Google+
No es el momento para hacer de todo esto una guerra política más. Dejen de lado sus miserias partidistas y seamos útiles. Las banderas, ni alimentan ni curan virus.
del Estado de Alarma. Quédate en casa. Paciencia, solidaridad y optimismo.

viernes, 23 de noviembre de 2018

Marchena o la guinda del pastel


www.deia.eus///Iñaki Glez
GRANDES aplausos a la decisión del juez Manuel Marchena de renunciar a presidir el Consejo General de Poder Judicial y, por ende, el Tribunal Supremo. 

La nota con la que explica sus razones es impecable, alude a la independencia de las decisiones jurisdiccionales y se ampara en su trayectoria para desligarse de los vínculos políticos que se le atribuyen. 

Pero Marchena no ha sido diligente -será por el proverbial retraso de la justicia española-. La semana que ha pasado en boca de todos no le ha movido a actuar hasta que el WhattsApp de Cosidó confirmó un pastel en el que el juez era la guinda.