***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

domingo, 2 de marzo de 2008

"Felicidades" a los responsables de comunicación de nuestros políticos

Desde aquí me sumo al lamento que "El agorante aberrante" ha publicado en su blog. Es curioso, parecía todo apuntar a que este año sería distinto. Los líderes apostaban por desterrar a los periodistas y apostar por los profesionales de la comunicación: Campañas arriesgadas, ironía, vídeo digital, viralidad. Todo apuntaba bien. Pero como en los comics de Astérix siempre hay una pequeña isla fuera de este ambiente. Y, por supuesto, me refiero a la tierra que más quiero.

Y yo añado, probablemente sea mas de una isla, pero "el Partido que más quiero" es una de esas islas que sigue apostando por carteles en los tableros colocados al efecto, coches con musiquita provocando una innecesaria contaminación acústica, convocatorias a simpatizantes y afiliados a llenar plazas y recintos para escuchar lo que cómodamente se oye posteriormente en la tele, caramelitos, etc .... Y, como comenta el "El agorante aberrante" con pocas novedades con respecto a campañas de hace años donde la mitad de la actual tecnología no existía.

Desgraciadamente, los responsables de comunicación de nuestros políticos, muchos de ellos y ellas no consideran conveniente, necesario, recomendable, útil, o es que simplemente no saben o conocen, las nuevas tecnologías, esos instrumentos que gran parte de la ciudadanía, fundamentalmente la recién llegada al "derecho a voto", utiliza permanentemente en casa o en el trabajo.

Nadie habla de abandonar determinados cauces y sustituirlos por otros. No. Lo que me parece fundamental es ampliar el número de cauces a utilizar. Usar todos los cauces que nos puedan servir para comunicarnos con los votantes, teniendo claro que eso de que te hablen por un micrófono, y tu misión se limite a aplaudir cuando el orador coge el vaso de agua, debe sustituirse cuanto antes, por el bien de todos, por instrumentos que permitan hablar y escuchar, ser emisor y receptor de mensajes, los dos extremos del canal.

Y apostar por la opción de que primero prueben otros y si vemos que les va bien nosotros entraremos después, es un error, un inmenso error. En una carrera pedestre, si le dejas ventaja al contrincante, luego es muchísimo mas difícil "echarle mano".