Google+

lunes, 12 de febrero de 2018

El relevo de Rajoy huele mal, se mire como se mire.

publico.es/david-bollero//el-relevo-de-rajoy-huele-mal
Por un lado, es posible que éste no se produzca, como ya sucedió hace dos años, cuando las presiones internas volvieron a aparecer y el gallego supo esquivarlas. 

Por otro, cualquiera de las personas que se perfilan como candidat@s están actualmente en primera línea y, por lo tanto, salpicados de un modo u otro por la corrupción del PP.

Además, ni es bueno ceder el testigo en los momentos bajos, ni es fácil imaginarse a Rajoy tomando decisiones. Parece más fácil que ni se menee, que espere a que "Naranjito" se desespere y cometa una equivocación y, al final, todas  las gaviotas al unísono con MR. Al tiempo.