El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

jueves, 10 de mayo de 2007

Decálogo del bloger político

Hontza, en su blog, ha publicado un post que suscribo completamente, y lo traigo aquí porque quiero proponer al resto de los blogueros de la blogosfera de Sopelana que sea el decálogo que suscribamos y sirva de base para incluir nuevos blogs.

El decálogo no pretende ser más que una pequeña guía para que los políticos realmente interesados por esto de la blogosfera tengan una cierta orientación, para que los políticos que simplemente se quieran apuntar al carro sepan que les tenemos "calaos" y para que la gente en general sepa distinguir entre un auténtico bloger-político y los farsantes (todo ello desde mi humilde punto de vista). Por cierto, queda claro que políticos somos todos, que todos podemos opinar, escribir y bloguear.
DECALOGO DEL BLOGER-POLITICO
1.- Escribe tus propios post.
2.- Permite el debate en los comentarios y comenta personalmente.
3.- Escucha y lee a otros mucho más de lo que escribas. (que tus orejas sean más grandes que tu boca)
4.- Participa en los debates de otros blogs.
5.- No hagas caso al jefe de prensa y escribe lo que quieras.*
6.- No sólo des tu opinión, pregunta a tu audiencia.
7.- Expresa tus opiniones, no sólo las de tu partido.
8.- No sólo postees de política (es un aburrimiento)
9.- No abandones el blog pasadas las elecciones. Los que naces sabiendo que mueren el día 28 no merecen en mi opinión especial atención.
10.- En resumen, actúa antes como bloguero que como político.

Por cierto, que aprovecho el tirón para recordar otro decálogo que hizo Hontza en su momento y que puede complementar perfectamente a este: Los diez mandamientos de mi blog.