algo, que dicho sea de paso, es ni mas ni menos el escenario más querido y pretendido por una parte muy importante de los ciudadanos, según todas las encuestas.

Por otra parte, si una propuesta como esta resprebraja la unidad de rosas y gaviotas es simplemente, la confirmación de que la misma carecia de la mínima solidez necesaria y que ha caido a la primera de cambio.

No veo facil responder que no a una propuesta tan razonable y a la vez convencernos a los ciudadanos de que ellos son los que buscan el acuerdo y los nacionalistas lo contrario. Dificilmente podrán hacerlo.

Además, y tal como señala el Gurru, parte de lo anterior también es de él, el liderazgo político en una sociedad democrática no está reservado ni por ley ni por doctrina al partido gobernante, aunque es cierto que se presume a su favor que está en mejores condiciones que los demás para ejercerlo.

Tampoco es cierto que la función de la oposición deba quedar reducida a la labor de control y crítica, renunciando a su capacidad de iniciativa y anticipación. Los gobiernos caen o pierden entre otras cosas porque no ejercen debidamente el liderazgo que se les presume, pero sobre todo porque el partido de la oposición ha logrado extender en la sociedad una red de confianza en torno a un nuevo liderazgo.

En definitiva, enhorabuena a los lideres del Partido Nacionalista que en estos momentos difíciles han sabido escuchar la demanda ciudadana mayoritaria de este país y trabajan por conseguir un gran acuerdo entre las fuerzas gobernantes en las diferentes administraciones, y tanto a nivel de Euskadi como en España.

Los debates presupuestarios comienzan a la vuelta del verano y hay que saber en que posición arranca cada uno.