El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

lunes, 20 de septiembre de 2010

Urkullu y su razonable poca ilusión

Queremos partir de conceptos como el derecho a la vida, el derecho a las libertades individuales y el reconocimiento y el respeto al pluralismo de la sociedad vasca; y, a partir de ahí, construir un país entre todos donde prime la convivencia política y la normalidad. (Ya vale de 51s contra 49s)


Batasuna tiene un problema de credibilidad que sólo se supera haciendo lo que tiene que hacer. Son ellos los que tienen que hacer el recorrido. No pueden pedirnos a los demás que lo hagamos por ellos. (Este fin de semana han tenido una oportunidad de condenar laviolencia irracional y no les hemos oido decir nada).


Hay que ser cautelosos y prudentes en las expresiones, por más que deseemos que haya un paso por parte de Batasuna y el cese definitivo de la violencia por parte de ETA. Tengo que valorar un cese de acciones armadas ofensivas comunicado no se sabe a quién ni desde cuándo y, sin embargo, hace un mes teníamos constancia de la existencia de amenazas, chantajes, extorsión y coacción. Eso me lleva a hablar con la máxima prudencia posible. Al margen del deseo que tenga, debo analizar los hechos y eso obliga a poner sobre la mesa las experiencias anteriores. No me puedo dejar llevar por la ilusión, por la emoción o por reflexiones infundadas. (Y los que lo hacen desde dentro del PNV y desde fuera de él, "EA"s y "Egiguren"es, cometen una grave irresponsabilidad política)




No he visto nada que augure la irreversibilidad. (Solo una declaración de abandono definitivo por parte de ETA o de condena inequívoca por parte de "Batasuna" puede abrir la puerta a una nueva etapa. Lo demás es humo)


El PNV defiende el espíritu y la letra del Estatuto. (Superada la etapa Ibarretxe, donde se decía que el estatuto ya no servía, parece que el PNV vuelve a la senda del pacto estatutario. Buena noticia)


Rechazamos políticas de frentismo y de trincheras. La sociedad nos demanda soluciones. (Oírlo de voz del máximo dirigente del PNV me satisface. Haber probado de su propia medicina parece que les ha hecho reflexionar. Evitar frentismos es no solo razonable sino inteligente por parte de todos. Pero tiene que trabajar para convencer a los propios compañeros de partido. Y eso lo tiene más jodido.)


El texto y la foto están recogidos de una entrevista realizada para EL CORREO. Los paréntesis son míos.