El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

martes, 19 de abril de 2011

Portugal, Finlandia ... y Aznar


La crisis de Portugal es muy importante para el futuro de España. La crisis de Finlandia es muy importante para el futuro de España. ¿La crisis de Finlandia? Sí, la crisis de Finlandia.

Recogido de :
Luis Solana

y de
Profesor en la Secundaria

Finlandia es como José María Aznar: ha descubierto que apostar por la derecha extrema es rentable, y por allí va.

Tengo muy claro que José María Aznar no es decisivo en la política del PP, pero conviene que nadie se engañe: Aznar sabe muy bien que si hunde a España, el PP gana las elecciones. Y en eso está.

¿Somos todos tontos?



Por otra parte, y tal como señala   , una gran parte de nuestra población votaría a un partido que dijera bien claro que no a la inmigración. Lo que no saben es que ellos a su vez son considerados casi como parásitos que viven del cuento por los auténticos finlandeses que imaginan que nuestra vida laboral tiene lugar bajo los olivos, trasegando sangría y practicando la siesta y el ocio como forma de vida.


Lo cierto es que el caso finlandés pone de relieve muchos aspectos que van a crecer exponencialmente en Europa: el rechazo a las políticas migratorias (veamos el caso de los inmigrantes tunecinos y libios en el limbo italiano y que no quieren ser acogidos por Francia donde crece y crece el Frente Nacional de Marine Le Pen), el rechazo de los países o regiones más prósperas de subvencionar a los más frágiles (pensemos aquí en España, el argumentario político obsesivo del nacionalismo catalán o vasco o zaragozano si llega el caso): los del sur viven del cuento, del PER, del clientelismo, de los subsidios bajo la sombra de los olivos, mientras los del norte trabajan y sudan para mantenerlos en su ociosidad.

En definitiva, el problema es que uno puede creerse “del norte” y que otros lo consideren “del sur”, que crea que se está dejando la piel en su trabajo y que otros lo piensen bajo las palmeras en una playa cálida y lujuriosa.

Y además lo curioso es que el concepto de democracia surgió en una sociedad ociosa y del sur. Yo no sé de dónde soy. Me temo lo peor.