Google+

martes, 24 de abril de 2012

Por el cambio francés

La izquierda francesa se ha librado en esta ocasión del espantoso dilema que fueron, para ella, las presidenciales del 2002, donde tuvieron que elegir entre "guatemala" y "guatepeor". Una situación que algunos siempre han defendido que sucedió porque los propios socialistas alimentaron a la bestia demasiado, se pasaron y les salió el tiro por la culata.

En esta ocasión, también, una porción de la derecha ha penalizado a Sarkozy y ha premiado al Frente Nacional que ahora lidera Marine, la hija de Jean Marie dejando a los dos grandes lideres de las dos grandes formaciones en una situación francamente delicada.

En cualquier caso, ninguno de los dos lo tiene fácil y, desgraciadamente, la derecha en estos casos siempre se ha unido sin los grandes escrúpulos que históricamente ha manifestado tener la izquierda.  Hay tiempo para la reflexión. A ver si un debate sereno permite convencer a una mayoría de franceses hacia un cambio tranquilo y democrático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario