De momento, la última señal ... Italia.
La alarma roja democrática en Europa
no necesita más señales para sonar al máximo nivel.

sábado, 24 de septiembre de 2022

Y mañana en Italia, ¿qué?
El que crea que eso no va con nosotros
se equivoca de plano.

Es evidente que también va con todos nosotros lo que pueda pasar el domingo en Italia. Y las encuestas no pintan bien. Si se confirman lo que publican, la ultraderecha puede hacerse con la victoria.

La neofascista Giorgia Meloni puede convertirse en la primera mujer que alcance la jefatura del Gobierno. No deja de ser paradójico que haya tardado tanto tiempo una mujer en convertirse en primera ministra en Italia y que cuando lo haga sea una mujer heredera de las políticas de Mussolini.

La extrema derecha puede liderar Italia, la incógnita es el efecto que esto puede tener en el resto de Europa, por eso, lo que pase el domingo en Italia también va con nosotros. 

Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia, en la CPAC de 2022. Autor y Fuente: Flickr 


La señora Meloni, la líder de Hermanos de Italia, un partido con fuertes elementos neofascistas y heredero histórico del fascismo italiano, apoyó claramente en mítines a Olona en Andalucía,a la vez que atacó a la inmigración, a las personas LGTB, al aborto, a las políticas de igualdad y al proyecto europeo, al tiempo que defendía la «familia natural», la «cultura de la vida» y «la universalidad del crucifijo».

En fin, si algo quedo claro después de la II guerra mundial es que la derecha democrática tenía que ser antifascista. Ese muro se está rompiendo a pasos agigantados.