Que no nos engañen.
Si no hay Estado de Alarma es porque el presidente de la Comunidad Autónoma de turno no se atreve a solicitarlo.

martes, 8 de mayo de 2012

La BBK y las entradas a la Catedral

La manera que ha tenido la BBK de sacar las entradas a la venta para que los que deseen (jóvenes y adolescentes fundamentalmente) acudan a la Catedral a ver la final rojiblanca, me ha parecido kafkiana y merecedora de una pequeña reflexión.

/www.marca.com/ 
Que en la sociedad de la comunicación, de internet y bla, bla, bla, ... algunos sigan apostando por poner a la venta sus productos que saben de antemano que tienen mucho tirón popular, a base de que la gente guarde grandes colas, pierda horas y horas, o las haga perder a sus familiares y/o amigos, me parece ridículo, poco respetuoso con la clientela, y hasta un poco chulesco porque su respuesta siempre es como la de quien ofrece lentejas: "si quieres las comes o sino las dejas". Y no es eso.

Cientos, no. Miles de adolescentes y jóvenes, hicieron "pira" a sus respectivas obligaciones en los centros educativos, institutos o facultades, aitites que se vieron obligados a madrugar y a esperar horas en la acera, tras la llamada del nieto correspondiente para que les saque las entradas para todos sus amigos, padres y madres que se quedaron sin el café del curro para atender las "necesidades" del joven de la casa. Y todo, como si no hubiese ningún otro método más razonable para toda esta historia.

Me da que a algunos se les "ha ido la olla" con esto del club rojiblanco. La vida continua más allá de los resultados futbolísticos y algunos parece que no han reparado en ello.