Enrique Galván:

No podemos dejar ganar a quienes degradan la política

domingo, 12 de mayo de 2024

Eurovisión: 34.000 muertos y una canción.

Un festival en el que "siempre" las votaciones
han tenido más fondo político que musical.

Recuerdo cuando Uribarri lo presentaba y adelantaba a la audiencia
los votos que iba a dar cada país. Era de risa.

Pero lo de este año ha sido especialmente bochornoso y vomitivo.
El que los votos de cada país cueste dinero
y a su vez, se intente hacer creer que es democrático
resulta absolutamente lamentable.

Que en España el voto del público haya ido a Israel
es difícilmente entendible.
En fin, una mierda.